Centros de día en Madrid: una opción recomendable


El cuidado de nuestros mayores se ha convertido en un tema muy recurrente. Se ha generado un debate acerca de las diferentes opciones presentes y la conveniencia de cada una de ellas. En Madrid disponemos de cientos de espacios y/o servicios de atención a los mayores, por eso hoy queremos poner el foco en uno de los sectores que más han crecido en los últimos años: los centros de día.

Hoy te hablamos acerca de todas sus características y las ventajas o desventajas que puede suponer el acudir a un centro de día en la Comunidad de Madrid.

¿Qué es un centro de día?

Mucha gente desconoce el propósito de un centro de día, y la diferencia que tienen con las residencias de mayores. Los centros de día son emplazamientos enfocados al tratamiento de la tercera edad, a través de una serie de instalaciones diseñadas específicamente para este grupo de edad. En los centros de día se trabaja la prevención, el tratamiento y el cuidado de los ancianos. De esta forma, y a diferencia de las residencias de mayores, son solo centros diurnos por lo que al finalizar la jornada los mayores pueden volver a sus hogares y no desvincularse de los mismos.

Es por lo tanto una excelente opción para aquellas personas que no se encuentren en una situación de dependencia total, pero quieran al mismo tiempo mejorar su calidad de vida de manera continuada.

No todos los centros de día son iguales, existen de carácter público, privado y concertado. En palabras de Sonia Rodeiro, directora del Centro de Día en Madrid de Salus Mayores “los centros de día se están convirtiendo en una de las principales herramientas para el trabajo de la autonomía y el cuidado de las personas mayores. En los dos últimos años el crecimiento ha sido exponencial, hasta el punto de que se han duplicado las solicitudes para ingresar en nuestros centros.”

¿Qué se hace en un centro de día?

Como hemos mencionado anteriormente, el principal objetivo de un centro de día es mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Para lograrlo, se valen de diversas instalaciones, profesionales y métodos. Cada centro tiene sus propias particularidades pero comparten una serie de líneas generales.

Por una parte, existen los distintos tratamientos que se aplican para la prevención, mantenimiento y mejora de la calidad de vida: talleres de fisioterapia, ejercicio físico, atención psicológica, control médico y dietético… También existen centros especializados en la rehabilitación de diferentes enfermedades tales como el Parkinson, Alzheimer o ictus. Incluso cada vez son más los centros que ofrecen terapias novedosas como es el caso de la musicoterapia.

Por otro lado, disponen de una amplísima oferta de ocio con el objetivo de dinamizar, a la par que potenciar el aspecto psicológico y social: aquí encontramos actividades tales como manualidades, cursos, charlas…

Respecto a la alimentación, todos estos centros ofrecen menús diarios, adaptados a todo tipo de intolerancias y dietas específicas como menús para diabéticos, sin sal, masticados, celiacos, etc.…

Por último, son muchos también los centros que apuestan por servicios adicionales como podología o peluquería.

En definitiva, ¿por qué es recomendable acudir a un centro de día?

Sin duda, un centro de día en Madrid es una opción muy recomendable, puesto que aporta numerosas ventajas:

· Entorno único para mejorar la autonomía de los mayores

· Es una eficaz herramienta en la lucha contra la soledad y la degeneración.

· Atención personalizada desde múltiples vertientes: sanitaria, psicológica, social…

· Aumento de las relaciones sociales

· Favorece la autoestima de los mayores

En conclusión, podemos determinar que los centros de día en la Comunidad de Madrid son espacios lo suficientemente preparados y con argumentos para poder prestar un servicio de calidad a los mayores.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *