LOS SMARTWATCH HAN LLEGADO PARA QUEDARSE


De esta forma se presenta así una gran oportunidad para realizar nuevas tecnologías y/o dispositivos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas, nuevas experiencias de usuario.

Quizás aún la sociedad no entienda completamente la importancia que pueda tener la llegada de este tipo de tecnología a nuestra vida diaria, en la práctica del deporte, en la realización de compras y alguna que otra más práctica social. Definitivamente, ha llegado a nuestras vidas una nueva forma de interactuar con nuevos dispositivos y un ejemplo de ello es uno de los wearables más importantes, el smartwatch.

EL SMARTWATCH

Ahora, después de más de 40 años en búsqueda de conseguir el mejor smartwatch posible con mejoras tecnológicas, los relojes inteligentes parecen ir en la misma dirección que los teléfonos móviles: múltiples funcionalidades. No son solo un cronógrafo, sino que también pueden ser un dispositivo electrónico de uso general con una serie de sensores. Los recientes avances en miniaturización y la disminución de costos en baterías, procesadores, sensores y tecnologías de comunicación permiten que los relojes inteligentes pasen del mercado especializado al mercado convencional.

Y es que la función de un reloj simplemente es la de dar la hora, y ahí, sí que puede sustituir un smartwatch a un reloj convencional. El valor de un reloj en estos momentos es llevarlo en la muñeca y, por encima de cualquier otra cosa, está la estética.

Por tanto, un smartwatch debe ser un complemento de un teléfono móvil y un sustituto del reloj convencional. Para ello debe de tener un diseño atractivo y elegante para poder competir con los tradicionales, además de poseer las principales funciones de un smartphone.

CASOS DE USO Y ESPECIFICACIONES NECESARIAS

Como ya se ha comentado, los smartwatch deben ser un complemento para los teléfonos móviles y un sustituto del reloj convencional. De esta forma los casos de uso más habituales y que deberían de incorporar serían:

  • Diseño atractivo y elegante: en la mayoría de los casos el reloj se usa como un elemento estético y no como herramienta para visualizar la hora, ya que para la visualización de la hora tenemos el teléfono móvil.
  • Complemento del teléfono móvil: ver correo, recibir notificaciones de redes sociales, recibir llamadas sin ni si quiera tener nuestro teléfono cerca, etc. En resumen, agilizar y facilitar las acciones que ya realizamos con el teléfono móvil y que se puedan hacer desde nuestro smartwatch en la muñeca.
  • Pago a través del móvil: tecnología NFC, esto significa, poder realizar pagos a través de tu smartwatch. La mayor comodidad y con una gran funcionalidad.
  • Sensores fisiológicos y biomédicos: una gran cantidad de funciones como la medida de la frecuencia cardiaca, distancia recorrida, pasos o las calorías que has quemado pueden ser parámetros cuantificables desde nuestra muñeca. Un gran uso desde el punto de vista médico, pudiendo controlar pacientes desde casa. Aunque precisamente para esto la solución pasa por elegir la mejor pulsera de actividad, algo más sencillo y accesible para todos los públicos.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *