Madrid deriva enfermos a la privada mientras rehúsa contratar sanitarios para su nuevo hospital


Las cuentas no salen y será aún más difícil que cuadren en unas semanas cuando entre en funcionamiento el nuevo hospital de pandemias de Madrid para el que el Gobierno regional no piensa realizar contratación alguna de personal médico y sanitario. Se trata de una medida muy polémica denunciada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) quien considera que “en el mejor de los casos bajará la presión asistencial Covid en algunos hospitales, pero no permitirá la atención normal”. Más aún tras desvelarse que el hospital Gregorio Marañón acaba de firmar un contrato para derivar
pacientes a la privada por la carencia de personal
sanitario”.





Según ha adelantado la cadena Ser, el centro hospitalario ha suscrito un contrato de dos meses con la clínica particular Beata María Ana por 867.480 euros. Lo hizo hace escasas semanas cuando, con el hospital en obras para reformar su biblioteca en una unidad de cuidados intensivos, el director gerente, Joseba Barroeta, tramitó la contratación de emergencia ante “una situación de alto riesgo por saturación”. Un movimiento que ha permitido “equilibrar la demanda asistencial derivada de la segunda ola de la pandemia”, pero que incrementa las dudas sobre la funcionalidad del próximo hospital de pandemias, Isabel Zendal, para el que no hay prevista contratación alguna de personal.

Del contrato se extrae que las partes acuerdan “un coste de 626 euros por enfermo y día en el caso de los agudos. Esa cantidad se incrementa hasta los 1.272 euros por paciente y día en el caso de los enfermos críticos”.


El Hospital Zendal, que entrará en funcionamiento a finales de mes, nace envuelto en la polémica. La propia AFEM asegura que “no se conoce ningún informe epidemiológico que avale la construcción de un hospital de pandemias, por lo que parece que la decisión es puramente política”, y critica que para levantar esta instalación se haya destinado “más del doble de lo presupuestado sin dotación de instrumental, laboratorios, aparatos de diagnóstico por imagen, etc”.





”Si los recursos son finitos, no tiene sentido dedicarlos a un hospital nuevo dejando de lado las labores de control epidemiológico. No tiene sentido haber olvidado la implementación de una red de rastreadores suficientes en número y formación y haber abandonado a la atención primaria a su suerte”, se queja. “Valdebebas en pleno rendimiento no asumirá más de 1000 pacientes. Esto significa que la ayuda será bastante insignificante para reanudar la actividad normal y provocará una reducción de las plantillas, a día de hoy mermadas por los recortes sufridos”, asegura.

El propio portavoz regional, y vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), adelantó la pasada semana que el hospital de pandemias “no va a contar con una plantilla fija estructural como el resto de hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, sino que en función de las circunstancias, en función de la pandemia, de la emergencia, se dotará de los recursos humanos necesarios para abordarla de la manera más eficiente posible”, ha dicho.

Al respecto, ha señalado que cuando abra el hospital se va a poner en marcha “un plan de incentivos para facilitar o ayudar de alguna forma a que haya personal sanitario que decida trabajar de forma eventual” en este centro, con lo que se “reajustará la plantilla sanitaria de toda la Comunidad”. “Además, se va a incorporar a todo el personal sanitario que haga falta para que una vez abra el hospital esté correctamente dotado”, ha añadido.





Aguado ha asegurado que al hospital “no le va a faltar de nada de lo que necesite para desempeñar su misión”, que es intentar ofrecer “apoyo y ayuda” como un “servicio adicional” que llega ahora “en un momento oportuno” como es la crisis sanitaria del coronavirus. En todo caso ha recalcado que “haya o no haya pandemia”, del hospital se quedará el laboratorio central y el almacén centralizado de material, por lo que ha considerado este centro como “una buena apuesta” del Gobierno madrileño ya que es “necesario”.


La Comunidad va a poner en marcha “un plan de incentivos para facilitar o ayudar de alguna forma a que haya personal sanitario que decida trabajar de forma eventual” en este centro














Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *