Más luces de Navidad en las grandes ciudades para combatir la Covid

El reciente cambio de hora y las restricciones a la movilidad auguran un duro y lúgubre invierno en Madrid marcado por una pandemia que ya ha diezmado el tradicional mercadillo de la plaza Mayor, ha provocado la anulación del desfile de los Reyes Magos en los distritos y amenaza con hacer lo mismo con la cabalgata principal del día 5 con final en el Palacio de Cibeles.

Ante el riesgo de evaporación del espíritu navideño, el Ayuntamiento se ha propuesto que la ciudad brille más que nunca a modo de “contribución al impulso turístico y comercial de la ciudad”. Y para ello llevará el alumbrado navideño a un total de 210 calles y plazas de la ciudad –30 emplazamientos más que el año pasado– con especial denuedo en el tramo de la calle Alcalá entre Sevilla y Sol, el eje Prado-Recoletos y los desarrollos de Sanchinarro y Las Tablas. “Este año más que nunca, los madrileños merecen que la capital brille en unas Navidades que serán muy diferentes a las que hemos conocido hasta ahora”, justifican desde el Consistorio.





El proyecto de iluminación navideña contará con propuestas de arquitectos, diseñadores y especialistas en este tipo de instalaciones –como Ben Busche, Teresa Sapey o Sergio Sebastián– a las que se sumarán creaciones de diseñadores de moda –como Devota Lomba, Juan Duyos y Andrés Sardá– gracias al convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME).

El alumbrado, íntegramente compuesto por bombillas led, comenzó a instalarse a principios de septiembre y cuenta con un presupuesto de 3,17 millones de euros por los 3,08 millones del 2019. Así, en el nuevo listado de zonas iluminadas figuran el eje Duque de Medinaceli-Jesús; el mercado de Usera; las plazas Elíptica, de las Salesas; el Centro Cultural Fernán Gómez; o las inmediaciones del hospital 12 de Octubre, entre otros.

En la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía, además, se mantendrá la gran bola luminosa de vídeo mapping, para la que se desarrollará un nuevo espectáculo visual que se reproducirá de manera continuada en vez de con pases a unas horas determinadas.

Si el año pasado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, sorprendió con el uso de la bandera de España para rodear el belén del Palacio de Cibeles, este año ha apostado por colgar del puente Juan Bravo una suerte de bandera rojigualda compuesta por miles de bombillas led que iluminarán los seis carriles del paseo de la Castellana.






València mantiene el presupuesto






València, el pasado año
València, el pasado año
(Ayuntamiento de Valencia)



El Ayuntamiento de València mantendrá el mismo presupuesto del 2019 para la iluminación navideña, un total de 121.000 euros. Contará con 12 árboles. El más alto, de 20 metros, se instalará en la plaza del Consistorio, y el resto, de 11 metros, se repartirán por los diferentes barrios. Buscan crear un “efecto balsámico” para “normalizar” la Navidad en plena pandemia y “ayudar a la dinamización social y económica de los barrios y pueblos de València”.


Más calles iluminadas en Sevilla






Alameda de Hércules, a punto
Alameda de Hércules, a punto
(María José López / EP)



La presencia de la Covid-19 en Sevilla no afectará al alumbrado navideño. Por el contrario, el Ayuntamiento amplía la presencia de luces a 284 calles y espacios públicos de once distritos, cuatro más que el año pasado. El presupuesto es similar al del 2019 y ronda el millón de euros. El Casco Antiguo concentrará la mayor parte de esta iluminación, con 90 calles decoradas. Ahora, el Consistorio trabaja en cómo evitar las aglomeraciones de gente durante estas fechas.






Encendido telemático de las luces de Vigo






Espectaculares motivos del año pasado en la ciudad gallega
Espectaculares motivos del año pasado en la ciudad gallega
(Concello de Vigo)



Vigo encenderá sus luces de Navidad, que se han convertido en seña de identidad de la ciudad por su espectacularidad, mediante un acto telemático que podrá seguirse por internet o televisión. Solo un pequeño grupo de personas, como máximo un centenar, podrá hacerlo presencialmente. Nada que ver con el año pasado, cuando el evento concentró a 150.000 espectadores. El Concello aún no ha desvelado qué día se celebrará, en principio previsto para finales de mes. Entre los elementos más destacados en la calle está la gran caja gigante de regalos en la Gran Via. Los aforos se controlarán con cámaras.






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *