‘The Economist’ habla bien de una comunidad autónoma española y en Twitter se lía

El prestigioso semanario económico británico The Economist ha dedicado un reportaje analizar Galicia, “una región idiosincrásica que sigue estando cómoda en España”, “tierra de nieblas, bosques y largas rías” y cuyas gentes son “famosas por ser cautas”.

El artículo subraya que, desde la llegada de la democracia, Galicia ha pasado de ser “una de las regiones más pobres de España” a disfrutar de unos ingresos poco inferiores a la media nacional.

“Su segunda peculiaridad es que, como Cataluña o el País Vasco, es una nación cultural pero, a diferencia de ellos,  se siente cómoda en España”, dice The Economist, que subraya que el separatismo es allí “una minoría bastante pequeña”.

El semanario explica que en Galicia está la industria pesquera más grande de Europa y destaca su construcción naval y las industrias de la leche y la madera. Pero, más allá de eso, dice que Galicia tiene “dos pilares industriales”: uno es Inditex y el otro Citroën. “El gobierno regional ha invertido fondos europeos en autopistas: aún se tardan seis horas hasta Madrid, pero antes era el doble”, se asegura.

The Economist califica a Galicia como ”éxito” y dice que el presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, destaca “la estabilidad política” que reina allí. En este sentido, el artículo subraya que el PP se ha vuelto a nivel nacional “cada vez más centralista” pero en Galicia “ha adoptado una fuerte identidad regional que Feijóo llama galleguismo”.

“Hemos defendido Galicia como un lugar que tiene su propia lengua, cultura, patrimonio y características especiales”, dice el dirigente del PP, que añade que esto ha “frenado al nacionalismo”.

Con todo, The Economist reconoce que no se ha podido frenar el éxodo del talento, “ya que los jóvenes profesionales buscan oportunidades en el extranjero” y Galicia tiene más inmigrantes que emigrantes en este siglo, por lo que la sociedad envejece. 

“El dinamismo de la costa contrasta con un interior despoblado, propenso a los incendios forestales”, se dice en el artículo, que subraya que “la pandemia de covid-19, aunque leve en la región, puede dejar al descubierto fallas en la fórmula gallega”.

Además, en el reportaje se subraya que “Galicia sufre tanto los vicios como las virtudes de la descentralización española” y, por ejemplo, aunque tiene tres aeropuertos, los gallegos se van a Oporto para muchos vuelos internacionales. 

Por otro lado, destaca que un partido nacionalista “quedó en segundo lugar en las elecciones”, “pero la mayoría de los gallegos parecen bastante felices con lo que Feijóo llama ‘bilingüismo cordial’ en lugar de la guerra lingüística de Cataluña”. Y afirma que “el voto nacionalista parece tener un techo de alrededor del 25%. 

El artículo ha generado controversia en Twitter, provocando reacciones como estas:




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *