El Rastro prepara su reapertura tras ocho meses cerrado


El pacto aún no tiene las dos firmas a pie de página, pero es un rayo de esperanza tras
8 meses

de

parálisis
. De hecho, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ya se atrevió anoche a celebrar que los comerciantes del Rastro y el Consistorio hayan llegado a un principio de acuerdo para la reapertura del tradicional mercado tras su inactividad por la pandemia de coronavirus y ha añadido que se pondrán “todos los medios para que sea este domingo”.

“Pondremos todos los esfuerzos necesarios para que se pueda reabrir el Rastro; hay cuestiones logísticas a establecer, cuestiones prácticas de los comerciantes… pero pondremos todos los medios para que sea este domingo, y si no, que sea lo antes posible”, ha manifestado desde Aviación Española, donde ha acudido con motivo de las obras del parking disuasorio.





La propuesta del Ayuntamiento que ha permitido desbloquear la situación fija la apertura del Rastro con vallado perimetral de forma que se sectorice la circulación de peatones de los puestos y el aforo del Rastro (2.700 personas) en zonas autónomas de funcionamiento.

Se proponen, además, 500 puestos -el 50 % de los autorizados- de dimensiones de dos por un metro, separados entre sí por 1,5 metros, y divididos de la siguiente forma: 81 en plaza de Cascorro; 190 en calle Ribera de Curtidores; 82 en plaza del General Vara del Rey; 120 en plaza Campillo del Mundo Nuevo; 16 en calle Carlos Arniches (entre las calles Mira el Río Alta y Carnero), y 11 puestos en Mira el Río Baja, entre las calles Mira el Río Alta y Carnero. Esta última propuesta recoge también que la colocación de los puestos tendrá en cuenta el carácter rotatorio de domingos y festivos, tal y como habían solicitado los comerciantes porque el público es diferente en función de si es domingo o festivo.


Abrirá el 50% de los puestos y lo hará de manera rotatoria





Según ha informado los comerciantes, a través de un comunicado, un 57% de los vendedores que han votado esta última propuesta del Ayuntamiento la ha aceptado con la excepción del apartado 4.b, sobre “características de los puestos”, que asegura que la instalación y colocación de la cinta de balizamiento corresponde a cada vendedor. Los vendedores alegan que “la delimitación del dominio público correspondería a las autoridades competentes”.

Para Almeida, este rechazo a la obligación de los balizamientos por parte de los propios comerciantes es “cosa menor” y ha aventurado que “habrá entendimiento”. También les ha asegurado que deben entender que “esa superficie tiene que quedar debidamente perimetrada” y es “una responsabilidad que incumbe a comerciantes y Ayuntamiento”.






Por su parte, los vendedores han asegurado que “de ninguna de las maneras” asumirán o van a responsabilizarse de delimitar o perimetrar el espacio del rastro, por ser un acto prohibido y que debe ser realizado por las autoridades competentes en la materia.

“Aceptamos la propuesta quinta de la concejalía remitida el 5 de noviembre, pero para ello es imprescindible que elimine este punto por considerarlo inaceptable debido a que es competencia municipal y de ningún modo de los titulares de los puestos”, han añadido los vendedores.

Sobre el control de aforo, Almeida ha señalado que el Consistorio se encargará “de lo necesario para que no haya riesgo adicional”, pero es algo que “no es algo que hará la Policía Municipal”.

El también portavoz nacional del PP ha puesto en valor que “cuando reabra, Madrid recuperará uno de sus lugares más emblemáticos”, por lo que “es una buena noticia para todos los madrileños que los comerciantes hayan aceptado la propuesta del Ayuntamiento”.






Los comerciantes aprueban la última propuesta pero no asumirán el balizamiento de los puestos













Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *