Fernando Simón aclara si realmente la mascarilla quirúrgica vale para algo

Después de casi 10 meses de pandemia parece que todo el mundo tenía meridianamente claro el uso que había que darle a las mascarillas. Hace unos días, José María Lagarón, investigador del Instituto de Agroquímica y Técnica Alimentaria del CSIC, lanzó una inesperada alerta: “Las mascarillas quirúrgicas no valen para interiores”.

El experto, encargado de desarrollar la mascarilla FFP2 de nanofibras del CSIC, aseguró en Nius que “el problema de los interiores es que, si no están bien ventilados, los aerosoles sobre los que viaja el virus no son parados de manera eficiente por una quirúrgica” ya que “están diseñadas para parar bacterias”. 

Lagarón comentó también que “hay la noción equivocada de que una mascarilla quirúrgica protege de que tú contagies a otros, pero eso no es verdad” y apuntó que “protege de que las bacterias que yo emito puedan pasar a través de la mascarilla”.

De la protección de las mascarillas en interiores ha hablado este jueves Fernando Simón a raíz de otra pregunta sobre si medir el CO2 en espacios cerrados podría ser una medida eficaz para evitar el contagio y así poder reabrir los locales comerciales. 

Sobre el riesgo de transmisión por aerosoles en interiores, Simón ha asegurado que hay ser “precavidos” a la hora de valorar la información: “La transmisión por aerosoles existe y produce casos. Esto lo sabemos desde el principio de la epidemia”. 

El experto ha ejemplificado varias situaciones en las que se puede dar este tipo de contagio, como en una sala de espera de centros de salud con personas infectadas, y ha asegurado que el contagio por aerosoles se previene usando los medios de protección recomendados.

“Es verdad que las mascarillas cada una tiene su mecanismo de protección, pero la protección que confieren las mascarillas son sinérgicos. Es decir, si una persona infectada utiliza mascarilla quirúrgica y una no infectada usa también mascarilla quirúrgica, que no es la ideal para autoprotegerse, pero si dos usan mascarilla quirúrgica hay una sinergia entre ambos y la probabilidad de infección baja incluso más que si una persona utiliza únicamente. El que se quiere proteger utiliza las mascarillas FFP2 que hemos mencionado en algunas ocasiones”, ha afirmado Fernando Simón. 

El experto ha sentenciado que “lo que nos queda por valorar correctamente es qué peso real tiene la transmisión por aerosoles, por gota pequeña que se mantiene un poco más de tiempo en el ambiente, qué peso real tiene en la transmisión del coronavirus”. 

Por responder a la pregunta sobre la medición de CO2 en interiores, Simón ha asegurado que no tiene argumentos para corroborarlo y que está a la espera de informe sobre ello. 


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *