Juan Carlos I recibió 6,5 millones en Suiza en cinco transferencias anónimas

La Fundación Zagatka, una sociedad investigada por la justicia, usada presuntamente por el rey emérito, Juan Carlos I, para ocultar el cobro de comisiones ilegales de diversos proyectos e inversiones, recibió 6,5 millones de euros en cinco transferencias anónimas a una de las cuentas que tiene en Suiza, un paraíso fiscal. El banco al que pertenecía la cuenta no identificó a los pagadores, según ha publicado este lunes El Confidencial.

Este medio detalla, en concreto, que la citada fundación recibió primero una transferencia de 5,5 millones de euros, “de origen desconocido”, y más tarde, cuatro ingresos más, de 250.000 euros cada uno. El origen, de nuevo, no está claro. Zagatka ingresó el dinero en una de las ocho cuentas que en su momento tuvo en el banco Credit Suisse “y fue empleado en los años siguientes para pagar vuelos privados y otros gastos del rey emérito”, afirma el diario, mostrando documentos que lo constatan.

La información añade que el dinero, en el primero de los pagos, aparece con el concepto de “bonificación”, como resultado de la “orden de un cliente”, y que esos euros vinieron muy bien a la fundación, porque estaba pasando por un momento de crisis, cerca de los “números rojos”. Apenas quedaban 692,3 euros en la cuenta, la 798208-92, cuando llegaron las dos partidas de 250.000 euros. Una salvación que llegaba, además, “en pleno estallido de la crisis económica”, recuerda. 

Al parecer, el banco no pidió explicaciones ni investigó quién podía estar tras esos ingresos, pese a ser elevados. No obstante, hace cinco años, la firma decidió “invitar” al rey español a abandonar sus cuentas. La fundación de nombre ruso, que comanda un primo de Juan Carlos I, Álvaro de Orleans-Borbón, dejó entonces de trabajar con ellos y concentró todas sus finanzas en el banco privado Lombard Odier.

Hay otros ingresos altos de origen desconocido, sostiene el diario, como un cheque de 4,6 millones de dólares el 9 de junio de 2009, “aunque en esa ocasión Credit Suisse anotó al menos el supuesto motivo de la transferencia”: la constructora OHL pagó por un trabajo de asesoría en el desarrollo urbanístico de Mayakobá, un resort de lujo en Riviera Maya, México. 

Zagatka, una sociedad que actualmente investiga el fiscal suizo, Yves Bertossa, se creó en 2003 con 9.000 euros y ha llegado a administrar alrededor de 14 millones, indica El País. El rey emérito y su hijos, Felipe VI, Cristina y Elena de Borbón, han dejado de ser beneficiarios de los fondos de la Fundación recientemente, según se supo el pasado 8 de noviembre. 

La justicia investiga el uso que Juan Carlos I hizo de ese dinero, pues desde las cuentas de la fundación se pagaron, supuestamente, vuelos privados, estancias en hoteles y regalos diversos. 

Hormonas femeninas “para quitarle la fuerza”

La que fuera “amiga íntima” del rey Juan Carlos, Corinna Larsen, hizo varias confesiones al excomisario de policía José Manuel Villarejo, que se van filtrando en los medios. Hoy, Eldiario.es sostiene que la alemana le explicó que tiene constancia de que al rey emérito lo han estado medicando con hormonas femeninas “para quitarle la fuerza”. “Le han quitado todo, ni podía estar con una mujer ni nada […] Y claro, se ha puesto en una depresión horrible, y después, pues mejor, mejor manipular la persona”, señala al comisario, añadiendo que un médico francés lo ha constatado.

Sostiene, además, que al padre del actual rey le han estado proporcionando una cantidad excesiva de somníferos desde que fue operado del tumor en 2011, cuando aún ejercía la Jefatura del Estado que no dejó hasta su abdicación en 2014, pero no atribuye a nadie en concreto esas prácticas.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *