Juan Carlos I gastó ocho millones en vuelos de placer al Caribe, el Golfo y Canadá

Más novedades sobre las cuentas de Juan Carlos I en Suiza. Según publica hoy El Confidencial, el rey emérito empleó ocho millones de euros de origen opaco para pagar más de una decena de vuelos privados. Sus destinos: América del Norte, Caribe y Oriente Medio. Estos desplazamientos tuvieron lugar entre los años 2009 y 2018, por lo que parte de ellos aún se hicieron siendo monarca en ejercicio, toda vez que abdicó en su hijo, Felipe VI, en junio de 2014. Tras su marcha, se intensificaron esos viajes.

La información detalla que, por ejemplo, se han constatado dos visitas a Santo Domingo, un tour por los distintos emiratos del Golfo Pérsico y un vuelo chárter desde Santiago de Compostela a Vancouver (Canadá), “con la tripulación del Bribón para participar en un campeonato del mundo”, dice en referencia al barco con el que el Borbón competía habitualmente en diversas regatas.

El Confidencial aporta los documentos que dan cuenta de esos traslados y explica que el dinero para pagarlos provino de la Fundación Zagatka, una sociedad instrumental con domicilio en Liechtenstein que dirigía el primo de don Juan Carlos, Álvaro de Orleans-Borbón. Zagatka, una sociedad que actualmente investiga el fiscal suizo, Yves Bertossa, se creó en 2003 con 9.000 euros y ha llegado a administrar alrededor de 14 millones, indica El País. El rey emérito y su hijos, Felipe VI, Cristina y Elena de Borbón, han dejado de ser beneficiarios de los fondos de la Fundación recientemente, según se supo el pasado 8 de noviembre. 

La justicia investiga el uso que Juan Carlos I hizo de ese dinero, pues desde las cuentas de la fundación se pagaron, supuestamente, vuelos privados, estancias en hoteles y regalos diversos. 

Para volar, dice la noticia conocida hoy, el padre del rey empleó firmas como la británica Netjets UK Ltd, la suiza Tag Aviation o la maltesa Vistajet Aviation Services. El dinero de los viajes partió de cuentas del banco suizo Credit Suisse, con montantes de 189.026, 997.532 o 576.310 euros cada vez. Se detecta un hueco de casi tres años, en los que no constan viajes, pero se retoman con fuerza tras su abdicación, cuando los vuelos se “disparan”, habitualmente a cargo de Air Partner, de Reino Unido.

La transacción se hacía vía Dante Canonica, gestor de dicha fundación, investigado hace 11 años por su relación con el caso Gürtel, quien enviaba las facturas a Credit Suisse y con un banco secundario, Lombard Odier, para que fueran cargadas en las cuentas de la sociedad. En ningún momento aparecía en papel alguno el nombre de Juan Carlos I. 

Estos son algunos de los vuelos constatados por la información:

– 23 de noviembre de 2016: de la base de Torrejón a Abu Dhabi. Una semana. Costó 171.504 euros.

– 27 de febrero de 2017: de la base de Torrejón a República Dominicana. Una semana. Costó 189.000 euros. Al parecer, fue a un resort de lujo propiedad de los hermanos Fanjul.

– 7 de junio de 2017: de Bermudas a Madrid. Estancia desconocida. Costó 105.000 euros. Coincidió con una regata. 

– 11 de septiembre de 2017: de Santiago de Compostela a Vancouver (Canadá). 10 días. Costó 440.000 euros. Coincide con un campeonato del mundo de la clase 6M de vela. 

– 22 de noviembre de 2017: de Madrid al Golfo Pérsico. Siete días. Costó 214.316 euros. 

– 27 de diciembre de 2017: de Madrid a Nassau. Una semana. Costó 258.000 euros. Para pasar la Nochevieja en Bahamas. 

– 24 de enero de 2018: de Madrid a República Dominicana. Cinco días. Costó 200.000 euros. 

– 16 de mayo de 2018: de Madrid a Connecticut. Cuatro días. Costó 358.000 euros.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *