El Atlético, líder tras ganar a un Barça tocado (1-0)

El ‘pupas’ ha cambiado de equipo en el Wanda Metropolitano. El Atlético de Madrid, eterno equipo sufridor y doliente, se marcha este sábado líder tras imponerse a un Barcelona herido, tanto moral como físicamente. 

Un solitario gol de Carrasco tras una salida absurda de Ter Stegen cuando moría ya el primer tiempo fue suficiente para tumbar a un Barça fatigado al que se le amontonan las lesiones. 

La más preocupante, la de Piqué en la rodilla derecha, que parece grave y podría apartarle del equipo muchos meses. También cayó lesionado Sergi Roberto, en lo que parece una afección muscular. 

El Atlético se pone líder con 20 puntos empatado con la Real Sociedad y con un partido menos que los vascos, que tienen que jugar este domingo. 

El Barcelona se sitúa décimo, con once puntos y habiendo sumado sólo tres victorias en ocho partidos disputados. 

Aunque el inicio del partido fue vibrante, apenas fue un espejismo de 15 minutos. Después se impuso el cansancio en ambos conjuntos, castigados por las lesiones, el coronavirus y el intenso calendario, del que se ha quejado en las últimas horas Zidane, entrenador del Real Madrid. 

Dembélé fue de lo mejorcito del Barça, sobre todo en el arranque, y Griezmann, que volvía al Metropolitano, estuvo a punto de inaugurar el electrónico en la primera jugada culé. Su remate, sin embargo, se fue alto. 

En el otro área, Saúl hizo trabajar a Ter Stegen. El Atleti esperaba atrás mientras el Barça se iba apagando físicamente y sin noticias de Messi, su gran estrella, extenuado. 

También el Atlético daba señales de cansancio pese a las llegadas de Carrasco y Llorente, que mandó un balón al travesaño. 

Cuando parecía que el partido llegaba empatado sin goles al descanso, un balón de Correa a Carrasco lanzó un contragolpe colchonero y, para sorpresa del personal, a la altura de la línea del centro del campo estaba Ter Stegen, el portero blaugrana, convertido en líbero. 

El belga del Atlético se fue del portero con un túnel y desde donde estaba chutó para hacer el 1-0. 

Lo que le faltaba al Barça estaba aún por llegar. Tras el descanso sucedió la lesión de Piqué, que pinta mal para la rodilla derecha del central blaugrana. Koeman, tras el partido, ya lamentó la ausencia de personal en su zaga. Mal asunto para lo que le queda. 

Porque poco después fue Sergi Roberto quien se resintió tras sentir un pinchazo muscular. El entrenador holandés no daba crédito: su equipo pasó de enfrentarse al ‘Pupas’ a serlo en apenas 90 minutos. 


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *