Ayuso critica en Barcelona el mensaje “pernicioso e injusto” de que Madrid es un “paraíso fiscal”

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que se encuentra hoy en Barcelona para reunirse con representantes del sector de la hostelería y asociaciones contrarias a la inmersión lingüística en catalán, ha criticado el


La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que se encuentra hoy en Barcelona para reunirse con representantes del sector de la hostelería y asociaciones contrarias a la inmersión lingüística en catalán, ha criticado el mensaje “pernicioso e injusto” de que Madrid es “un paraíso fiscal” y ha invitado al resto de las autonomías a que bajen los impuestos.

El mismo día que se ha conocido que un total de 433 empresas catalanas han trasladado su sede a Madrid durante este año, la presidenta de la Comunidad ha insistido ante lo medios de comunicación, a la entrada de una las reuniones previstas en la capital catalana, en que la idea de buscar la armonización fiscal lanzada por el Gobierno de España pretende enfrentar a las demás comunidades autónomas con Madrid, como si fuera “un paraíso fiscal que se queda con la energía y los esfuerzos de todos los españoles”.






La presidenta madrileña rechaza que Madrid se quede con “la energía y los esfuerzos de todos los españoles”





“Eso no es cierto. Es una comunidad solidaria, de acogida, de ciudadanos libres que pagan muchos impuestos y lo que hay que hacer en el resto del país es seguir bajándolos. Cuando hay menos trabas, menos impuestos, los jóvenes, las clases medias, los empresarios, pueden contratar y recaudar más”, ha manifestado la líder madrileña del PP.

Y en esta misma línea se ha expresado el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, que ha emitido un tuit para proclamar que las empresas que se han trasladado desde Catalunya a Madrid en lo que va de año “se han independizado de la asfixia fiscal impuesta por el separatismo”. “Es incompresible que sigan atacándonos en lugar de imitarnos. Nuestro modelo fiscal funciona”, ha defendido Aguado.


Ignacio Aguado defiende el modelo madrileño y pide a los demás que lo “imiten” en lugar de “atacarlo”





De hecho, ha sido el mismo Aguado quien ha desvelado esa cifra de 433 empresas, saliendo así al paso de la polémica entre Ayuso y el vicepresident y conseller de Economia de la Generalitat, Pere Aragonès, quien ha recibido esta mañana a la presidenta madrileña con un mensaje en las redes en el que asegura que los españoles pagan “las rebajas fiscales” del Gobierno de Madrid a “las grandes fortunas y los imperios económicos de Madrid”.

Previamente, la misma Isabel Díaz Ayuso había defendido, por su parte, que “la gran mentira del día es que los españoles pagan las rebajas fiscales de los madrileños”. En opinión de su presidenta, “Madrid sólo se queda con uno de cada cinco euros recaudados. Los madrileños pagan mucho. Los nacionalistas y comunidades socialistas llevan al infierno fiscal”.






Para Ayuso, “la gran mentira del día es que los españoles pagan las rebajas fiscales de los madrileños”





El vicepresident ha insistido en que “las rebajas fiscales” no alcanzan a “los madrileños en general” y ha equiparado Madrid con Luxemburgo, miembro de la Unión Europea que sin tener la consideración de paraíso fiscal sí que se beneficia, como Irlanda, de unos tributos muy laxos con respecto a sus vecinos y socios europeos.

El pulso entre los dirigentes catalán y madrileña se produce al albur del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y ERC para crear un grupo de trabajo específico a fin de reformar impuestos como el de sucesiones o el de patrimonio, que Madrid tiene bonificado y que afecta sobre todo a las grandes fortunas, para acabar con el “dumping fiscal”.


Madrid bonifica el impuesto de patrimonio, que afecta sobre todo a las grandes fortunas





Al anunciar este preacuerdo, el republicano Gabriel Rufián aseguró que con la armonización fiscal se acabaría con el mencionado “dumping fiscal” de Madrid, a lo que Díaz Ayuso replicó prometiendo que será “la peor pesadilla” de quien quiera “tocarle los bolsillos al contribuyente madrileño para pagarle la fiesta y la corruptela al independentismo”.

En esta discusión también ha tomado cartas el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que se ha mostrado partidario de la armonización fiscal de las autonomías, porque “no puede ser” que todos los españoles “paguen las rebajas fiscales de Madrid”.






Miquel Iceta interviene en el debate: “No puede ser” que todos los españoles “paguen las rebajas fiscales de Madrid”





La presidenta madrileña seguirá hasta mañana en Barcelona, adonde ha viajado para mostrar su apoyo a los hosteleros catalanes y las familias catalanas en la “defensa del idioma español y de la libertad de elección educativa” frente al recién aprobado proyecto de ley de modificación de la ley orgánica de la LOE (Lomloe), conocida como ley Celaá, que ha retirado la referencia al castellano como lengua vehicular de la educación mediante una enmienda propuesta por ERC y acordada por los partidos que conforman el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos.

Con tal fin, Ayuso tiene previsto reunirse con varias entidades contrarias a la inmersión lingüística en la escuela, como S’ha Acabat, Asamblea por una Escuela Bilingüe o Societat Civil Catalana, y también representantes de la escuela concertada. Encuentros con los que, según ha informado el Gobierno madrileño en un comunicado, la presidenta de la Comunidad quiere conocer de primera mano las quejas de estos colectivos.El objetivo de Díaz Ayuso, subraya la Comunidad, es trasladar su “apoyo” a “los españoles catalanes que se encuentran diariamente con trabas para poder estudiar en español”.

El otro colectivo al que la presidenta madrileña atenderá durante este viaje a Barcelona es el de los hosteleros, con quienes compartirá la “fórmula” empleada en Madrid en busca “del equilibrio entre economía y salud”, muy distinta al cierre aplicado durante semanas en Catalunya.






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *