Reencuentro en el Rastro de Madrid

“¡El Rastro madrileño ha vuelto a sus calles y con él la gente que le echaba en falta! Se hizo esperar, pero a pesar de inconvenientes y trabas que impedían su apertura, ¡todo llega…!”, exclama

“¡El Rastro madrileño ha vuelto a sus calles y con él la gente que le echaba en falta! Se hizo esperar, pero a pesar de inconvenientes y trabas que impedían su apertura, ¡todo llega…!”, exclama Reynaldo Ramos Herrera a la hora de compartir su serie de fotografías en Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia.

“Volvió este espacio de historia, de tradición y de típico ocio madrileño de todos los domingos a su espacio natural, a la castiza calle Ribera de curtidores, vía principal de este acceso al Rastro y su gente”, destaca el autor de estas instantáneas captadas “durante la mañana del domingo festividad de Santa Cecilia”.





Cartel dando las gracias por el apoyo a los vendedores del Rastro.
Cartel dando las gracias por el apoyo a los vendedores del Rastro.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



Pese a la alegría por el reencuentro con sus clientes, los vendedores lamentaron en el regreso del Rastro que el Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida no habia cumplido lo pactado para la reapertura del mercadillo más famoso de la capital.

El Rastro empieza a recuperar algo de su ajetreo.
El Rastro empieza a recuperar algo de su ajetreo.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



El mercado ha reabierto con un aforo de 2.702 personas y con la mitad de los puestos habituales, 500, divididos en seis zonas.

Dos clientas del Rastro, en su reapertura.
Dos clientas del Rastro, en su reapertura.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



El Rastro de Madrid se monta todas las mañanas de domingos y festivos, periodicidad que quedó interrumpida con las medidas de la Covid-19.

El Rastro es un punto de confluencia de los madrileños.
El Rastro es un punto de confluencia de los madrileños.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)








Alegría en la reapertura del Rastro, pese a todo.
Alegría en la reapertura del Rastro, pese a todo.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



Este mercadillo nació hacia 1740 en torno al Matadero de la Villa, ocupando las aceras de la cuesta de Ribera de Curtidores del barrio de Lavapiés, como un mercadillo semi-clandestino de venta de objetos usados.

Vendedores y clientes en el Rastro.
Vendedores y clientes en el Rastro.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



Objetos a la venta en el Rastro.
Objetos a la venta en el Rastro.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



Reflejos de vida de ciudad en el Rastro.
Reflejos de vida de ciudad en el Rastro.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)








Pero, hoy en día,​ el Rastro, con más de un cuarto de milenio de existencia, tiene fama internacional. No hay ninguna guía de Madrid que no lo recoja como uno de sus grandes atractivos, como el Waterlooplein de Ámsterdam, el Portobello en Londres, el Porta Portese en Roma o los Encants de Barcelona.

El Rastro empieza a recuperar sensaciones.
El Rastro empieza a recuperar sensaciones.
(Reynaldo Ramos Herrera / RRH)



Si te han gustado las fotos, te invitamos a participar en nuestra encuesta:


¿Qué te parecen las fotos del Rastro de Madrid?







Total votos: 0




¡Participa!

¿Quieres mostrar tus fotografías?



Los interesados en participar en Las Fotos de los Lectores tan solo deben escribir un email a la dirección de correo de nuestra sección de Participación (participacion@lavanguardia.es) adjuntando la fotografía, explicando detalles de cómo y dónde fue tomada y aportando los datos del autor para la firma de la imagen. Es importante indicar en el asunto del correo: ´Fotos de los Lectores´.








¿CÓMO PUEDO PARTICIPAR EN LA COMUNIDAD DE LA VANGUARDIA?






Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *