Ayuso inaugura el hospital de pandemias con una plantilla de 116 voluntarios

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presidido esta mañana la inauguración del hospital Isabel Zendal que echará a andar -con apenas 116 profesionales sanitarios, todos ellos voluntarios– a la que

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presidido esta mañana la
inauguración

del

hospital

Isabel

Zendal
que echará a andar -con apenas 116
profesionales sanitarios, todos ellos voluntarios– a la que se ha presentado por la puerta de atrás, para evitar el paseíllo de la prensa apostada en la entrada, y de la que se ha marchado antes de su finalización sin aceptar las preguntas de la prensa bajo el argumento de “dotar de un carácter técnico al acto”.

Ayuso, de hecho, se ha limitado a realizar una declaración institucional para ensalzar “el orgullo de disponer de un hospital de pandemias de talla mundial a disposición de los madrileños y del conjunto de los españoles”. “El Hospital enfermera Isabel Zendal es la representación del esfuerzo la perseverancia y la lucha de una región contra el virus”. “Un auténtico pulmón asistencial para los médicos del servicio madrileño de salud”, ha señalado.





La dirigente popular ha desgranado las características del centro médico tras una visita guiada en la que ha estado acompañada por el grueso de su Consejo de Gobierno, así como del presidente nacional del PP, Pablo Casado, el acalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la líder regional de Vox, Rocío Monasterio. La única representación del Gobierno nacional ha sido la de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

Al plantón del ministro de Sanidad, Salvador Illa, justificado por su participación este martes en una reunión con los titulares de Sanidad europeos, se ha sumado el de los representantes regionales de PSOE y Más Madrid. La portavoz de Podemos, Isa Serra, sí que se ha presentado a las puertas del hospital Isabel Zendal pero para sumarse a las protestas de los sindicatos médicos para protestar por el “despilfarro de más de 100 millones de euros en una instalación innecesaria en lugar de ampliar y mejorar la plantilla de médicos y sanitarias demasiada tensionadas tras las dos primeras oleadas de la pandemia”.

Ante la abrupta marcha de Ayuso, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha sido el encargado de oficializar la puesta de largo del Isabel Zendal enumerando las características de unas instalaciones a las que aún le faltan muchos retoques por hacer antes de recibir a los primeros pacientes. “Se trata de un logro que nace bajo el legado de Ifema y que va a permitir que, a partir de hoy, la sanidad madrileña crezca y sea más fuerte”. “Así es Madrid”, ha añadido, “capaz de hacer posible lo que otros creen imposible. Ahora se habla del milagro de Madrid. Esta situación no es casualidad sino fruto del trabajo, la prudencia y la responsabilidad de un camino en el que tenemos que seguir. La covid sigue allí y no podemos bajar la guardia. La fecha de hoy siempre la recordaremos. Nos invade una sensación de alegría especial”, ha remarcado.





En lo referente a la plantilla, Escudero ha confirmado que el centro hospitalario arrancará con una plantilla de tan sólo 116 profesionales médicos y sanitarios que es la cifra de voluntarios que el Gobierno regional ha logrado atraer para el proyecto a pesar de haber cifrado en 659 el número total de profesionales requeridos para su funcionamiento a pleno rendimiento.

Manifestación de los sindicatos en contra de la gestión de la pandemia por parte de la Comunidad de Madrid
Manifestación de los sindicatos en contra de la gestión de la pandemia por parte de la Comunidad de Madrid
(Dani Duch)



A las puertas, dos centenares de miembros de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSP) han protestado por un proyecto “como mínimo discutible” ya que “hubiera sido menos costoso y más rápido recuperar parte de las camas cerradas en la región”. Críticas en las que coincide el sindicato SATSE Madrid, que explicado en un comunicado que “hay espacios sanitarios en hospitales como Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (SS Reyes), Parla, Henares (Coslada), que disponen de la posibilidad de ampliar camas y Ucis ya que tienen zonas cerradas sin habilitar”.





Desde ADSP afirman que construir un nuevo centro “está más bien relacionado con los intereses económicos de los constructores y las posibilidades económicas y de corruptelas que ofrece toda obra nueva”, criticando además que los costes del Isabel Zendal “se hayan disparado sin ninguna transparencia y sin concurso público alguno”.

Además, afirman que abrir un centro dedicado exclusivamente a las pandemias, a enfermedades infectocontagiosas es “un despropósito en si mismo”, ya que “no tiene sentido tener unos recursos sanitarios tan costosos infrautilizados cuando no estemos en picos de infecciones”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante su visita al interior de las instalaciones
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante su visita al interior de las instalaciones
(Chema Moya / EFE)



La dotación de personal del Zendal cuenta a día de hoy con apenas 116 trabajadores de otros centros que voluntariamente han pedido su traslado al nuevo hospital. Falta por resolver cómo completará la Comunidad de Madrid la plantilla para la que se precisan 669 personas (103 médicos, 247 enfermeras y 179 auxiliares de enfermería, entre otros) y que, presumiblemente, se hará con traslados forzosos de profesionales con base en otros centros.





El consejero de Sanidad ha garantizado que el centro hospitalario “siempre contará con el personal necesario” y ha justificado el plan de incorporaciones paulatinas por tratarse de un “modelo de hospitalización distinto que incrementará el personal conforme se incremente la derivación de pacientes”.

El centro contará con 1.008 camas de hospitalización organizadas modularmente en torno a controles de Enfermería y 48 camas para ucis, de las cuales 16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios. En total, 1.056 camas y comenzará a recibir progresivamente pacientes en el pabellón número 2, que contará con 240 camas de hospitalización y los 48 puestos de UCI.

Su construcción tendrá un coste de unos 100 millones de euros, una cantidad superior a la inicialmente estimada (50 millones) por la introducción de mejoras inicialmente no previstas aunque desde el Ejecutivo regional niega que vaya a haber sobrecostes ni desviaciones.

Desde la colocación de la primera piedra en julio se ha aumentado, entre otros, la superficie construida -al pasar de los 56.000 metros cuadrados en el anteproyecto hasta los 80.000- así como la capacidad del edificio de usos múltiples sanitarios por la incorporación del Centro de Coordinación del SUMMA112 y el Laboratorio Regional de Salud Pública.





La Comunidad de Madrid ha destacado que dispondrá de la tecnología más avanzada en el ámbito sanitario y contará con un sistema de Identificación Biométrica, tanto para pacientes como para profesionales, a través de reconocimiento facial y huella dactilar. Asimismo se pondrá en marcha el Centro Logístico Sanitario, de casi 8.000 metros cuadrados y 12 metros de altura que facilitan su máximo aprovechamiento mediante robotización, y que albergará la sede del almacén central del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

La infraestructura se caracteriza por su polivalencia y todo su recinto se ha diseñado con circulaciones diferenciadas para evitar riesgo de contagios y garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios. Esto permitirá al Servicio Madrileño de Salud estar preparado para afrontar, no solo un posible rebrote de la covid-19, sino para hacer frente a cualquier tipo de epidemia, emergencia o catástrofe, que pueda surgir en un futuro en cualquier parte del país.

La infraestructura se caracteriza por su polivalencia y todo su recinto se ha diseñado con circulaciones diferenciadas para evitar riesgo de contagios
La infraestructura se caracteriza por su polivalencia y todo su recinto se ha diseñado con circulaciones diferenciadas para evitar riesgo de contagios
(Chema Moya / EFE)









Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *