La enfermera obligada a trasladarse al Zendal: «No es justo»

CARMEN GARCÍALa enfermera malagueña Carmen García. Carmen García, enfermera malagueña de 22 años, está indignada. Esta semana una supervisora del Hospital Gregorio Marañón, en el que trabaja, le ha dicho que la trasladan al nuevo

Carmen García, enfermera malagueña de 22 años, está indignada. Esta semana una supervisora del Hospital Gregorio Marañón, en el que trabaja, le ha dicho que la trasladan al nuevo hospital de la Comunidad de Madrid: el Enfermera Isabel Zendal. 

Su cabreo no puede ser mayor. Por eso publicó un hilo en Twitter, que se ha hecho viral en menos de 24 horas. Su historia es el ejemplo de lo que varias asociaciones profesionales de sanitarios denuncian: que no hay profesionales suficientes para mantener en funcionamiento todos los hospitales de la Comunidad. Es lo mismo que les llevó a protestar a las puertas del centro el día que se inauguró, el 1 de diciembre.

“Decidí mudarme a Madrid porque creía que iba a tener mejores condiciones laborales, sobre todo a largo plazo, e iba a tener mejor oportunidad de contratación que a lo mejor en mi comunidad autónoma, que suelen hacer contratos en lo público en verano y luego en invierno estás en la privada”, cuenta. Pero en sus planes se ha cruzado la idea del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de poner en marcha un nuevo centro hospitalario.

La primera ola de la pandemia le pilló en cuarto de enfermería. Con la carrera sin terminar, trabajaba de auxiliar sanitaria en una residencia de Madrid. “Las condiciones fueron… pero bueno. Ya graduada me vine al Marañón, aunque me llamaron de varios hospitales. Se me acabó el contrato en verano y me renovaron en septiembre. Y ahora otra vez hasta el 30 de junio. Pero como hay que llevarse al Zendal a 25 enfermeros de mi hospital, 52 sanitarios en total entre auxiliares, celadores, enfermeros… una de esas 25 soy yo”, relata.

¿Cómo ha llegado a ser elegida para inaugurar el Zendal?

Me gradué en la Universidad de Málaga. Y, al llegar a Madrid, me inscribí en la bolsa pública. Mi sorpresa es que de un día para otro me llama una supervisora del hospital para decirme que me incorporo al Zendal, a una hora y media de transporte público, porque vivo en Embajadores. Y a mi trabajo tengo que llegar antes, porque tengo que cambiarme, existen los relevos… Si para ir al Gregorio Marañón, que mi autobús tarda 20 minutos, salgo con una hora de antelación, imagínate si en el transporte público tengo que estar una hora y media.

Me mandan al Zendal, pero no me han dicho qué turnos, ni qué rotatorios, ni cuándo, ni a qué unidad voy, ni a qué servicio

¿Le han dado alguna explicación?

Mi supervisor no se ha puesto contacto conmigo. Ha sido otra supervisora la que me lo ha dicho. No me ha dado ninguna explicación. Y he llegado hoy al hospital, porque hoy me renovaban el contrato en el Marañón. Tenía que firmar y no he firmado, porque ni los de atención al profesional eran capaces de darme una información que no sea la que ya se ha dado. Sí, me mandan al Zendal, pero no me han dicho qué turnos, ni qué rotatorios, ni cuándo, ni a qué unidad voy, ni a qué servicio. Nada.

¿Y qué ha hecho?

He dicho que yo no firmaba y que guarde lo de la renovación del contrato antes de penalizarme. He llegado al hospital y atención al profesional no me ha dado ninguna respuesta. En recursos humanos nadie tenía una respuesta. Y la supervisora que me habló tampoco tenía una respuesta.

¿Por qué le penalizan?

Los enfermeros elegimos los hospitales o centros de salud de la red pública en los que queremos trabajar y así un día te llaman. Y, aunque sea un contrato de dos días, precario, que no te venga bien, si has seleccionado ese hospital, tienes la obligación de aceptar el contrato. Si lo rechazas, está sancionado un año y bajas al último puesto en la bolsa pública y no te llaman. Entonces, me parece injusto que el hospital nuevo no está en la bolsa pública y yo no lo he elegido. Y no es justo que se penalice a los sanitarios que no queremos ir con un año sin que me llamen de la sanidad pública.

¿Qué es la bolsa pública?

Ahí te dan la opción de elegir ciertos hospitales de la red pública o centros de salud. Entonces, claro, sabiendo cómo es esta profesión, que tienes contratos de dos meses o de una semana, decidí buscarme un alquiler en el centro de Madrid para poner mayor número de hospitales posible siempre y cuando estuvieran bien comunicados. Me vine sin coche y mi medio de transporte es el transporte público.

Lo que veo injusto es que me tenga que trasladar y sea penalizada si no lo hago

¿Le pagarían más?

No me han dicho nada del sueldo. Solo que me voy. Tenía 24 horas porque me lo comunicaron ayer [por este miércoles] y hoy tenía que firmar el contrato. Y si no lo firmo, cuenta como renuncia y me penalizaban. Entonces, claro, he conseguido quejarme, hablar de mi caso, y me han dejado más tiempo para firmar.

¿El contrato sería con el Marañón o con el Zendal?

Seguiría siendo con el Marañón. Me ha llegado a decir la supervisora que cree, además, que me pagaría el propio Marañón y que si en cinco meses el hospital Zendal se cierra, volvería al Marañón porque mi contrato es con ellos. Lo que veo injusto es que me tenga que trasladar y sea penalizada si no lo hago. Solo pido que, al menos, me dejen rechazarlo. 

¿Qué le parece el Zendal?

Me parece un hospital innecesario. Bajo lo que yo y el resto de mis compañeros hemos vivido, teníamos unas condiciones que se pueden mejorar. Un mareo por el hospital muy grande porque no hacen buenas contrataciones, falta personal, te meten de un servicio y te meten en otro. Yo estoy en una UCI y un día nos trajeron a una chica de pediatría y lo pasó fatal. No hay contrataciones. Alguien se da de baja y en vez de contratar, sacan a una persona y van así cubriendo. Hasta que no se mejore este tipo de cosas que pasan en todos los hospitales… pues no lo entiendo. Es un gasto de dinero que si se hubiera invertido en la mejora de las condiciones laborales, que es más calidad asistencial para los pacientes, pues no tendríamos la queja tan grande.

Me parece que se pueden hacer las cosas de otra forma y teniendo en cuenta a su personal sanitario

¿Cómo ha vivido la crisis del coronavirus?

La primera ola la viví en la residencia. Y la segunda en el Marañón y por tema de material mejor, porque los relatos de mis compañeros en la primera ola han sido duros. Se pasa mal, porque estaba en una UCI coronaria, que en principio es limpia y tuvimos que hacerla covid porque los pacientes llegaban y llegaban. Y ves como tienes que trasladar pacientes de un lugar a otro y empiezan a ponerse malos y empiezas a intubarlos, a sedarlos, empiezan las complicaciones… y todo con personal que no conoces. Porque como no había una plantilla, cada día iba viniendo gente de otros servicios y no conocías a nadie. Es un trabajo que tienes que hacer en equipo y no había mucha coordinación. Han faltado muchas cosas. 

Si tuviera delante a Díaz Ayuso, ¿qué le diría?

Que me parece que se pueden hacer las cosas de otra forma y teniendo en cuenta a su personal sanitario. Creo que hemos hablado mucho y no se nos ha querido escuchar.

¿Le ha contado a su familia la situación en la que está?

Pues no. Porque ayer escribí a mi madre contándole que me renovaban y me mandó unos mensajes muy bonitos de que estaba muy orgullosa y en seguida me llamaron de que me mandaban al Zendal. Y sé que se iba a llevar un mal rato. Estaba pensando qué podía hacer antes de contárselo.


Photo gallery
Isabel Díaz Ayuso haciendo cosas


See Gallery







Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *