La mascarilla que sí y la mascarilla que no vale para hacer deporte, según los expertos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cambió el 3 de diciembre su recomendación acerca del uso de mascarilla para hacer deporte: mejor prescindir de ella cuando se practican actividades intensas. Sin embargo, este jueves

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cambió el 3 de diciembre su recomendación acerca del uso de mascarilla para hacer deporte: mejor prescindir de ella cuando se practican actividades intensas. Sin embargo, este jueves la Sociedad Española de Medicina Deportiva (SEMED) ha matizado esa advertencia a través de un comunicado.

Su recomendación, al contrario de lo que dice la OMS, es usar una mascarilla quirúrgica nueva en cada sesión de entrenamiento, “especialmente en recintos cerrados y en actividades de contacto”, y cambiarla “en caso de que se humedezca o se ensucie”.

La SEMED recomienda hacer deporte con mascarilla quirúrgica y no con FPP2.

La SEMED recomienda hacer deporte con mascarilla quirúrgica y no con FPP2.

Pese a que la OMS argumentó que las mascarillas disminuyen la disponibilidad de oxígeno y aumenta los niveles de CO2 que absorbemos —lo que podría suponer un problema en las personas con enfermedades cardiopulmonares graves—, la SEMED insiste en que “el uso de la mascarilla quirúrgica en prueba de esfuerzo máxima no disminuye los parámetros cardiorrespiratorios, metabólicos y de rendimiento del deportista”. Únicamente afecta a los parámetros de confort.

Todo lo contrario que la mascarilla FFP2. En este caso, la SEMED sí reconoce que su uso “en prueba de esfuerzo máxima afecta significativamente todos los parámetros de confort, cardiorrespiratorios, metabólicos y de rendimiento del deportista”. Por tanto, no recomienda su uso para practicar deporte.

Por su parte, la OMS entiende que con mantener la distancia física de al menos 1,5 metros durante la actividad física y con ventilar adecuadamente los espacios cerrados es suficiente.

“El deporte tiene dos enormes inconvenientes en la transmisión de la infección [del coronavirus] que son el contacto y cercanía física entre los deportistas y el elevado incremento de la ventilación pulmonar”, sentencian los médicos de la SEMED. Y añaden que, en un espacio cerrado, “si un deportista es portador, con toda probabilidad, contagiará a algunos o todos de sus compañeros”.

Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *