Sanidad emplaza a la Comunidad de Madrid a una reunión para decidir sobre los test de antígenos en farmacias

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) – El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha emplazado a la Comunidad de Madrid a una reunión para abordar su petición para realizar test de antígenos en farmacias de la


MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha emplazado a la Comunidad de Madrid a una reunión para abordar su petición para realizar test de antígenos en farmacias de la región.

En rueda de prensa desde Zaragoza tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en el que ha estado acompañado por la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, el ministro de Sanidad ha explicado que se está analizando «con mucho detenimiento» esta propuesta.

«Vamos a proceder, no con prisas, sí con seguridad», ha detallado al ser preguntado acerca de si el Ministerio va a autorizar o no finalmente los test de antígenos en farmacias como ha solicitado insistentemente el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

En cualquier caso, Illa se ha comprometido a mantener una reunión con los dirigentes madrileños para trasladarle la posición del Ministerio una vez se llegue a una conclusión.

En el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado día 18, celebrado en Extremadura, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, instó a las Comunidades Autónomas que quieran realizar test de antígenos en las farmacias a presentar un plan detallado que debía incluir aspectos relativos al personal, medios, equipos de protección individual, registros e instalaciones en las oficinas de farmacia para que puedan realizar adecuadamente los test de detección del coronavirus.

Tras dejar abierta esta puerta el ministro, el gobierno regional de la Comunidad de Madrid –con una red de más de 2.800 farmacias– presentó de manera oficial su plan a Sanidad el pasado día 25.

El plan planteado por el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso contempla que la realización de las pruebas tenga carácter voluntario, con una previsión de que 500 oficinas se sumen a la iniciativa, pero exige a las farmacias contar con una zona específica para la realización de las pruebas, que deberá disponer de ventilación y será desinfectada tras la realización del test, así como con una zona específica para la entrega de documentación.

Los test de antígenos únicamente podrán ser realizados a personas sin síntomas y realizados por los farmacéuticos (titulares, adjuntos, regentes o sustitutos de una oficina de farmacia) acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, que deberán obtener la acreditación tras superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Asimismo, contempla, en función del municipio donde se encuentre y de su infraestructura, que la farmacia se pueda acoger a uno de los dos modelos diseñados para realizar pruebas: durante su horario de apertura, en cuyo caso deberán disponer de un circuito de acceso a la zona acotada donde se realice la prueba, o tras el cierre al público, supuesto en el que deberán facilitarán un horario específico para tal fin.

En el caso de que un ciudadano obtenga un resultado positivo, la oficina de la farmacia, como establecimiento sanitario, lo notificará de manera inmediata (estas pruebas ofrecen resultado entre 15 y 20 minutos) al gobierno regional. Al mismo tiempo, se pasarán los datos a la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, a través de un sistema centralizado de registro que quedará integrado en los sistemas de información de la Consejería de Sanidad.

MURCIA, TEST PRIMERO A FUNCIONARIOS

También el gobierno murciano de Fernando López Miras apostó por los test de antígenos en farmacias, aunque la voluntad de la Consejería de Sanidad es que estos se empiecen a hacer a funcionarios y en el futuro puede que sea ampliable a otros grupos.

«En el futuro puede que sea ampliable a otros grupos si vemos que funciona correctamente», explicó el portavoz del Comité de Seguimiento del Covid-19 en la Región de Murcia, Jaime Pérez.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que su departamento estudiaría con «toda la imparcialidad y diligencia posible» la posibilidad de hacer test antigénicos de Covid-19 en las farmacias, aunque no se ha mostrado partidario de ello.

Recientemente puso de ejemplo la experiencia pionera puesta en marcha por la Xunta de Galicia el pasado mes de octubre para realizar en farmacias de cinco municipios ourensanos con restricciones por el covid-19 (Ourense, Barbadás, O Carballiño, Verín y O Barco) tests de doble banda a la población de manera voluntaria. En caso de resultado positivo, la persona sería citada para hacer una prueba PCR.

«En Galicia hicieron una prueba piloto en farmacias y no han seguido. Yo sería muy prudente, los equipos técnicos no lo acaban de ver», dijo en una entrevista al diario ‘Ara’ sobre la autorización de su uso.

También el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido de los inconvenientes que puede producir realizar test de antígenos de COVID-19 en las farmacias.

PROBLEMAS PARA SU REALIZACIÓN

«Estos test requieren de una muestra que, para garantizar su calidad, no las puede hacer cualquiera», señaló Simón, que indicó que su realización implica «problemas», por ejemplo, de cuestiones competenciales a la hora de toma de muestras y lectura del resultado, junto a la cuestión de quién podría acudir o no a la farmacia para realizarse el test.

En cualquier caso, el ministro no se ha negado a que estas pruebas se puedan realizar en las farmacias, si bien ha avisado de que se trata de un debate técnico en el que hay reservas de tipo jurídico y de colectivos profesionales.

Otras gobiernos como el de Cataluña también dejaron abierta la posibilidad de sumarse a esta inciativa aunque finalmente no han solicitado autorización a Sanidad. La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, anunció el lunes 16 de noviembre que el Govern estaba trabajando con la red de farmacias catalana para que puedan realizar también los test de antígenos de diagnóstico de coronavirus y ha anticipado la elaboración de un documento marco que recoja las condiciones a cumplir para garantizar la seguridad.

Los test de antígenos, aunque menos precisos, ofrecen la ventaja de tener un resultado de diagnóstico más rápido respecto a otras pruebas diagnósticas como las PCR, con una mayor fiabilidad (superior al 90 por ciento), o los test serológicos, que aunque rápido no detectan el virus sino la presencia de anticuerpos.

También tienen una mayor fiabilidad, con sensibilidad (capacidad para detectar el antígeno) superior al 93 por ciento y especificidad (tipo específico de antígeno, y en este caso de Covid-19) superior al 99 por ciento.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *