Manifiesto por un órgano independiente que evalúe las políticas sanitarias

LLUIS GENE/AFP via Getty ImagesPruebas de antígenos en el hospital de Santa Creu i Sant Pau en Barcelona. Trescientos sanitarios, investigadores y académicos han firmado un manifiesto en el que piden la creación de un

Trescientos sanitarios, investigadores y académicos han firmado un manifiesto en el que piden la creación de un órgano independiente que evalúe las prácticas y políticas sanitarias tras constatar la “debilidad” del Sistema Nacional de Salud y la “arbitrariedad” de las decisiones adoptadas en la pandemia.

Entre los firmantes, pertenecientes a hospitales, universidades e instituciones de todo el país, figuran el Colegio de Economistas, la exconsejera de Sanidad Encarna Guillén, del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria; Asensio López Santiago, gerente del Servicio Murciano de Salud.

También José María Abellán Perpiñán y Fernando Ignacio Sánchez Martínez, profesores de economía aplicada en el Instituto Universitario de Investigación en Envejecimiento, de la Universidad de Murcia, y su colega de la Politécnica de Cartagena, el catedrático Ángel López Nicolás, y José Luis Aguayo Albasini, del servicio de cirugía general del hospital Morales Meseguer, así como Alberto Torres Cantero, del servicio de medicina preventiva del Virgen de la Arrixaca.

También se muestran convencidos de que España necesita “imperiosamente” una agencia o institución, al estilo de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que se ocupe de analizar las prestaciones sanitarias, sus tecnologías, medicamentos e indicaciones terapéuticas, compaginando resultados con costes.

Este órgano, explican, carecería de capacidades ejecutivas, daría forma a la decisión política pero en ningún caso la sustituiría, y su funcionamiento debería regirse por los principios de “independencia, rigor técnico y buen gobierno, favoreciendo la transparencia y contribuyendo a la rendición de cuentas”.

“El momento en que vivimos exige reformas de gran calado”, dicen los firmantes para argumentar la necesidad de una Autoridad Independiente de Evaluación de Prácticas y Políticas Sanitarias que complemente la “eficacia y seguridad” de otras instituciones como la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

“Por un HISPA-NICE: Ahora o nunca”

Además de poner el ejemplo de la AIRef, los firmantes se refieren a las agencias que desde hace años realizan estas tareas en otros países y consideran que el “prototipo más conocido es, sin duda, el Instituto Nacional de la Excelencia en la Salud y los Cuidados del Reino Unido, NICE en sus siglas en inglés.

Los 300 sanitarios e investigadores plantean “un HISPA-NICE” de evaluación de prestaciones sanitarias, incluyendo la evaluación económica y su impacto presupuestario.

“Por un HISPA-NICE: Ahora o nunca”, es el título del manifiesto que aboga por un órgano con personalidad jurídica propia y autonomía funcional” que, desde el análisis de la evidencia científica disponible, determine “si los beneficios sanitarios y sociales de una intervención en salud valen lo que cuestan”.

Para los sanitarios, investigadores, académicos y organizaciones que respaldan el texto, una agencia de este calibre favorecería el uso racional de recursos públicos para la promoción de la salud y la gestión de la calidad de los servicios sanitarios.

En definitiva, atendería la demanda del buen gobierno de las instituciones y colocaría “el Sistema Nacional de Salud en el siglo XXI. Y ahora es el momento, no hay excusas”, concluye.

Firman el manifiesto profesionales sanitarios de diferentes hospitales de España, catedráticos de universidad, voluntarios de Médicos del Mundo, responsables de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) y de la Sociedad Española de Medicina Familias y Comunitaria (Semfyc).

También se han sumado representantes del Consejo General de Economistas y colegios de economistas de varias comunidades autónomas, trabajadores del Instituto de Salud Carlos III y de asociaciones de enfermería y farmacéuticos, entre otros.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *