Así se distribuirá la vacuna de coronavirus en España

Chris Jackson/Getty ImagesLlegada de la vacuna de Pfizer al centro de vacunación de Gloucestershire (Inglaterra) el 17 de diciembre de 2020. No se sabe una fecha ni unas dosis exactas. La Comisión Europea ha anunciado

No se sabe una fecha ni unas dosis exactas. La Comisión Europea ha anunciado este jueves que las vacunas frente al coronavirus empezarán a administrarse en toda la Unión Europea entre los días 27 y 29 de diciembre. El Ministerio de Sanidad prefiere no concretar todavía qué día se producirá esto en España. Tampoco se conoce la cantidad exacta de dosis que llegarán al país en el primer cargamento, pero sí que se distribuirá a 50 puntos diferentes del país.

Si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) da su visto bueno a la vacuna de Pfizer y BioNTech el próximo lunes, 21 de diciembre, en las siguientes 48 horas la Comisión Europea podría autorizar su comercialización a los países, de modo que se calcula que el 26 de diciembre salgan las primeras dosis desde el centro de fabricación en Puurs (Bélgica) con rumbo al resto de países europeos. 

Las comunidades las recibirán al mismo tiempo

Ahí comienza un enorme operativo para el transporte y la distribución de la vacuna dentro de España, con algunos aspectos confidenciales y otros públicos, pero todos estudiados al milímetro.

Dentro de la parte confidencial, están los lugares a los que llegarán las primeras dosis. Dada la importancia, la sensibilidad y el riesgo del operativo, estos detalles no se darán a conocer. Lo que sí aclaran desde el Ministerio de Sanidad es que todas las comunidades recibirán las vacunas al mismo tiempo y que, por contrato, Pfizer se compromete a transportarlas hasta los puntos de vacunación fijados en cada comunidad.

De ellas dependerá después concretar qué día empiezan a vacunar a sus grupos prioritarios, aunque se espera que se haga de forma coordinada y armonizada. Ese proceso tendrá lugar bajó unas medidas excepcionales de seguridad; El Ministerio del Interior ha preparado un operativo policial específico para blindar el reparto.

O ultracongeladores o nieve carbónica

El mayor reto que plantea esta vacuna es su mantenimiento, a -80ºC. Para ello las comunidades podrán elegir entre dos modelos: o bien disponer de cámaras ultracongeladoras, que ya están instalando algunas comunidades, o bien manejar las vacunas directamente desde las cajas en las que se reciben.

Las vacunas llegarán en cajas de poliexpán con nieve carbónica donde caben hasta 5.000 ‘pinchazos’, repartidos en cinco bandejas. En cada caja caben aproximadamente mil viales, cada vial tiene capacidad para cinco dosis, y cada inyección es de 0,3 mililitros.

Antes de su uso, las vacunas deben ser descongeladas, y entonces pueden mantenerse hasta cinco días en nevera. En un momento dado se les aplica un disolvente y ahí se les reduce la vida útil a unas pocas horas. 

Los sanitarios ya se están formando para administrarlas

Los equipos de vacunación de cada comunidad autónoma se encargarán de administrar estas dosis, ya sea en los centros de salud o en el lugar de residencia de los pacientes (si estos están institucionalizados), dependiendo de las capacidades del centro. El plan contará con 13.000 puntos de vacunación, que en principio corresponden a los centros de salud de todo el país.

El hecho de que una persona tenga anticuerpos no la sacará de un grupo de vacunación; es decir, no le quitará prioridad para recibir la vacuna. Como ya se anunció, serán los ancianos de residencias y sus cuidadores, los grandes dependientes y el personal sanitario los primeros en ser vacunados.

Los sanitarios que administrarán la vacuna ya se están formando para ello. La vacuna de Pfizer es la primera que se distribuye a una temperatura tan baja, con lo cual su manipulación también será de algún modo distinta. 

Además, para cada inmunización se necesitan dos dosis de vacuna, que deberán espaciarse en aproximadamente 21 días. Para ello España tendrá que asegurarse de que cuenta con las dosis suficientes tres semanas después de administrar las primeras. Fuentes del Ministerio de Sanidad matizan, no obstante, que esos ‘21 días’ son aproximados, pudiendo darse un margen de 3 o 4 días antes o después de esas tres semanas fijadas entre dosis sin comprometer la eficacia de la vacuna. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró este miércoles que España está “preparada” para comenzar con la vacunación en cuanto reciba las primeras dosis. Empieza la cuenta atrás. 




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *