Boris Johnson cierra Londres y áreas del sur y el este del país por la propagación de la novedosa cepa del coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado el cierre de Londres y de áreas del sur y del este del país ante la propagación de la nueva cepa mutada de coronavirus descubierta esta semana

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado el cierre de Londres y de áreas del sur y del este del país ante la propagación de la nueva cepa mutada de coronavirus descubierta esta semana en Reino Unido. 

“Las navidades no pueden ser como estaban planeadas”, anunció Johnson, que ha decretado el escenario 4 para estas zonas, lo que implica el confinamiento severo para sus ciudadanos, que sólo podrán salir de casa para lo imprescindible: comprar alimentos, medicinas o bien ir al trabajo si no fuera posible teletrabajar.

Así, desde esta media noche estas zonas estarán en situación de confinamiento total después de rebasar el total de dos millones de contagiados en las últimas horas, y de la detección a principios de semana de una exclusiva cepa de contagio acelerado.

“No tenemos la posibilidad de continuar con las Navidades así como lo teníamos premeditado”, ha proclamado Johnson en rueda de prensa, donde anunció estas medidas “con mucha tristeza”, al explicar la resolución de modificar los planes previstos para la temporada navideña con esta nueva batería de medidas, que en principio se examinarán a finales de año.

El presidente británico ha pedido ofrecer por los familiares a los que no van a ver en estas Navidades “a sabiendas de que exactamente dado que no estén allí para festejar la Navidad este año permitirá que logren estar el año próximo”.

Londres y el sureste del país entran de este modo en el llamado “nivel 4”, uno que cierra acertadamente las zonas afectadas, obliga a los habitantes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas salvedades, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales, y también impone el trabajo desde casa salvo situación irrevocable, según el presidente.

Si bien en principio la duración inicial estipulada es de dos semanas, estas limitaciones se examinarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno se pronunciará sobre una posible extensión para socorrer, en la medida de lo posible, la última semana navideña.

Asimismo, en lo que al resto del país tiene relación, el presidente ha reducido significativamente los cinco días navideños en los que tenía pensado flexibilizar las restricciones hasta ahora actuales, y que ahora se limitará a solo 24 horas.

Sobre la nueva cepa, el primordial asesor científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, ha amado llamar a la calma al ratificar que no hay pruebas de que la novedosa cepa “que es predominante en Londres” sea más letal que la modalidad original, ni altera la respuesta inmunitaria o bien a las vacunas.

Sin embargo “la transmisión es más veloz”, lo que supone que “hay que limitar todavía más los contactos y reducir su aptitud de propagación”, explicó Vallance antes de acordarse que la incidencia se ha disparado un 50 por ciento durante las últimas dos semanas en las zonas afectadas por esta novedosa restricción.

La responsable técnica de la gestión de la pandemia de la agencia de la OMS, Maria Van Kerkhove, resaltó que la variación ahora fué analizada por el Grupo de Trabajo de Evolución de Virus. Se trata de una mutación que “ha surgido en el contexto de las variedades de visón identificadas en otros sitios”, explicó este lunes.

En lo que al balance se refiere, el país ha registrado 27.052 casos en las últimas horas y otros 534 fallecimientos, que elevan el total de damnificados a más de dos millones de contagiados (2.004.219) y 67.065 muertos.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *