Ocho preguntas que debes hacerte antes de adoptar una mascota

Con la llegada de la Navidad, llegan las mascotas a las casas en forma de obsequio. Y con el final de la Navidad, muchas acaban siendo descuidadas. De ahí que es fundamental que meter un

Con la llegada de la Navidad, llegan las mascotas a las casas en forma de obsequio. Y con el final de la Navidad, muchas acaban siendo descuidadas. De ahí que es fundamental que meter un animal en casa no sea un capricho y sí una resolución muy pensada.

“Las mascotas traen felicidad, asisten a estudiar responsabilidades, compasión por los demás, compañerismo, alivian el estrés y pueden ser una enorme aportación para la familia”, explica Erin Askeland, asesora en salud y accionar animal del Camp Bow Wow.

“Sin embargo, es importante comprender el cuidado, el coste y el tiempo que requiere una mascota antes de tomar la resolución de traerla a nuestro hogar”, añade. “Cuando traes una mascota, debes ser consciente de que vas a tener que cuidar a ella a lo largo de toda su historia y ofrecerle la preferible calidad de vida viable por el bien de su salud física y mental”.

A continuación puedes leer lo que opinan Askeland y el veterinario Rolan Tripp sobre las cuestiones que debes plantearte antes de tomar la resolución.

Si bien no estés capitalizando una cantidad enorme de dinero en la compra o adopción de la mascota, hay muchos más costes que debes considerar.

“Asimismo debes tomar en cuenta el coste del veterinario, vacunas, análisis… Y eso son gastos continuos a lo largo de toda su historia, por no hablar de los ahorros que deberías tener en el caso de emergencia si enferma o padece una lesión”, cuenta Askeland.

Otros costos incluyen comida, juguetes, correas, collares, arneses, quizás un cuidador de animales ocasionalmente… Por no charlar del coste adicional de adecentar el coche, la vivienda y a nuestra mascota.

¿Tengo tiempo para cuidar de mi mascota?

Tener una mascota supone un largo tiempo y dinero. Sé realista con tus opciones.

“Las mascotas necesitan flexibilidad y tiempo para recibir cuidados, entrenamiento, limpieza… Ciertas necesitan más atención que otras, mas todas y cada una necesitan cuidados diarios”, advierte Askeland.

“Adoptar una mascota es una aventura emocionante y entretenida, pero también puede ser agotador por todo el deber que supone”, añade. “Deberás planificar todos tus horarios cerca de las pretensiones de tu mascota para que realice ejercicio, a fin de que no pase bastante tiempo en el hogar sin compañía, a fin de que reciba sus cuidados si debes irte de viaje o bien si vas a pasar más tiempo del habitual fuera de casa”.

¿Vivo en una vivienda correcta?

“Las mascotas se adaptan con sencillez a su ámbito, pero si vives en un piso pequeño, a ciertas mascotas les resultará más difícil que a otras, especialmente a los perros”, comenta Askeland. Si estás decidido a tener un perro, te interesa comprender las mejores etnias para tener en un piso.

Los animales deben estar siempre vigilados, dentro y fuera de casa. Sobre todo cuando son perros chiquitos.

“Los espacios pequeños tienen la posibilidad de funcionar porque ahí es más fácil no quitarle el ojo de encima a tu mascota, pero si vives en una casa grande, puedes poner vallas para bebés para bloquear ciertas zonas. “Si vives de alquiler, ten presente que igual tendrás que pagar más por vivir con una mascota o bien por los costos de cualquier cosa que rompa”.

“Según la mascota que elijas, es posible que paséis juntos más de una década”, recuerda Tripp, principal creador de Pet Happiness Network. “Si no estás presto a ofrecerle a tu mascota el tiempo y el cuidado que necesita, puede padecer ansiedad y transformarse en una fuente de estrés en vez de transmitirte la paz y la felicidad que se frecuenta buscar en las mascotas”.

Según explica, lo que hagas en las primeras semanas de adopción establecerá las esperanzas de tu mascota para el futuro. Por eso es considerable ayudarle a adaptarse a una vida contigo.

“Una vez en el hogar, es como un matrimonio: ‘en la salud y en la patología’”, explica Tripp. “Resiste la tentación de llevarte un animal porque te hayas ‘enamorado a primera vista’”.

¿Es esta la raza que más me es conveniente?

Investiga la clase de animal que quieres traer a casa para ver si es compatible con tu estilo de vida. Piensa en distintas etnias y en las peculiaridades socias a . Especialmente si se trata de perros.

“Ten presente el tamaño del perro, el espacio que ocupará su cama, lo que comerá, la proporción de limpieza que necesita, etc.”, informa Tripp. “Piensa en la caída del pelo, en si habrá que cortarlo y cepillarlo, en si deberás secarle la cara una vez que beba agua, incluso en el tacto al acariciarlo”.

Otros causantes que debes considerar al elegir una raza son su nivel de actividad, su sabiduría, su tendencia a ladrar y a ser amistosos con otros perros o gatos… Recuerda posibles alergias entre los miembros de tu familia.

¿Puedo tener alguien si necesito asistencia?

“Es primordial que todos y cada uno de los miembros de la casa se impliquen en los cuidados de la mascota, si bien seas el dueño principal”, recomienda Askeland. La mayor parte de las mascotas son bastante sociables como para sentirse cómodas con todos y cada uno de los inquilinos.

“Sería injusto para la mascota que hubiera alguien en la vivienda que no estuviese dispuesto a ofrecerle atención y cuidados. De ahí que es importante charlar sobre las responsabilidades y los horarios de cada uno de ellos, tal como tener previstos probables niveles de urgencia”, muestra.

¿Son realistas mis expectativas?

“Ser dueño de una mascota implica, entre otras muchas cosas, saber lo que andas dispuesto a hacer, entender qué requiere el animal y comprometerte a dárselo durante toda su vida”, resume Askeland. “No siempre es sencillo tener mascota, sea del tipo que sea, conque cerciórate bien de lo que haces antes de lanzarte a la aventura”.

Askeland sugiere leer libros o bien artículos sobre el animal que te resulta interesante adoptar, o bien charlar con amigos y familiares que hayan tenido uno para informarte de los costes que requerirá (alimentación, medicamentos, veterinario…) y de esta forma decidir si encaja en tu vida.

¿Estoy presto a hacer los sacrificios que necesita una mascota?

Piensa en tu estilo de vida. ¿Cuánto espacio hay en tu vida para una mascota? Si la respuesta es “no mucho”, piensa seriamente si estás dispuesto a hacer los cambios necesarios para darle cabida. Eso tiene dentro dedicarle menos tiempo a otras aficiones, perderte algún que otro acontecimiento o incluso cancelar vacaciones en el último instante. En 2020 pasaste más tiempo que nunca en el hogar, mas recuerda que las cosas no serán iguales en 2021.

“Si tienes que llevar a cabo muchos viajes de trabajo y vives solo, no es una situación perfecto para una mascota”, advierte Askeland. “Es muy importante que pases tiempo con tu mascota para hacer mas fuerte vuestro vínculo y hacer una rutina. Tampoco es buena idea adoptar una mascota poco antes de irte de vacaciones o en una época donde sabes que tendrás que centrarte en otro emprendimiento importante”, concluye.

Este artículo fue anunciado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y fué traducido y ajustado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

«},»isMapi»:false,»isAmp»:false,»entryId»:»5fda0453c5b6218b42edea9b»,»entrySection»:»life»,»isWide»:false,»headerOverride»:null,»noVideoAds»:false,»isNative»:false,»isHighline»:false,»vidibleConfigValues»:null,»customAmpComponents»:["apester-media","playoncenter"],»ampAssetsUrl»:»https://amp.assets.huffpost.com»,»videoTraits»:null}}»>

Las 21 razas de perros más capaces




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *