El Congreso de EEUU aprueba un plan de rescate de 900.000 millones de dólares estadounidenses

Tasos Katopodis vía Getty ImagesLa presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una rueda de prensa. El Congreso de Estados Unidos ha cumplido con el trámite este lunes y ha aprobado por una

El Congreso de Estados Unidos ha cumplido con el trámite este lunes y ha aprobado por una trascendente mayoría el proyecto de asistencia económica contra el coronavirus valorado en casi 900.000 millones de dólares (más de 735.000 millones de euros), después del acuerdo previo alcanzado el domingo de una ley, que habrá de ser ahora firmada por el presidente, Donald Trump.

El acuerdo incluye ayudas económicas de hasta 600 dólares americanos (490 euros) en función de los ingresos del destinatario, y un bono por desempleo de hasta 300 dólares (245 euros) por semana, así como una partida de 284.000 millones de dólares americanos (232.000 millones de euros) a fin de que las compañías y negocios damnificados por la crisis de la pandemia logren llevar a cabo frente a los alquileres y a la nómina de sus trabajadores.

A su vez, se han destinado 82.000 millones de dólares (unos 67.000 millones de euros) para los pagos de universidades y academias, aparte de otros 25.000 millones de dólares (cerca de 20.500 millones de euros) para el pago de alquileres e hipotecas, y 69.000 millones de dólares americanos ( 56.500 millones de euros) para la compra y distribución de las vacunas contra el coronavirus, detalla la cadena NBC.

“El Senado acaba de aprobar otro sustancial pack de ayuda bipartidista, contra la COVID-19”, ha celebrado en su cuenta de Twitter el líder de la mayor parte republicana en el cámara, Mitch McConnell, quien ha añadido que “el pueblo estadounidense puede estar seguro de que hay más asistencia en sendero”.

Finalmente, la ley fué avalada en la Cámara de Representantes por 359 votos a favor y 53 en contra, en tanto que en el Senado sólo seis se opusieron en frente de los 92 que votaron favorablemente.

Acuerdo tras varios meses de desavenencias

Las negociaciones se habían roto en numerosas ocasiones en los últimos meses en relación a numerosos puntos del acuerdo, como la cuantía de los cheques individuales por desempleo, lo que ponía bajo riesgo la seguridad de millones de trabajadores, quienes perderían el 26 de diciembre las ayudas económicas de urgencia fijadas el pasado mes de marzo.

Este pack de ayuda económica, que volverá a ser debatido después de concluir el año, ha dejado por último fuera las peticiones republicanas de proteger a nivel económico al sector privado de probables solicitudes relacionadas con su toma de decisiones durante la crisis de la pandemia.

Sin embargo, el acuerdo tampoco alcanzó a muchos gobiernos estatales y locales, quienes han lamentado la pérdida de 1.400 millones de dólares estadounidenses (1.150 millones de euros) a repartir entre sus sistemas educativos y de salud públicos.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha criticado este lunes a los republicanos antes de la votación, y ha asegurado que “este emprendimiento de ley no puede y no será la última palabra sobre el alivio del Congreso” a la crisis provocada por la pandemia.

“Este es un pack de supervivencia de urgencia y en el momento en que volvamos en enero, nuestro trabajo número uno va a ser ocupar los vacíos que dejó este proyecto y hacer que la economía se mueva con una fuerte contribución federal”, ha aseverado Schumer.

Estos eran los 2 puntos más polémicos del acuerdo, y los que habían provocado que el Congreso no hubiera dado pasos significativos desde el instante en que empezó la crisis de la pandemia.

A principios de semana, McConnell anunció que existía cierto consenso para que el debate de los dos se aplazara antes de las vacaciones, por lo cual las dos cláusulas serán nuevamente revisadas a partir del próximo año.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *