Qué llevar a cabo con el dinero del premio si te toca el Gordo

Jon Nazca / ReutersUna familia mantiene un décimo del número 79140, premiado con el Gordito Villanueva de la Concepción (Málaga) en 2015. “Tapar agujeros”, “pagar la hipoteca”, “darme un capricho”, “viajar”… Exactamente los mismos tópicos

“Tapar agujeros”, “pagar la hipoteca”, “darme un capricho”, “viajar”… Exactamente los mismos tópicos se volverán a oír probablemente este martes 22 de diciembre de boca de los ganadores de los premios del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. 

La Lotería de Navidad reparte 2.400 millones de euros en premios. Todos y cada uno de los españoles han soñado alguna vez con ganar el Gordo. Soñar es gratis, pero lo primero que hay que llevar a cabo es poner los pies en el suelo. La oportunidad de llevar el máximo premio es muy baja, específicamente del 0,001%, o sea, una entre 100.000.

Si se alinearan los astros y se diera el improbable caso de hacerse con el Gordito, ¿qué hay que llevar a cabo con el dinero del premio?

No decir nada y recurrir a expertos antes de accionar

La primera recomendación de todos y cada uno de los profesionales tras ganar el Gordo de Navidad es no decir nada. Si el ganador se muestra en la administración de lotería del vecindario o en el banco de bajo casa con el décimo premiado, todo el planeta se enterará de que le ha tocado la lotería.

Si esto ocurre, los amigos surgirán de debajo de las piedras. De ahí que, se debe seleccionar bien a las personas con la que se comparte la noticia del premio. Lo aconsejable es solo contárselo a las más cercanas, aquellas que sean de máxima seguridad.

Asimismo, conviene no perder los papeles y ponerse a gastar como un orate para celebrarlo. Más allá de la popularidad de este sorteo, los españoles acostumbran cometer los mismos errores año tras año. Siete de cada 10 agraciados en la Lotería de Navidad tienen mucho menos dinero cinco años después de ganar un premio, según un estudio de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera (EFPA, por sus siglas en inglés).

Esto se origina por que comunmente los triunfadores de este premio no tienen experiencia en el planeta financiero. El primer paso es tomarse un tiempo, por ejemplo, de seis meses antes de empezar a gastar.

“Recibir una gran cantidad de dinero inopinada siempre es una alegría, pero, en algunas oportunidades, con el paso del tiempo esa buena noticia puede dar algún que otro quemacocos. Al recibir el dinero, mi recomendación es que estemos unos meses sin consumir ni invertirlo, tiempo que servirá a su vez para hacer un ejercicio de autorreflexión sobre cuáles son los objetivos vitales que me marco”, defiende Cristina Estalella, asesora financiera de Abante Asesores.

No se deje asesorar por personas cercanas o familiaresCarlos Farras (DPM Finanzas)

Una vez se ha pasado ese tiempo pensando qué se quiere hallar con ese dinero, resulta conveniente recurrir a un asesor financiero para investigar cuál es realmente la situación de las finanzas del premiado y sacar el máximo provecho al dinero. “Si los grandes ahorrativos expertos demandan los servicios de un asesor financiero sin dependencia, no se deje asesorar por personas próximas o bien familiares”, apunta Carlos Farras, socio director de DPM Finanzas. 

“Es considerable investigar cuáles son las urgencias financieras y tomar en cuenta las situaciones y pretensiones personales para evadir derroches y caer en la trampa de contratar cualquier producto gancho”, apuntan desde EFPA España.

Dejar de trabajar no es una buena opción

Muchos ciudadanos sueñan con dejar de trabajar si ganan el Gordito. La verdad es que los premios de la Lotería de Navidad distan bastante de poder hacer realidad ese sueño recurrente en la mayor parte de los casos.

“Amortizar la hipoteca, finalizar de abonar el préstamo del coche y otras deudas tienden a ser los destinos más comunes de El Gordo un año tras otro. Al final, el primer premio de la Lotería de Navidad no es como un Euromillón. Lo máximo que se puede ganar con un décimo son 328.000 euros, una cantidad que en enormes urbes como La capital española o bien Barna tampoco da para muchas cosas si, por poner un ejemplo, tienes una hipoteca”, recalca Antonio Gallardo, experto financiero de iAhorro.

Lo máximo que se puede ganar con un décimo son 328.000 eurosAntonio Gallardo (iAhorro)

El primordial inconveniente de dejar de trabajar es que, de forma automática, la persona deja de cotizar y, por consiguiente, de producir derechos a la hora de la jubilación. Además, al dejar de recibir capital, el dinero del premio se terminará considerablemente más rápido.

Obviamente, la situación no es exactamente la misma para un individuo que ahora dispone de muchos ahorros por razones familiares o que está cercana a la jubilación que si el ganador es alguien joven. 

“Hay que analizar asimismo la situación financiera actual para ver cuál es el punto de inicio y si con el dinero plus del premio basta o se requiere más y, por consiguiente, el premiado debería asistir a los mercados financieros para contemplar ese déficit o, si es el caso, para ver qué rentabilidad necesitaría para poder vivir de las rentas”, comentan desde Abante. 

Realizar los pagos las deudas

Uno de las frases más pronunciadas por los ganadores del premio Gordito es el propósito de “tapar orificios”. Los profesionales señalan que esto se va a deber hacer exclusivamente con los préstamos en un corto plazo, como es la situacion de los créditos rápidos, que acostumbran tener unos intereses muy altos.

“Ciertos tipos de préstamos personales suelen estar gravados con intereses más altos, por lo cual es muy probable que merezca la pena aprovechar para amortizar esa deuda completa o bien parcialmente”, señalan desde EFPA.

Amortizar la hipoteca no en todos los casos es una buena idea

Otra de las frases pronunciadas por los triunfadores del premio es asegurar que lo primero que van a hacer es quitar la hipoteca. Los profesionales apuntan que esto no siempre es una gran idea. “Quizás no es lo más conveniente. Lo primero que habría que ver es si la rentabilidad que da el dinero invertido es más grande que el coste de financiación porque, en ese caso, no interesaría amortizar la hipoteca”, explican desde Abante.

Si la hipoteca tiene un género de interés bajo probablemente no interese cancelarla. “Reducir una deuda tiene sentido económico siempre que el coste, o sea el tipo de interés, sea superior a la rentabilidad que alcanzarías dedicando esa misma cantidad a la inversión en otros activos financieros. Si tienes tu hipoteca negociada a tipos muy bajos y la rentabilidad que podrás conseguir vía inversión en artículos financieros es superior, será mejor no adelantar pagos”, coinciden desde EFPA. La ayuda del asesor será fundamental para estos casos.

Además de esto, los ciudadanos que compraron su vivienda recurrente antes de 2013 se tienen la posibilidad de inferir del 15% de las cantidades aportadas en la declaración de la Renta. Hay un límite anual de 9.040 euros, que es conveniente no exceder en el momento de amortizar.

“Si se adelanta el pago, por ejemplo, en 25.000 euros, se pierden 16.000 euros en desgravaciones fiscales, por lo que sería más rentable aumentar al máximo los pagos hasta ese límite fiscal”, comentan desde EFPA.

Invertir de manera diversificada

Todos los especialistas también recomiendan planificar y diversificar las inversiones en productos distintas para reducir peligros. Una encuesta realizada por Finect afirma que el 44,2% de los consultados invertiría en Bolsa si le tocara el premio. “Para aumentar al máximo el dinero del premio hay que apostar por carteras diversificadas, tanto por distribución geográfica, como por campos y género de activos”, señalan desde Abante.

Los españoles se caracterizan por ser realmente conservadores con su dinero en el momento de invertir. De ahí que, parte del dinero se puede invertir en productos más conservadores como bonos del Tesoro, que tiene menos rentabilidad mas menos riesgo. Otra sección se puede dedicar a adquirir acciones o bien invertir en un fondo de inversión, que suelen tener más grande rentabilidad. 

La inversión del dinero servirá para rentabilizar mejor el dinero del premio. “Creo que una de las mejores opciones para gestionar el capital si toca el Gordo de Navidad, sería no gastarse nada de la cuantía del premio logrado, y también ir comprando recursos y servicios con el efectivo generado de los rendimientos de nuestros activos en cartera”, apunta Antonio Jiménez Colilla, administrador de Mapfre Administración Familiar.

¡Mucha suerte a todos con el Sorteo!


Photo gallery
Las mejores imágenes de la Lotería de Navidad


See Gallery







Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *