130 años de calentamiento global en siete segundos

Scott Duncan / TWITTERCaptura del montaje sobre la evolución del calentamiento global. No existe duda: el calentamiento global es cosa de los humanos. Y en este 2020, año de frenazo por la pandemia de coronavirus,

No existe duda: el calentamiento global es cosa de los humanos. Y en este 2020, año de frenazo por la pandemia de coronavirus, no hemos logrado frenarlo siquiera, y eso que nos hemos quedado en el hogar, han cerrado fábricas y daba la sensación de que la naturaleza reanudaba las localidades. 

La actividad humana se ha acelerado y no hay marcha atrás ni virus que la frene: el desarrollo de población y el desarrollo económico desde la máquina de vapor en 1750, mas especialmente el desarrollo exponencial desde la segunda mitad del siglo XX, han causado la fiebre del planeta. El uso desaforado de los combustibles fósiles a causa del modelo energético que adoptamos nos ha despedazado. Y, otra vez, en este año batiremos tristes récords: 2020 va a ser el año más caluroso de la historia desde el instante en que hay registros, según los datos preliminares de la Agencia de Meteorología de Japón.

Lo ha adelantado el meteorólogo londinense Scott Duncan, quien en su cuenta de Twitter ha mostrado los datos recopilados en 130 años, condensados en siete segundos apenas, un destructor retrato de entre los superiores problemas que afronta la Tierra. 

Según explica, aún se están cerrando los datos de diciembre, mas la conclusión es clara: vamos a más… mas en un caso así es proceder a menos, menos seguridad, menos salud, menos futuro. Los siete últimos años, afirma en su hilo, fueron asimismo los siete años más calurosos de la historia. 

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ya apuntó el pasado 3 de diciembre que este 2020 será uno de los tres años más cálidos de la historia. No ayudó la presencia del fenómeno de La Niña, que suele enfriar los océanos y las temperaturas en general. En su informe inicial de balance del año mantiene que la temperatura media será hasta 1,2 grados superior a los escenarios preindustriales (1850-1900). Es un número similar a la de 2019, superada solo por el 2016, el año más caluroso del que se tiene registro.

“Desgraciadamente, 2020 fué otro año anómalo para nuestro tiempo, en el que se produjeron novedosas temperaturas extremas en la extensión de la tierra, en el mar y especialmente en el Ártico”, ha dicho Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

“Pese a la paralización de muchas actividades que causó la COVID, las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero continuaron al alza, condenando al mundo a un más grande calentamiento por muchas generaciones más debido con el tiempo permanencia del dióxido de carbono en la atmósfera”, enseña el informe.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *