«¡Te la puedes poner en el coño!»: Vergonzosa discusión por las máscaras en el Metro de Madrid

MarioGuti vía Getty ImagesMetro de Madrid. Lo paramos unidos. De esta vamos a salir mejores. Y un largo etcétera de eslóganes que cada día se van por el sumidero cuando observamos escenas como la que

Lo paramos unidos. De esta vamos a salir mejores. Y un largo etcétera de eslóganes que cada día se van por el sumidero cuando observamos escenas como la que ha grabado este domingo la periodista Esther Yáñez en el Metro de La capital de españa. 

Todo ocurrió en un vagón de la Línea 5 entre una muchacha negra y un hombre mayor que se encontraba sentado, junto a su mujer, en frente de ella.  

Como vemos en el vídeo, de solamente un minuto, el hombre reprocha a voces a la muchacha que no se tapa la nariz. ”¡Tápese la nariz, gilipollas de mierda!”, le espeta. 

″¡Permítame en paz, que tengo la mascarilla puesta!”, responde la joven, subiéndose la mascarilla. 

El hombre se levanta un instante y le vuelve a chillar: ”¡Que se tape la nariz!”. 

″¡Que tengo la mascarilla puesta!”, contesta . 

″¡Que te tapes la nariz, coño!”, insiste el señor. 

“Racista, que eso es lo que es, un racista”, dice entonces la muchacha. 

″¡Nooo!”, reacciona la mujer del hombre, que sostiene una charla que solamente se puede oír con la joven. 

″¡Tápese la nariz, coño!”, regresa a chillar el hombre. ”¡No me venga en gana!”, responde ella. ”¡Eres gilipollas y andas jodiendo a todos!”, responde . 

Entonces se mete otro viajero en la charla, que le da “la razón” al señor. 

″¡Mas que llevo la mascarilla desde que entré!”, se explica la joven. 

″¡Te la puedes poner en el coño!”, contesta con muy malas formas el hombre. 

Cita que no debió oír la chavala, que seguía explicando al otro viajero que el hombre le había llamado “gilipollas” e “hija de puta”. 

″¿Qué hija de puta? ¡Hija de puta es !”, responde el señor. ”¡Usted, , usted!”, responde la joven. 

″¡Tápese la nariz, cerda!”, insiste el señor, que cada vez utilizaba un adjetivo distinto. ”¡Cerda tu madre, que estoy harta ya de tanto insulto!”, contestó . ”¡Tu puta madre!”, siguió el señor. 

Yáñez, que ha tildado lo sucedido de “escena lamentable” y de “esperpento sin ningún sentido por las dos partes”, dejó la próxima reflexión tras lo vivido: 

″¿Es necesario llegar a esto? ¿Qué mierda nos pasa como sociedad, como red social, como seres humanos? ¿Somos incapaces de tratarnos con respeto, con amor, con los pies en el suelo? ¡Con educación! ¿Tan bien difícil es? Estoy preocupadísima por las secuelas “invisibles” de la pandemia”.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *