Los sanitarios de La capital española, víctimas del temporal (y de la dejadez del Gobierno)

Juan Carlos Lucas/NurPhoto vía Getty ImagesSanitarias del Hospital Puerta de Hierro de La capital española, este domingo, 10 de enero.  El temporal de nieve de este fin de semana y la consiguiente ola de frío

El temporal de nieve de este fin de semana y la consiguiente ola de frío extremo que vive casi toda la Península han dañado a una Sanidad ya tocada. En el momento en que la Comunidad de Madrid está inmersa en un grave pico de contagios de coronavirus y en un plan de vacunación que no termina de despegar, el temporal pone un nuevo palo en las ruedas en los centros de salud de la región. 

Este fin de semana, las comunidades se han llenado de mensajes de sanitarios muy apurados por el temporal. Los que estaban en el hospital no lograron regresar a sus casas, y doblaron o incluso tresdoblaron sus turnos. Varios de los que tenían que ingresar a trabajar no lograron llegar a sus centros. Otros consiguieron llegar de manera heroica, y otros muchos se vieron obligados a aclarar los accesos, pala en mano, para que las ambulancias y los enfermos pudieran ingresar.

La peor parte, la Atención Principal

La situación este lunes no es mucho mejor. Y desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de La capital de españa (AMYTS) apuntan que la peor parte se la lleva la Atención Primaria. “En los hospitales siempre se trabaja los fines de semana, se hacen guardias todo el día y, si bien haya sido una faena para los trabajadores atrapados, los centros están listos para que la multitud pase allí la noche. En muchos consultorios no es de este modo”, remarcan.

AMYTS demanda que este lunes todavía había algunos sanitarios atrapados en su sitio de trabajo, y lo achacan principalmente a que las direcciones de los centros de salud de ciertos ayuntamientos, entre Morata de Tajuña, Navas del Rey o Cadalso de los Vidrios, no dejaron su cierre el viernes por la tarde. Y cuando los médicos quisieron salir, era bastante tarde

“La presidenta de la Comunidad de La capital española [Isabel Díaz Ayuso] ha dicho este domingo que los centros de salud se iban a abrir con total normalidad este lunes, y lo que nos hemos encontrado fueron accesos inalcanzables, caídas de sanitarios, fracturas, rupturas de muñecas, lesiones. Esa es la situación”, describen desde la Asociación. “La UME fué despejando los accesos de centros de salud, pero en los centros de salud, y más los de áreas despobladas, no ha sido de este modo”, lamentan. “En otros varios no hay calefacción, y la peor situación se la han llevado los SAR, los servicios de atención rural, que dan servicio a varios pueblos de la zona”, apuntan.

Hasta 96 horas atrapados en un hospital

Ángel Bayo es médico en un dispositivo de asistencia rural (SAR) y, si bien este fin de semana no tuvo que trabajar como tal, no dejó de ayudar a compañeros que se habían quedado atrapados, primordialmente en localidades del sureste de La capital de españa. “Estaban en ocasiones realmente complicadas”, afirma. 

“Inmensidad de compañeros estuvieron incomunicados en sus centros hasta 96 horas, con todo lo que esto acarrea no solo para la salud del profesional, sino más bien asimismo para la salud de la población”, afirma. 

Bayo lamenta que “las jerarquías no han tomado partido, no acreditaron el cierre de dispositivos y no dejaron que los profesionales se fuesen a descansar”. “Todo esto generó graves enfrentamientos”, apunta. Uno es “la nutrición”: “Hay gente que iba para trabajar 12 horas y se ha tenido que quedar 96, muchas veces sin poder salir a comprar”, denuncia. “Tampoco hubo tareas de limpieza y desinfección en estos días, precisamente en pandemia”, lamenta. “En algunos centros la situación fué trágica. Estamos hablando de zonas rurales”, recuerda el médico. 

Bayo mantiene que “si la gente fué capaz de volver a su casa ha sido por la ayuda y la buena intención de la vecindad”. “ se han brindado a llevarles a casa, a llevarles comida o calefactores”, cuenta.

Al médico le duele principalmente que la Consejería de Sanidad no haya puesto recursos para rescatar a los expertos encerrados en sus centros. “No entendemos de qué manera a la Consejería de Sanidad no se le ha ocurrido gastarse 4 duros en poner un servicio de 4×4 para agarrar al personal, o cómo no se les ocurrió cerrar los gadgets para que el plantel no se quedara allí atrapado”, explica.

“Afirmaban que desde el sábado estaban en contacto con Protección Civil y la UME. Pero de los 43 gadgets SAR de todo Madrid, no hay uno en el que se haya visto la llegada de Protección Civil o de la UME”, exclama Bayo. “Nos hemos sentido dejados, desprotegidos y maltratados. Nuestros gerentes algunas veces se olvidan de que existimos”, dice. “Es imposible dejar a la multitud tirada así”.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *