La pandemia de las fiestas Cayetanas

La pandemia no va con ellos. En el mes de octubre una celebración ‘Cayetana’ en pleno Barrio de Salamanca derivó en imágenes de jóvenes bailando sin mascarilla, sin distancia de seguridad y sin la más

La pandemia no va con ellos. En el mes de octubre una celebración ‘Cayetana’ en pleno Barrio de Salamanca derivó en imágenes de jóvenes bailando sin mascarilla, sin distancia de seguridad y sin la más mínima preocupación por los cientos de contagios por coronavirus que golpeaban Madrid. No se la perdieron Victoria Federica y su pareja, el DJ Jorge Bárcenas. Tres meses después, la historia se reitera.

El jueves por la noche corrió por comunidades un vídeo difundido por el periodista Miguel Frigenti, colaborador de Sálvame, de la mítica disco Teatro Barceló en el que se ve a incontables jóvenes saltar, abrazarse y vocear tal y como si la pandemia no tenga existencia. En ambos casos, los vídeos los colgaron ellos mismos en sus perfiles de Instagram. Con España batiendo datos de contagios, hospitalizados y fallecidos, la celebración no cesa para muchos privilegiados en La capital española.

La disco se vanagloria en su página web de las medidas de seguridad contra la covid que han puesto en marcha para “disfrutar con la máxima calma” y anuncian las sesiones de DJs, que se programan desde las 18 a las 22 horas, con el hashtag #BeCoolBeSafe. Las imágenes no son ni cool, ni seguras.

Ante la polémica generada, la salón asegura que se trató de un hecho puntual coincidiendo con el cierre del local. “Teatro Barceló fortalecerá las medidas internas primordiales que dejen garantizar que un hecho de estas características no logre regresar a generarse”, apunta.

Noche La capital de españa, la asociación de hombres de negocios de ocio nocturno, ha apoyado a la disco. “El Teatro Barceló es un referente de la noche madrileña. El vídeo de nueve segundos refleja un hecho puntual, una reacción espontánea de un grupo del público. A continuación, se expulsó a 23 personas del establecimiento por no realizar las reglas de seguridad”, señala Vicente Pizcueta, portavoz de la asociación.

La discoteca favorita de Victoria Federica y Froilán

Fachada del Teatro Barceló.

Testera del Teatro Barceló.

El Teatro Barceló, una de las salas de fiestas más conocidas de la capital, está ubicada en pleno centro de La capital de españa y suele estar frecuentado por jóvenes acomodados de ideología conservadora, a los que los madrileños llaman pijos.

Victoria Federica, la hija de la Infanta Elena, festejó su mayoría de edad en una fiesta en esta discoteca, estructurada por su hermano Froilán. La última vez que se vio aquí a la sobrina de los reyes junto a su novio Jorge Bárcenas, Barce, entre los DJ residentes de la salón fue el pasado 17 de diciembre. Victoria Federica no se quiso perder su reapertura, ya que el local estuvo cerrado durante 10 meses desde el instante en que se dictaminó el estado de alarma. Ese día, se realizó con aforo reducido, con mesas y con reserva de entrada.

El local cuenta con un aforo máximo de 980 personas, aunque en la época de 2019 intentó triplicarlo para lograr las 2.805 personas. La aprobación fue denegada por el Ayuntamiento de La capital española, un rechazo que le dejó proseguir abierto a principios de marzo del año pasado en el momento en que el Ministerio de Sanidad prohibió los eventos superiores a 1.000 personas.

El rey de la noche madrileña

El empresario Pedro Trapote y su mujer Begoña  Garcia Vaquero acuden a un evento de Porcelanosa en 2017 en San Sebastián de los Reyes.

El empresario Pedro Trapote y su mujer Begoña Garcia Vaquero acuden a un evento de Porcelanosa en 2017 en San Sebastián de los Reyes.

No es la primera oportunidad que el Teatro Barceló se ve envuelto en una polémica. La disco acogió a principios de marzo de 2019 el evento Cañas por España, organizado por las juventudes del partido de extrema derecha Vox. Los ayudantes abuchearon la bandera del colectivo LGTBI, lo que provocó la marcha temporal de la celebración Tanga! Party.

El dueño del Teatro Barceló, que fue hasta 2013 la archiconocida disco Pachá, es el empresario Pedro Trapote Avecilla (Valladolid, 1939), considerado el rey de la noche madrileña, que compró este local en 1996. Hace diez años, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le concedió la Medalla al Mérito Turístico, un reconocimiento que jamás había sido otorgada a un empresario de este sector.

Este pucelano está al frente del Grupo Trapote, que también es dueño de otros locales simbólicos de la capital como la disco Joy Eslava —abierta en 1981— y la colindante chocolatería de San Ginés. Este grupo cuenta con el apoyo de la cadena hotelera Barceló, que actúa como partner.

Locales del Grupo Trapote.

Locales del Conjunto Trapote.

Trapote es cuñado del expresidente del Gobierno Felipe González, con el que mantiene una excelente relación. La mujer del político socialista, Mar García Vaquero, es hermana de la mujer de Trapote, Begoña García Vaquero.

Gracias a la avanzada edad del empresario, la gestión del día a día del Teatro Barceló la lleva Pablo Trapote, entre los cinco hijos del empresario, fruto de un anterior matrimonio con la venezolana Gisela Vethencourt.

‘Tardeo’ desenfrenado y discos atestadas

Con la entrada en vigor de restricciones horarias el ‘tardeo’ ha comenzado a popularizarse en zonas de la capital como Ponzano, Salamanca o bien Ibiza. La famosa celebración cayetana del puente del 12 de octubre, un ejemplo evidente de ′tardeo’, se celebró en La que se lía, una disco integrada en la cervecería La Lianta, ubicada en la calle María de Molina y que forma parte del Conjunto Lalala.

El ascenso de este grupo de restauración desde el momento en que nació en diciembre de 2015 fué meteórico hasta lograr los 17 locales, ciertos libres en plena pandemia. Entre ellos hay sitios de comidas, cervecerías y salas de celebración que prosiguen celebrando acontecimientos. Los fundadores son Miguel Nicolás, hermano de Fernando Nicolás, principal creador del conjunto de restauración Larrumba y también íntimo de Alonso Aznar, y Luis Torremocha, inseparable de Victoria Federica y Froilán.

Torremocha también es relaciones públicas del Festival Starlite, en Marbella. El acontecimiento, que se extiende durante toda la temporada estival, es un punto de encuentro para famosos y integrantes de la jet set que veranean en la localidad andaluza. El pasado verano fue noticia por un concierto del conjunto Taburete en el que el cantante Willy Bárcenas, hijo de Luis Bárcenas, chillaba “ni una puta mascarilla” al público. Entre los asistentes tampoco había distancia de seguridad.

En la ya conocida celebración que se festejó en octubre pinchaba Adrián Lozano, DJ de cabecera del conjunto, con Jorge Bárcenas, que también es habitual en estas sesiones de ′tardeo’. Alcanza con echar un vistazo a sus stories de Instagram para comprender que esta fiesta no es un caso apartado y que lo que se vende como una reinvención del ocio nocturno guardando las distancias y con máscaras no es tal.

Lozano y Bárcenas son comunes en restaurantes que ahora ofrecen sesión DJ como Marieta (grupo Larrumba), La Mamona de Canalejas (conjunto Lalala) o bien Panthera, situado en el vecindario de Almagro. Lozano, que es DJ habitante del conjunto Lalala y del festival Starlite, también se vio envuelto en la polémica en el primer mes del verano, cuando se ocupó de amenizar una velada en la terraza del centro comercial A.C.de Serrano, donde los ayudantes bailaron sin mascarilla y compartieron cachimba. Entre ellas sí estaba de nuevo Victoria Federica.

En Serrano también está la disco Blackstar, donde el pasado domingo Zayra Gutiérrez, la hija de Guti y Arancha de Benito, gozó de nuevo de una noche de desenfreno sin respetar las reglas sanitarias. La joven celebró a finales de diciembre una tumultuaria fiesta de cumpleaños en su casa de Boadilla del Monte sin distancia, sin máscaras y superando extensamente el número de seis personas toleradas en asambleas sociales. Los propios asistentes lo desvelaron en Instagram con vídeos ilustrados con frases como “nos chiflan las pandemias”.

Sálvame demostró este lunes que Gutiérrez es reincidente puesto que aparte de irse de fiesta este domingo, la joven también celebró la noche de Reyes en otra popular discoteca de la ciudad más importante, Tiffany’s, situada en El Viso, entre los distritos más ricos de La capital de españa. La distancia y las mascarillas asimismo relucieron por su sepa entonces.

Por qué siguen abiertas las discotecas

Si bien el tardeo transporta en rema desde que se relajaron las medidas en verano, las discotecas estuvieron cerradas desde marzo hasta hace escasos meses en la Red social de La capital española. El pasado 15 de octubre el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso permitió que este tipo de locales pudieran prestar servicios de hostelería y restauración con la meta de que pudieran paliar el encontronazo económico derivado de la pandemia. Por medio de este cambio, muchas salas de celebración están abiertas en La capital de españa a diferencia de lo que sucede en el resto de España.

Si desean abrir deben hacerlo sujetos a una sucesión de normas entre las que se tienen dentro no utilizar la pista de baile, donde se tienen que colocar mesas, almacenar la distancia de seguridad y sostener la mascarilla en todo momento excepto para beber o comer. A la visión de las imágenes de lo que sucedió el jueves en el Teatro Barceló o del panorama de las discotecas que frecuenta Zayra Gutiérrez, se puede decir que no en todos los casos se cumple con la normativa.

Mientras España se contagia, los cayetanos bailan.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *