Simón pasa de considerar un «encontronazo marginal» a afirmar que la cepa británica va a ser «dominante en España»

La curva de España prosigue marcando máximos de contagios diarios y, por el momento, no se ve que vaya a mejorar demasiado. El presagio de Fernando Simón no es nada halagador de cara a las

La curva de España prosigue marcando máximos de contagios diarios y, por el momento, no se ve que vaya a mejorar demasiado. El presagio de Fernando Simón no es nada halagador de cara a las próximas semanas. Como si fuera poco, se estima la llegada más fuerte de la cepa británica, un elemento que intranquiliza al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), más allá de que hace pocas datas defendió su afectación como “marginal”.

Este miércoles, Sanidad publicó un informe analizando el impacto de esta variante en España. Por el momento, marca el texto, no se ha registrado una incidencia elevada, pero podría ocurrir. Sobre ello ha opinado Simón, que ha puesto en contexto su evolución en Reino Unido y también Irlanda.

“Reino Unido detectó la variación actual a fines de septiembre. No fue hasta diciembre cuando se identificó como la dominante; en nuestros días ocupa entre el 80% y el 100% allí. Y en Irlanda pasó de ocupar el 5% al 45% en pocas semanas”.

En concordancia con el artículo del Ministerio, el epidemiólogo cree que “aunque en España tenemos estimaciones no muy exactas todavía, por muestras aleatorias su circulación de hoy está precisamente por debajo del 5%”. A esto añade otros estudios parciales, que puntualizan que la tasa de afectación de la variante estaría “entre un 2% y un 3%”. “Sí puede haber zonas concretas donde se haya producido un brote por esta cepa o bien porque vengan personas de Reino Unido, mas hablamos de puntos concretos”, ha matizado inmediatamente.

A primeros de enero, Simón descartó que la subida de casos se debiera a causas ‘británicas’ y llegó a asegurar que la variante tendría “un impacto marginal, al menos en nuestro país” si bien en Reino Unido “es otra situación”.

Por otro lado, la evolución analizada en las islas augura que esta variación del virus se expandirá en España y ahora Simón sí cree que “se puede transformar en cepa dominante a mediados de marzo. Entonces podría ocupar un 40-45% de los casos diagnosticados”.

Como siempre, pone su estimación en manos “de cómo evolucionen las cosas”. “Pueden salir otras cepas que compitan con , pero calculo que en el tercer mes del año ya sea una cepa dominante; hoy aún no lo es”, ha rematado.

Su circulación masiva podría conllevar una mayor saturación de un sistema asistencial ya al filo del colapso por la tercera ola. Sobre sus efectos, el CCAES advierte de este peligro, si bien admite que el riesgo de reinfecciones
por esta variación así como la reducción de la eficiencia vacunal se consideran bajos.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *