Las dos cosas que tienes que llevar a cabo sí o bien sí cuando sufras ‘aquaplaning’

Se fue Filomena, mas en unos días nos cruzamos con Gaetán, Hortensia y hasta Ignacio. Por el momento no hay nieve, pero sí lluvia, y mucha, un inconveniente más para la circulación. La previsión para

Se fue Filomena, mas en unos días nos cruzamos con Gaetán, Hortensia y hasta Ignacio. Por el momento no hay nieve, pero sí lluvia, y mucha, un inconveniente más para la circulación.

La previsión para el objetivo de semana es de fuertes rachas de viento y también indispensables precipitaciones, que podrían poner en aprietos a quienes quieran coger el coche. El primordial peligro en estas condiciones es el inquietante aquaplaning. En verdad, no hace falta vivir un temporal para hallarse frente a un inconveniente que puede darse en todo tipo de vías.

El aquaplaning se encuentra dentro de las expresiones más temidas por todo conductor; el momento en el que el vehículo pasa por una balsa de agua y ‘flota’, puesto que las ruedas no tienen la posibilidad de evacuar todo el agua que pisan. En ese instante no hay adherencia suficiente y cualquier movimiento brusco puede ser fatal. Por ello, comprender cómo actuar en esos segundos es clave.

Lo primero, mantener la calma (esto es obvio siempre, pero con lluvia, más). Aparte, es fundamental sostener el volante con solidez y mantenerlo recto, nada de estimar salirse de ese carril empapado o bien tratar de evitar el charco. Un volantazo en mitad de una balsa es sinónimo total de accidente.

Frenar, tampoco. En el instante en que se produce el aquaplaning lo que hay que hacer es levantar el pie del acelerador suavemente, evadiendo comunicar más potencia a las ruedas, tal como cambios bruscos de agilidad. Solo suponiendo que la colisión fuera inevitable habría que frenar, tratando que la poca adherencia que tengan las ruedas traseras sirvan para reducir algo la inercia.

El aquaplaning es imposible predecir, pero sí es viable achicar riesgos al conducir bajo la lluvia: achicar la velocidad y aumentar la distancia de seguridad con otros vehículos son dos puntos básicos para cualquier ruta bajo lluvia.

«},»isMapi»:false,»isAmp»:false,»entryId»:»600add5cc5b6fe97669bbde1″,»entrySection»:»life»,»isWide»:false,»headerOverride»:null,»noVideoAds»:false,»isNative»:false,»isHighline»:false,»vidibleConfigValues»:null,»customAmpComponents»:["apester-media","playoncenter"],»ampAssetsUrl»:»https://amp.assets.huffpost.com»,»videoTraits»:null}}»>

NUNCA dejes estas cosas en el coche si el termómetro está en negativo




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *