Madrid prohíbe reuniones de no convivientes en viviendas y adelanta el toque de queda a las 22:00 horas

A las diez (de la noche), en el hogar. La capital de españa ha embrutecido sus medidas contra el coronavirus frente al incremento sin control de casos en toda la región y en el país.

A las diez (de la noche), en el hogar. La capital de españa ha embrutecido sus medidas contra el coronavirus frente al incremento sin control de casos en toda la región y en el país. Desde el lunes próximo 25 y hasta el 8 de febrero van a estar prohibidas las asambleas de personas no convivientes en casas y se adelantará el toque de queda a las 22:00 horas, una antes del horario de hoy.

El asesor de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado también la limitación de las reuniones sociales a un máximo de cuatro personas, al lado del cierre de la hostelería a las 21:00. En estos establecimientos va a estar prohibido el servicio en barra, en tanto que las terrazas van a quedar reducidas a un 75% de su aptitud.

No serán los únicos espacios que se verán damnificados en sus aforos. Los locales de ocio en centros comerciales no van a poder albergar más de un 50%, en tanto que teatros, cines y otras instalaciones culturales podrán contar con un 75% de su capacidad máxima. Las salas polivalentes (como el WiZink Center) se limitan a un 40%.

Salvedades a las nuevas medidas

Las limitaciones de asambleas en domicilios y espacios privados tienen salvedades por “precaución de personas superiores, dependientes o bien principalmente atacables”, ha matizado Ruiz Escudero.

Del mismo modo, hay exenciones para el cierre de locales. Esos que van a poder continuar libres en horario nocturno van a ser “farmacias, establecimientos médicos, veterinarios y gasolineras”, así como todos los que presten “servicios imprescindibles e improrrogables”.

En su intervención ha advertido de que las infracciones por incumplimiento están entre los 600 y los 600.000 euros y ha pedido la colaboración “activa” de la Delegación del Gobierno y de las policías municipales para el control de estas medidas.

En el pack de novedosas medidas, el asesor ha detallado ques se ampliarán las zonas básicas de salud con limitaciones de movilidad, que serán 56 en 25 ayuntamientos distintos, lo equivalente a 1,6 millones de pobladores.

“Nos encontramos en un nuevo escenario que supone nuevas reglas de juego”, ha apuntado tras indicar un aumento de casos semanal del 18%, por lo cual la incidencia en la región está ya en 874 positivos por cada 100.000 pobladores, citando datos propios.

El consejero de Díaz Ayuso no ha perdido aquí la posibilidad para puntualizar que otras comunidades están peor (seis superan ampliamente el millar de casos de media). Y, tocaba, incidir en “Barajas”: “Al Gobierno se ve no preocuparle la cepa británica, mas a nosotros, mucho”.

El responsable de Sanidad ha hecho hincapié durante su intervención en la necesidad de “quedarse en casa” e impulsar el trabajo a distancia en aquellas empresas que logren organizarse a distancia.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *