¿Qué sabemos de los 24 fallecidos en una residencia del estado de Nueva York “7 días después de vacunar al 80% de los residentes”?: El brote por COVID-19 en el centro fue antes de que se iniciara la vacunación

Categorías Salud Recursos utilizados Búsqueda inversa de Google “Casualidad?: En una residencia de ancianos que NO había tenido muertes por COVID, ya son 24 los fallecidos 7 días después de vacunar al 80% de los

Categorías

Salud

Recursos utilizados

Búsqueda inversa de Google

“Casualidad?: En una residencia de ancianos que NO había tenido muertes por COVID, ya son 24 los fallecidos 7 días después de vacunar al 80% de los residentes” a “12 de enero de 2021” o “se supone que vacunar a las personas reduce o acaba con las muertes por coronavirus. ¿Correcto? Pero, en The Commons, se informa que tales muertes ocurrieron solo después de que los residentes comenzaron a recibir vacunas contra el coronavirus”, es parte del texto de una publicación que se ha hecho viral en redes sociales que relaciona la muerte de 24 personas en la residencia The Commons en la ciudad de Auburn, que se encuentra en el condado de Cayuga, perteneciente al estado de Nueva York, con la vacuna contra la COVID-19 y menciona que hasta la fecha en este centro no se habían producido muertes por coronavirus.

Las publicaciones en redes sociales están basadas en un artículo del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad, pero el artículo no menciona que el brote por COVID-19 en el hogar de ancianos fue anterior al inicio de la vacunación, como indican desde la propia residencia.

Captura de la publicación que se difunde en redes sociales.

El artículo omite que el brote en el centro empezó antes que se comenzara a vacunar a los residentes

Las publicaciones que circulan en redes sociales y que vinculan la muerte de los residentes con el hecho de haberse vacunado contra COVID-19, están basadas en un artículo escrito por Adam Dick en la página web del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad, una entidad que “moviliza a colegas y colaboradores” del excongresista republicano Ron Paul, “para que participen en una amplia coalición para educar y abogar por cambios fundamentales” en la política “exterior e interior” de Estados Unidos, como explican en su página web.

Este artículo de Adam Dick, publicado el 12 de enero, explica que las muertes de los residentes ocurrieron “después” de que estos “comenzaran a recibir la vacuna contra el coronavirus” y a su vez, hace referencia a otro artículo escrito por James T. Mulder en el medio local syricause.com, que lleva el nombre de la ciudad homónima, donde se explica que el brote en la residencia comenzó el 21 de diciembre, mientras que la vacunación a los residentes comenzó el día siguiente, el 22 del mismo mes. No obstante, Dick omite esta información en su artículo.

El brote en el asilo comenzó el día 21 de diciembre, mientras que las vacunaciones empezaron al siguiente día, de acuerdo con la residencia

Julie Sheedy, la directora de marketing de Loretto, empresa que gestiona la residencia, explica al periodista James T. Mulder en un artículo en syricause.com, el mismo al que Adam Dick hace referencia, que “el brote en The Commons en St. Anthony en Auburn comenzó el 21 de diciembre cuando una ola de casos» de COVID-19 «posteriores al Día de Acción de Gracias empezó a afectar al condado”. También menciona que desde que comenzó el brote, 21 residentes habían muerto en The Commons y tres en el hospital.

El artículo también explica que no había habido muertes por COVID-19 en hogares de ancianos en el condado de Cayuga, condado en el que se encuentra la residencia, “hasta que se informaron las primeras tres muertes en The Commons el 29 de diciembre” y que “el asilo de ancianos comenzó a vacunar a los residentes el 22 de diciembre”, habiendo sido vacunados hasta esa fecha el 80% de los residentes.

Asimismo,una portavoz de Loretto también ha declarado a Reuters, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) a la que también pertenece Maldita.es, que “el brote ya causó 24 positivos a 21 de diciembre en la residencia The Commons, antes de que Loretto comenzara a administrar la vacuna, el 22 de diciembre”. Además, explicó que las primeras muertes por COVID-19 se notificaron en la residencia el 29 de diciembre y para el 9 de enero ya se habían producido 24 fallecimientos por coronavirus.

Como podemos comprobar, la residencia The Commons informó el pasado 22 de diciembre en su perfil de Facebook que habían comenzado a administrar la primera dosis de la vacuna a los residentes y empleados ese mismo día. 

La residencia de ancianos califica la publicación del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad de “falsa y peligrosamente engañosa”

Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con la residencia The Commons, quienes nos han remitido un artículo publicado por syricause.com el día 13 de enero. En esta publicación, la directora de marketing de Loretto, Julie Sheedy declara que la publicación de Adam Dick, a través del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad que omite que el brote en la residencia The Commons comenzó antes de la vacunación de los residentes, es “falsa y peligrosamente engañosa».

Asimismo, asegura que “el primer residente dio positivo el 16 de diciembre y se confirmó un brote de casos adicionales el 21 de diciembre”.

El medio syricause.com, además, publicó un editorial el 17 de enero titulado “La desinformación de la vacuna Covid [sic] socava la lucha para poner fin a la pandemiadonde advierten del peligro que pueden suponer publicaciones como la del Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad y recomiendan a los lectores seguir una serie de indicaciones como informarse a través de fuentes oficiales y confiables para luchar contra la desinformación.

Las vacunas contra la COVID-19 autorizadas y recomendadas actualmente no contienen el virus

Como explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), “ninguna de las vacunas contra la COVID-19 autorizadas y recomendadas, ni las vacunas contra el COVID-19 que actualmente se están desarrollando en los Estados Unidos” (Pfizer-BioNTech y Moderna, las mismas que se están proporcionando en España) “contiene el virus vivo que causa el COVID-19. Esto significa que las vacunas contra el COVID-19 no pueden hacer que se enferme de COVID-19”.

Aclaran, también, que nuestro organismo tarda algunas semanas en generar inmunidad contra el virus tras la vacunación, lo que quiere decir que “es posible que una persona se infecte por el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de haberse vacunado, y que se enferme de todos modos, ya que la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección”.

En Maldita.es, además, ya os explicamos ¿Por qué estamos viendo positivos de coronavirus en residencias después de haber recibido la primera dosis de la vacuna?.

Por lo tanto, como ha declarado la directora de marketing de Loretto, la empresa que gestiona el centro, el primer paciente dio positivo el 16 de diciembre, y el brote comenzó el 21, mientras que la vacunación a los residentes comenzó el día siguiente, el 22 del mismo mes.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *