Al semanario alemán ‘Der Spiegel’ le bastan diez letras para retratar la estrategia de España con el virus

GTRESFernando Simón, Salvador Illa y Pedro Sánchez. La tercera ola del coronavirus está pegando con fuerza a España. El país sigue en cifras récord. Con 93.822 contagios más y la incidencia acumulada en 884 casos

La tercera ola del coronavirus está pegando con fuerza a España. El país sigue en cifras récord. Con 93.822 contagios más y la incidencia acumulada en 884 casos por cada 100.000 habitantes, se encara a su más grande reto: achicar el contagio con bastante rapidez para eludir el colapso del sistema sanitario.

La situación es tan delicada que ya comienza a llamar la atención de los primordiales medios de comunicación extranjeros. La gaceta alemana Der Spiegel, el más grande semanario de Europa, ha dedicado recientemente un extenso reportaje a investigar la estrategia que está siguiendo el Gobierno de España con el virus y la califica con una sola palabra: arriesgada.

La gaceta subraya que, al paso que Italia , Francia y Alemania doblegaron la curva con medidas duras, los contagios se han disparado en España como lo hicieron en Gran Bretaña hace algunas semanas.

“La tercera ola ahora golpea al país con mucha más fuerza que la segunda”, destaca Der Spiegel, que avisa de que todavía no se puede comprender con certeza si va a ser peor que la primera. “En algunas zonas, los hospitales ahora están más llenos que en primavera. Se están instalando nuevamente centros de salud de campaña”, explica el producto.

El semanario ten en cuenta que el aumento en el número de infecciones comenzó en el momento en que la segunda ola todavía no se había ido. En ese instante “los números volvieron a subir y al comienzo nadie se preocupó”. “Entonces llegó un puente, un tanto más tarde Navidad, Nochevieja y finalmente los Reyes Magos. Las vacaciones, en las que no había reglas estrictas, asistieron al virus: brincó de familia en familia, de grupo de amigos en grupo de amigos”, apunta Der Spiegel.

En el artículo diríase que, en otoño, las zonas españolas consiguieron frenar la ola de infecciones con medidas “leves” y que “en algunos lugares, los restaurantes tuvieron que cerrar, de algunas ciudades unicamente se podía salir por una razón justificada y las asambleas de amigos solo se permitían en pequeños grupos”, por lo cual “todo el país se alegraba de no tener que volver a sobrecargar la economía con un bloqueo duro”.

El semanario se pregunta si las medidas quirúrgicas asimismo son suficientes en esta ocasión y se puede detener el aumento antes de que el sistema sanitario colapse o se extienda la nueva mutación del virus del Reino Unido.

Frente a la situación, en el producto se apunta que muchas zonas instan al ministro de Sanidad, Salvador Illa, a tomar medidas más duras, mas que éste lo rechaza argumentando que no se necesita un cambio en la ley para achicar los contagios.

Der Spiegel exhibe su sorpresa por que el Gobierno español es tremendamente “optimista”, mas resalta que esa estrategia “es osada”. “Pues sin un bloqueo, la cantidad de infecciones disminuirá más lentamente que en primavera. La mutación del virus británico B.1.1.7 es la primordial amenaza. Por supuesto, es más contagioso y probablemente asimismo más mortal que las variantes antes dominantes”, destaca.

“Los expertos coinciden en que la mutación británica podría transformarse en la variante dominante en España a partir de marzo. El gobierno espera que para entonces se hayan vacunado varios españoles superiores. Pero nadie sabe si el virus va a poder frenarse con medidas quirúrgicas”, alarma el semanario.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *