Malditos terremotos: recomendaciones y datos científicos sobre los seísmos

Con motivo de los terremotos sucedidos en Granada durante los últimos días, en Maldita.es aprovechamos para recopilar todos los artículos que hemos publicado en Maldita Ciencia y Maldito Bulo al respecto. Aunque España no suele

Con motivo de los terremotos sucedidos en Granada durante los últimos días, en Maldita.es aprovechamos para recopilar todos los artículos que hemos publicado en Maldita Ciencia y Maldito Bulo al respecto.

Aunque España no suele registrar grandes terremotos, sí hay actividad sísmica que de vez en cuando dejan imágenes como las del terremoto de Lorca (Murcia) de 2011 que alcanzó la magnitud 5. En caso de que se produzca un temblor sísmico, algunos riesgos serán inevitables, pero existen una serie de recomendaciones que te pueden ayudar a minimizarlos. Por eso, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ofrece una serie de consejos para llevar a cabo antes, durante y después de un terremoto. 

Por ejemplo, si vives en una zona con peligrosidad sísmica alta, no está de más tener siempre a mano un botiquín de primeros auxilios con linternas, baterías recargables y un silbato y saber cerrar todas las llaves de paso de luz, agua y gas. Durante el terremoto es importante alejarse de los objetos pesados, agacharse y protegerse la cabeza con las manos. Una vez terminado el seísmo, hay que tratar de apagar todos los fuegos ocasionados y usar siempre las escaleras. También es importante cubrirse la nariz y la boca e intentar dar golpes si te has quedado atrapado. 

Infografía sobre qué hacer durante un terremoto. Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

A raíz de la situación ocasionada en Granada debido a los continuos temblores (que recibe el nombre de enjambre sísmico), se está afirmando que la sucesión de varios pequeños terremotos es positiva pues, de esta forma, se libera la energía y se evita uno mayor. Según expertos consultados por Maldita Ciencia, esta afirmación no tiene fundamento científico.

Desde el IGN nos afirmaron que la Vega de Granada es una zona de peligrosidad sísmica clara, por lo que no se puede decir que no se vaya a producir uno mayor. Además, hay que tener en cuenta que las escalas de magnitud que sirven para medir los seísmos son exponenciales y para igualar la energía que se desprende en un terremoto de magnitud 6, se necesitan 32 de magnitud 5, 1000 de magnitud 4 o 32 000 de magnitud 3. Es decir, aunque se registran más seísmos pequeños que grandes, no son los necesarios para liberar la energía de un gran terremoto ocasional.

Tras la secuencia sísmica vivida en Granada, muchas personas afirman sentir que tiemblan todo el rato como si estuvieran viviendo un terremoto aunque no se esté produciendo. Según los psicólogos consultados por Maldita Ciencia, esto tiene una explicación muy sencilla: se debe a un estado de hipervigilancia causado por la ansiedad que nos produce estar en alerta ante una amenaza real.

Los expertos nos dicen que es normal que nuestra ansiedad se dispare tras un desastre y nuestros sentidos se agudicen siendo más receptivos a lo que pasa a nuestro alrededor. De esta forma, cualquier pequeño movimiento, golpe, alteración del entorno o incluso la propia tensión de nuestros músculos se puede percibir como un temblor

La situación vivida en Granada provocó que circularan varios bulos alertando de otros terremotos próximos, grietas que ya estaban previamente o vídeos antiguos de otras localidades. En Maldito Bulo recopilamos todos los que se compartieron por redes sociales y que llegaron a nuestro chatbot WhatsApp (+34 644 22 93 19) durante los seísmos.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *