Las pistas que apuntan a la separación de Sara e Iker

Desde que eligieron dejar Oporto (Portugal) y regresar a La capital de españa, los comentarios sobre el distanciamiento entre el matrimonio formado por Iker Casillas y Sara Carbonero no han cesado. El pasado agosto, el

Desde que eligieron dejar Oporto (Portugal) y regresar a La capital de españa, los comentarios sobre el distanciamiento entre el matrimonio formado por Iker Casillas y Sara Carbonero no han cesado.

El pasado agosto, el exfutbolista protagonizó un extenso informe en la revista Semana en el que intentaba salir al paso de esos comentarios, reconociendo por su parte un cierto distanciamiento. “He estado de un lado para otro e igual no he estado lo que tendría que estar al lado de Sara”, confesaba. Ese alejamiento en los últimos meses podría haber ido a más.

Hace justo un año que Iker Casillas felicitaba a su mujer por su 36 cumpleaños a través de Instagram con una amorosa fotografía de los dos abrazados. Esta es la última fotografía de la pareja en redes sociales.

Sin ser una incesante, porque siempre fueron sutiles con su intimidad y su relación, los seguidores de la famosa pareja aplaudían con entusiasmo algún ademán de cariño y cooperación que se dedicaban en redes. Pero de eso hace mucho que no hay señales. Ni siquiera de instantes de su vida familiar, algo que sí compartían en el momento en que radicaban en la localidad portuguesa y gozaban de tardes en la playa o de jornadas de parque con los niños. Eso sí: todas las fotografías de Sara tiene el “me gusta” de Iker. Y todas las de Iker tiene el “me agrada” de Sara.

Instalados en Madrid, ¿en 2 casas diferentes?

La periodista y el deportista se instalaron definitivamente en la capital española antes del inicio de curso de sus hijos, Martín (7 años) y Lucas (4 años). Desde ese momento, la familia radica en su casa de La Finca (Pozuelo) mientras prosiguen las proyectos de remodelación del piso que Iker Casillas compró antes del traslado en la zona de Parque Oeste (Moncloa).

De esa casa se ha visto salir a Iker en numerosas ocasiones pero, según los periodistas que montan guardia en la zona, de su mujer no hay pistas, lo que hace especular con la instalación definitiva del portero en .

Mientras que el exfutbolista anunciaba a finales del pasado año su incorporación a la Fundación del Real La capital española, Sara vive volcada en su trabajo. Además de sus colaboraciones con varias firmas y de regentar Slow Love, la marca de moda que creó junto a su amiga Isabel Jiménez, la periodista está muy ilusionada con su vuelta a la radio. Desde el pasado 22 de enero conduce el espacio de entrevistas Que siga el baile en el programa T4 de Radio Marca. El último invitado de su sección ha sido su compañero en los informativos de Telecinco durante varios años: David Cantero.

¿Habrá confirmación?

La prensa enfocada especula ya hace unos días con la confirmación oficial de la ruptura, a pesar de que los hay que piensan que, siguiendo su máxima de discreción, y tal como hicieron cuando se casaron, no creerán necesario hacer llegar el objetivo de la relación.

Una relación que puso los pelos de punta a todo el país en el momento en que, en la mitad del desvarío y la celebración de la victoria de la selección de fútbol en el Mundial de Suráfrica en 2010, Iker no pudo soportar las ganas y besó a la periodista en medio de la entrevista.

Va a costar asumir que esa pareja que conmovió a todos en el momento en que el destino les puso frente 2 de los desafíos más difíciles -un infarto que retiró a Iker de la primera línea del fútbol y un cáncer que puso patas arriba la vida de Sara- se ha roto. ¿Ya no va a haber más besos?

«},»isMapi»:false,»isAmp»:false,»entryId»:»6019794bc5b6bde2f5c33bf1″,»entrySection»:»life»,»isWide»:false,»headerOverride»:null,»noVideoAds»:false,»isNative»:false,»isHighline»:false,»vidibleConfigValues»:null,»customAmpComponents»:["apester-media","playoncenter"],»ampAssetsUrl»:»https://amp.assets.huffpost.com»,»videoTraits»:null}}»>

La evolución de Sara Carbonero




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *