Por qué las ideas no son delito: el Constitucional sentenció que la mera adhesión ideológica a unas ideas nunca puede ser delito

A raíz de la suspensión de la cuenta del partido Vox en Twitter, el PSOE publicó un tuit que decía que “HAY IDEAS QUE SON DELITO“. Este tuit fue borrado posteriormente, pero puedes verlo archivado

A raíz de la suspensión de la cuenta del partido Vox en Twitter, el PSOE publicó un tuit que decía que “HAY IDEAS QUE SON DELITO“. Este tuit fue borrado posteriormente, pero puedes verlo archivado aquí y nos habéis preguntado por ello. ¿Pueden las ideas ser delito?

Maldita.es se ha puesto en contacto con Joaquín Urias, profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla y exletrado del Tribunal Constitucional, que ha escrito sobre este tema en Twitter diciendo que las ideas nunca son delito. Nos ha explicado que “en España no tenemos ese concepto. El Tribunal Constitucional ha declarado que la mera adhesión ideológica a unas ideas nunca puede ser delito. Es decir, que manifestar una idea (entendida como un posicionamiento personal sobre la sociedad) no puede ser delito. Sea la que sea. El poner de manifiesto una ideología es algo protegido por la Constitución”. Concretamente por el artículo 16, que garantiza la “libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades”.

Fuente: Constitución española

Urias también asegura que “en Alemania, con una Constitución que se aprueba contra el nazismo, hay un concepto de democracia militante conforme al cual está prohibida la difusión o el apoyo a las ideas totalitarias. Por eso se prohibieron el partido nazi y el comunista”.

Aunque no las ideas, la palabras pueden ser constitutivas de delito si incitan a cometer delitos o causan daño

Aunque la idea no sea un delito, ciertos mensajes sí pueden serlo. Jacobo Dopico, catedrático acreditado de Derecho Penal en la Universidad Carlos III de Madrid que también ha vertido sus opiniones sobre este tema en su cuenta de Twitter explica a Maldita.es que pueden serlo “no por expresar una idea, sino por hacerlo de modo que suponga una incitación idónea para mover a otras personas a cometer delitos contra una minoría vulnerable”. Es decir, que si unas palabras no sólo promueven una idea sino que incitan a cometer delitos contra una minoría, sí serían delito.

“Así”, explica Dopico, “la Sentencia del TC 235/2007 sentó que el mero negacionismo de la Shoah [el holocausto nazi] no es delito, pero sí lo es cuando se haga de forma que suponga una incitación, aunque sea indirecta, a la comisión de actos delictivos o discriminatorios contra los judíos, los gitanos, los homosexuales, etc. Lo mismo rige para delitos como el enaltecimiento del terrorismo (Sentencias del TC 112/2016 y 35/2020)”.

Para Urias, que las ideas no sean delito “no significa que las palabras no delinquen. Para que una expresión (en Twitter, en la prensa, en una manifestación o donde sea) sea delito es necesario que cause un daño. Eso sucede cuando se usan las palabras para algo que no es la mera exposición de un planteamiento ideológico”. Así, este ex letrado del Tribunal Constitucional nos explica que “se puede prohibir usar palabras para amenazar, para insultar, para crear pánico, para dar a conocer la intimidad ajena, para animar a cometer un delito… En todos esos casos no se trata de exponer una idea abstracta, sino de causar un daño”.

Por lo tanto, tal y como consideró el Constitucional, las ideas no pueden ser constitutivas de delito en España, aunque sí las palabras cuando se usan para causar daño o para incitar a delitos.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *