Los Médicos de Familia lanzan un importante aviso: se ve mucho en las terrazas y es «un peligro»

GETTYUna mascarilla, tirada en el suelo. Cualquiera que haya paseado por la calle lo vió: multitud de personas, pese a estar en la mitad de una pandemia, prosiguen fumando tanto en la calle como en

Cualquiera que haya paseado por la calle lo vió: multitud de personas, pese a estar en la mitad de una pandemia, prosiguen fumando tanto en la calle como en las terrazas de bares y sitios de comidas, con el riesgo que eso implica. 

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Social (semFYC) ha manifestado su “preocupación” por el peligro que piensa para la transmisión del virus el permitir fumar y vapear en estos lugares en los que siempre acostumbra haber gente.

“Existe prueba consistente sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por medio de sprays como forma predominante de contagio. Los sprays se generan al respirar y al hablar, siendo la carga considerablemente mayor cuando se realizan actividades en las cuales se exhala el aire con más fuerza, como cantar, vocear o fumar. Y esto último es aplicable al vapeo y a otras novedosas formas de consumo de tabaco”, han explicado. 

Así, aunque apuntan que “la mayor carga de prueba de contagios se produce en sitios cerrados”, señalan que “no puede asegurarse que esta transmisión no se realice asimismo en espacios abiertos, con las secuelas que ello implica, eminentemente para algunos conjuntos de población singularmente vulnerable, como jubilados, enfermos o embarazadas”.

“En el momento en que se deja fumar o utilizar otros dispositivos susceptibles de dejar en libertad nicotina en una terraza, se pone en riesgo a quienes están en , así como al propio fumador que, durante numerosos minutos, continúa expuesto a los aerosoles de otros sin mascarilla”, han señalado.

De la misma forma, sostienen también que, durante el consumo de tabaco o cigarros electrónicos, “a la sepa de mascarilla se aúna el gesto reiterado de llevarse la mano a la boca (un fumador de una cajetilla de cigarrillos lo hace más de 300 ocasiones cada día)”. “Y en el caso de las cachimbas, se añade el peligro de transmisión del virus derivado de su uso compartido”, han afirmado.

Para finalizar, resaltan que en la actualidad hay un incumplimiento generalizado de la normativa vigente sobre las terrazas de la hostelería. “Es una constante que se fume en terrazas semicerradas que no se ajustan a la norma impuesta por la Ley 28/2005 en su producto 2.2, y donde las concentraciones de partículas de sprays pueden llegar a escenarios afines a las de un espacio cerrado”, han lamentado.

“Por todo lo expuesto, la semFYC se posiciona en pos de una hostelería sin humo, introduciendo terrazas y zonas compartidas de algún naturaleza en ese sector, y ten en cuenta que el derecho a la salud está recogido en todas las Cartas fundamentales y en la Constitución, como un derecho primordial, no siendo de esta forma el derecho a fumar. Baleares, Canarias, Aragón, Comunidad Valenciana y Asturias ahora han adoptado esta medida al amparo del estado de alarma.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *