Policía analiza las cámaras y los cuadrantes horarios para conocer a los autores de supuestos sabotajes en el Zendal

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) – Agentes de la Policía Nacional están ya analizando las cámaras de videovigilancia y los cuadrantes horarios de los trabajadores del hospital Enfermera Isabel Zendal, además de tomar testimonio a


MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) –

Agentes de la Policía Nacional están ya analizando las cámaras de videovigilancia y los cuadrantes horarios de los trabajadores del hospital Enfermera Isabel Zendal, además de tomar testimonio a usados y causantes de este centro, para conocer a los autores de los supuestos sabotajes que la Red social de La capital española ha denunciado esta semana, han afirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

No obstante, tanto en la zona de cuidados intermedios incluido el almacén como en la zona de control de enfermería no existen sistemas de supervisión que pidieran haber captado imágenes de los hechos. Solo hay cámaras en el pasillo general de la planta -1, lugar en el que están los servicios generales, incluyendo el almacén general, en el que no se ha detectado robo alguno.

Según la denuncia que ha anunciado el día de hoy la ‘Cadena Ser’, los supuestos hechos han comenzado la semana del 18 de enero, se produjeron ciertos robos y boicots. Entre los primeros, recopilan varios ambús de carro de paradas, laringoscopios, conexiones de oxígeno, un portátil, un display de broncoscopio con su fuente de nutrición, un Airvo2 (sistema de prominente fluído) con un valor de 4.000 euros, una decena de ambús resucitadores, siete pinzas magill, entre otros instrumentos médicos.

Entre los sabotajes pone numerosos ejemplos, como el acceso sin autorización a la salón de servidores. Según señala la demanda, alguien desenchufó varias conexiones y dejaron una parte del hospital sin Internet durante una hora u hora y media, lo que supone que los médicos no tuvieran conexión con los aparatos que miden la telemetría de las constantes vitales de los pacientes.

También apuntan el desenchufe de termos eléctricos del agua caliente, que en múltiples ocasiones han lanzado todo tipo de material a lo inodoros atascándolos, han tirado al suelo material contaminado y se han dejado grifos libres poniendo un papel sobre el sensor.

A la demanda se incorpora el testimonio de un vigilante que asegura que en una ocasión alguien activó la alarma de evacuación de madrugada en el cuarto de contadores, «con grave trastorno para los pacientes, toda clase de personal y generar un estado de preocupación, incluso de pánico, al activarse una grabación por la megafonía, indicando los pasos para abandonar las instalaciones», tiene dentro el escrito.


Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *