Francisco Polo: «Queremos transformar España en un paraíso del talento»

En la esquina de la primera planta del Edificio de Semillas en La Moncloa tiene su despacho Francisco Polo. Él fue entre los fichajes estrella de Pedro Sánchez para la Ejecutiva del PSOE que salió

En la esquina de la primera planta del Edificio de Semillas en La Moncloa tiene su despacho Francisco Polo. Él fue entre los fichajes estrella de Pedro Sánchez para la Ejecutiva del PSOE que salió después de las primarias del partido en 2017. El que fuera directivo de Change.org y reconocido activista de los derechos LGTBI trabaja muy de cerca de nuevo con el presidente del Gobierno, que le ha solicitado una misión: mudar las bases productivas a través del emprendimiento.

Tras su paso por la Secretaría de Estado para el Avance Digital y con la llegada del nuevo Gobierno de coalición, Sánchez le ofreció un puesto que es dependiente directamente del presidente: el Prominente Comisionado para España Nación Emprendedora. Estos días finiquita con su equipo la estrategia que se presentará pronto tras un año de adversidades para la pandemia. Pero lo sabe, hay que trabajar con vistas a en una década, para revolucionar el ecosistema del emprendimiento y transformarlo en una fuente de empleos de calidad. En esta línea, este año los capitales recogen 1.800 millones de euros.

“Una misión de país”, repite constantemente durante la entrevista, con numerosos objetivos. Uno es que pille a España mejor en el momento en que llegue una crisis económica, aparte de eliminar brechas como la de género y generacional. Llama a todos a aprovechar los fondos de europa. El Gobierno, entiende, debe accionar como motor de inversión y tiene una meta: convertir al país en un polo de atracción para los emprendedores y el talento. ¿Lo conseguirá?

¿Qué es precisamente el Prominente Comisionado y qué hace?

Es un nuevo órgano con una misión primordial: pensar de qué forma tenemos la posibilidad de editar las bases productivas de este país a fin de que con cada crisis económica no suframos tanto. Hay otros países que se recobran prontísimo, con economías muy resilientes y no por casualidad, sino más bien porque tienen un sistema productivo con algunas características. Nos encontramos articulando una misión de país para transformar España en una nación emprendedora. 

¿Y eso qué significa?

Esencialmente, hacer del emprendimiento innovador el rompehielos de un nuevo modelo económico. Pero no únicamente, sino que eso vaya acompañado de todos los ámbitos industriales de la economía de españa y de las principales empresas. Con una manera propia del siglo XXI: no dejando a nadie atrás. Deseamos cerrar además de esto una secuencia de brechas sociales, como la de género, la territorial, la generacional y la social y económica.

¿El hecho de crear este órgano significa que España no era emprendedora?

No, naturalmente. España es una nación emprendedora. En ocasiones en política se critica que no se piensa a largo plazo, aquí nos encontramos diseñando una estrategia pensando en un horizonte a diez años para que en 2030 España se transforme en la nación emprendedora de mayor encontronazo popular de la historia. Poseemos nuevos negociantes y emprendedoras de tremenda calidad con proyectos atrayentes. Lo que nos encontramos articulando es un emprendimiento completo donde ponemos al campo del emprendimiento innovador para trabajar para todo el país, en una colaboración generando círculos virtuosos con los diferentes ámbitos.

¿Qué debe significar este plan en diez años? ¿Cuánto debe dar al PIB?

No lo hemos calculado en concepto de PIB por el hecho de que, en el final, el ámbito del emprendimiento innovador a día de hoy es pequeño o tiene un peso pequeño respecto al grueso de la economía, de esta manera es en todos los países avanzados. Pero lo que sí deseamos hallar es que ese ámbito tenga toda la potencia posible. Queremos trabajar en 4 misiones. Una es acelerar la curva de inversiones y hallar cerrar la distingue que poseemos con nuestros principales competidores, Francia y Alemania, que ahora mismo nos duplican. Deseamos que España se transforme en el primer país de la Europa continental en tasa de inversión. Segundo: queremos convertir España en un paraíso del talento, que sea capaz asimismo de retener y atraer el talento internacional. Tercero: conseguir que un número creciente de compañías innovadoras no vendan la compañía como sinónimo de éxito, sino que un porcentaje más grande piense en escalar e internacionalizar, en comprar otras empresas para empezar a hacer las compañías que en 2030 nos darán una cantidad enorme de empleos de calidad. Y cuarto: que la administración pública se convierta en un sector público emprendedor. 

 

Estamos diseñando una estrategia a fin de que en 2030 España se convierta en la nación emprendedora de más grande encontronazo social de la historia

¿Desean convertir al Gobierno en el primordial business angel aquí en España? ¿Cuánto dinero se marcha a invertir?

El Estado tiene una función fundamental. Hay enormes inversiones y sostenidas en el tiempo que solo puede llevarlas a cabo el Estado. Debe entender ese papel. Ahí está el plan de recuperación y resiliencia, los fondos se van a extender durante seis años. Ese es el papel, junto a generar marcos regulatorios favorables y llevar a cabo las cosas sencillas. 

¿Y en cuánto se dinero se traduce esto?

Hemos trabajado muy intensamente con los diferentes ministerios para que ahora en los capitales existan líneas ligadas a la nación emprendedora. Se recogen setenta líneas que argumentan a 1.803 millones de euros para sentar las bases de la nación emprendedora. Nunca en la narración de este país habíamos tenido un capital de esa magnitud. 

¿Van a poder recibir los jóvenes nuevos negociantes dinero de los fondos europeos?

Algún empresa puede presentarse para absorber fondos europeos. Hacemos un llamamiento a fin de que todo el mundo se plantee qué proyectos puede presentar. Nos acercamos a las empresas para que conozcan los fondos.

Habla de España como un gran paraíso del talento, pero lo que observamos estos días son noticias constantes de estudiosos, de emprendedores y sanitarios que aseguran que trabajan fuera de este país porque no tienen ocasión aquí. ¿De qué manera se puede revertir eso?

Eso es exactamente lo que deseamos revertir, en nuestra generación fuimos muy siendo conscientes de cómo la previo crisis económica provocó esas fugas de talento. A fin de que eso no ocurra necesitamos una economía que sea fuerte, que sea con la capacidad de producir cargos laborales de calidad, indefinidos y mejor pagados. Tenemos que hallar, sin que desaparezca nada de lo que poseemos en este momento, que otros sectores afloren y tengan un mayor peso. El sector del emprendimiento innovador genera entre la mitad y tres cuartas unas partes del empleo neto en los países avanzados. 

En los presupuestos hay 1.803 millones de euros para sentar las bases de la nación emprendedora

Charla de misión de país, pero una cosa que vimos es que el sentido de país y la unidad no fueron de la mano en el plano político. ¿Mencionó con la oposición, con el PP? ¿Tiene su apoyo para esta estrategia?

Es un plan transversal y hemos venido haciendo un trabajo con infinidad de colectivos especializados para articular el primer documento. Próximamente lo presentaremos, y a partir de ahí es en el momento en que vamos a poder hablar con el resto de fuerzas políticas para presentarlo y a fin de que se puedan incorporar. En la construcción del archivo inicial, en el que todavía estamos haciendo un trabajo, hemos cooperado con gente de todo tipo de sensibilidades políticas. Es un plan que puede trascender a algún Gobierno. 

¿Y lo ha hablado con sus asociados de Gobierno? Recientemente andan un poco a la gresca…

Dentro del Gobierno hablamos con todos y cada uno de los ministerios y les hemos anunciado la estrategia. Pudieron contribuir, venimos trabajando con mucha coordinación con todos, tanto los que provienen del PSOE como de UP.

Emprendimiento, compañías… pero la imagen que traslada la oposición es que quieren transformar España en Venezuela, ¿es de este modo?

Deseamos hacer de España una nación emprendedora y que sepamos que tenemos la posibilidad de tener una carrera garantizada en este país. Que la multitud joven pueda vivir en una casa digna, que logre desplegar su proyecto de vida, que pueda efectuar los sueños que ha tenido. Eso se hace entendiendo cómo se tiene que transformar un país y sus bases económicas. 

¿Exactamente en qué espéculo se debe mirar España? ¿Silicon Valley, Israel, los países nórdicos?

Llevamos muchos años haciendo un trabajo para desarrollar la misión y lógicamente hemos mirado prácticas de muchísimos países. Y con total sinceridad: no tenemos ganas ser como ninguno de los países, queremos articular nuestro modelo. 

En el archivo inicial, en el que todavía nos encontramos haciendo un trabajo, hemos cooperado con gente de todo tipo de sensibilidades políticas

El mundo del emprendimiento tiene una imagen muy cool, muy actualizada, muy Silicon Valley. Hablaba de trabajo de calidad, pero también vemos mucho empleo precario, como los riders. ¿Cuándo estará la ley rider?

Es algo que debe responder la ministra de Trabajo. Nosotros estamos centrados en crear un modelo de país que produzca empleo de calidad, que nos dote de sobra derechos. Impulsamos algo muy diferente a ese tipo de modelos, y trabajaremos para que lo que hagan sea respetar los derechos de los trabajadores y que hagamos que la optimización sea en beneficio de la gente.

Ha habido unos datos durísimos sobre la caída del turismo el año pasado. ¿Es el instante de dejar el modelo de sol y playa o se puede reconvertir?

Pertence a las grandes fortalezas de nuestra economía, por la naturaleza de nuestro país. Debemos proseguir trabajando para que siga siendo así. Pero eso no quita para que al tiempo trabajemos a fin de que se reconvierta este campo y sea más competitivo, eficaz y también innovador.

No queremos ser como ninguno de los países, queremos articular nuestro propio modelo

¿España puede transformarse en un polo de atracción para nuevos negociantes?

Absolutamente, España tiene todos los activos para convertirse en un paraíso del talento. Tenemos las mejores escuelas, universidades y centros de formación del mundo, y debemos ser capaces de retener el talento. Y tenemos la aptitud de atraerlo. España es un país muy atrayente por el sol, el medio ámbito, la cultura, la comida… Es el instante de poner negro sobre blanco todas y cada una de las herramientas para atraer ese talento como los visados y competir en igualdad de condiciones.

¿Y de qué forma podemos competir, por ejemplo, con una Irlanda con esos incentivos fiscales?

Los incentivos fiscales no son la única herramienta que tiene un país. Están los visados y más herramientas. También atraer inversiones.

El presidente del Gobierno prometió una ley de startups. ¿Cómo está?

La consulta pública terminó. Me encargué en mi previo etapa como secretario de Estado, es una normativa que se encontraba muy avanzada. En su valoración del año pasado, volvió a reiterar que íbamos a enseñar en este semestre la estrategia de nación emprendedora y en un acto en World Summit volvió a poner encima de la mesa que una de las primordiales normativas que iremos a aprobar esta legislatura es la ley de startups. 

Citaba a los jóvenes. ¡Qué drama poseemos! En España hay un 40% de desempleo juvenil, veinte puntos por encima de la UE. ¿Qué puede llevar a cabo la nación emprendedora?

De ahí nace la iniciativa de plantearse la transformación de las bases productivas. Ocurrió lo mismo en el año 2008. Las crisis económicas siempre y en todo momento se ceban con la gente más débiles y eso hay que cambiarlo. 

Cuando se ven las fotografías de los presidentes del gobierno desde hace años con los enormes empresarios, entre los comentarios que se hacen es que es una instantánea eminentemente masculina. ¿De qué manera se puede acabar con la brecha de género en las empresas innovadoras? ¿Existe machismo en este ámbito?

No es diferente al resto de la sociedad. Nos encontramos con la brecha de género asimismo en el campo del emprendimiento innovador. Utilizamos los datos a fin de que nuestro campo sea siendo consciente de la debilidad que estamos generando al no cerrar esa brecha de género: sabemos que un hombre tiene un 60% más de posibilidades de conseguir fondos de un fondo de capital peligro para su emprendimiento. Los emprendimientos liderados por mujeres o con equipos directivos en paridad obtienen varios mejores resultados financieros que las compañías solamente dirigidas por hombres. Lo razonable y lo inteligente es integrar a más emprendedoras y equipos que trabajen en paridad a la economía del emprendimiento. No vamos a poder construir una nación emprendedora si no contamos con el 50% de la población y del talento.

Los proyectos dirigidos por mujeres o con equipos directivos en paridad obtienen muchos mejores desenlaces financieros

Fue escogido parlamentario por Barcelona. Queda poco para las selecciones catalanas. ¿Confía en el efecto Illa?

No existe tal efecto, lo que hay es un aspecto Illa. Es un político que demostró su valía haciendo en frente de la más grande pandemia en un siglo con eficacia, con capacidad de rendir cuentas y con tranquilidad en una política tan polarizada. Es el ejemplo de político que requerimos para el presente y que, sin duda, puede articular el futuro de Cataluña.

En este plan para diez años y pensando en los jóvenes que lean esta entrevista, ¿qué ámbitos van a tener más potencia en la próxima década y qué carrera tienen que estudiar?

Todo el planeta debe estudiar lo que quiera y aquello que le apasiona. Sin duda, todas y cada una de las carreras de ciencia, tecnología y también ingeniería, las artes asimismo y las matemáticas. Nos darán un trampolín para lograr realizar desde ahí lo que deseamos. Lo que deseamos trabajar es que desde diferentes ámbitos industriales, tecnológicos, de la civilización, financieros, de la transición ecológica… se vaya avanzando en esas incorporaciones de eficacia, en esa modernización. 

De hecho, ¿cree que en diez años proseguirá aquí y Pedro Sánchez en La Moncloa?

Diez años es bastante tiempo. Lo que sí creo es que viene un periodo en el que la gente se ha dado cuenta de que es necesario un Gobierno que tenga visión de futuro, y este lo tiene claramente, y que sea trabajador y con la capacidad de poner en marcha proyectos. Este es un Gobierno que trabaja infatigablemente para mitigar los efectos de la pandemia y salvar vidas. En segundo lugar, hacer frente al efecto económico. Y, sobre todo, pensar más adelante y tener visión para potenciar diferentes sectores y articular un emprendimiento común para todos y cada uno de los españoles. La gente lo ve y se abren las puertas a tener un periodo de crecimiento y prosperidad con un Gobierno que es capaz de impulsar al lado del grueso de la población la construcción de un país como este.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *