La historia tras esta foto que han visto más de 2,5 miles de individuos en Twitter

Álvaro CarrilloLa fotografía viral de Álvaro y su abuela. Pertence a las fotografías más compartidas de la última semana. En menos de tres días ha tenido un alcance de 2,5 millones de personas en Twitter.

Pertence a las fotografías más compartidas de la última semana. En menos de tres días ha tenido un alcance de 2,5 millones de personas en Twitter. Sus personajes principales, Carmen Peláez, una anciana de 83 años, y su nieto Álvaro Carrillo, de 21. 

Después de un año sin prácticamente contacto humano gracias a la pandemia, este joven malagueño salió a ver a su abuela paterna. “El miércoles me llamó muy triste, la vi muy apagada y le dije que igual me plantaba en su casa. Al rato ahí estaba. Se alegró mucho”, enseña Álvaro, que por el camino incluso llegó a dudar en si finalmente ir o no. 

Las personas mayores son las que tienen más peligro a enfermar gravemente debido al coronavirus. Según el último informe publicado por el Instituto Carlos III, más de 22.000 de las 34.197 defunciones registradas a partir del 10 de mayo son en personas mayores de 80 años, es decir, el 66%. 

Por esto, Álvaro y su familia, igual que muchas otras, solo han hablado con su abuela por teléfono, en tanto que tienen temor de ser asintomáticos y que un contagio tenga secuelas fatales: “La llamamos todos y cada uno de los días y hacemos videollamadas siempre que podemos porque vive con mi tía”.

La unión entre ambos es muy grande. Álvaro, antes de la pandemia, se quedaba a dormir muchos días en su casa antes de ir a clase, en tanto que él es de Rincón de la Victoria y su abuela de Málaga capital, donde tiene la facultad. 

En estos días (Carmen se autoconfinó a finales de febrero del 2020, puesto que tenía miedo de lo que ocurría) solo la ha podido ver en directo, según comenta, en los entierros del marido y del hermano de Peláez, que no murieron por coronavirus.

“Fuimos diez personas y mantuvimos la distancia. Fueron días muy tristes”, asegura este joven estudiante de Propaganda en la Facultad de Málaga, que reconoce que ni pensaron en juntarse para Navidad, ya que su abuela solo sale de casa para ofrecer paseos cortos por espacios abiertos.

Hasta este miércoles. Esa mañana sintió la imperiosa necesidad de presentarse en su casa (Carmen vive con una de sus hijas), sentarse sobre la puerta de enfrente del rellano y charlar durante una hora. “No salió absolutamente nadie ni pasó absolutamente nadie, conque estuvimos bien sosteniendo la distancia y con la mascarilla”, recuerda el malagueño. 

Incluso Álvaro, que siempre va acompañado de un trípode para el móvil inteligente en la mochila por su afición a hacer fotografías, decidió inmortalizar el momento. “La iniciativa era compartirla en el conjunto familiar de WhatsApp, pero cuando vi la fuerza que me transmitió la foto fue en el momento en que me decidí a subirla a la red social”, recuerda.

Desde ese momento, más de 2,5 millones de personas la han visto, algo que no se suponía en la vida. Su publicación transporta mucho más de 4.000 compartidos y 44.000 me gusta. Cifras pasmantes que su abuela no llega a entender.

“Cuando se lo expliqué me preguntó que cómo era posible que la hubiera visto tanta gente pues no entiende de comunidades. Le dije que dos millones y medio de personas pero que no sabía quiénes eran”, recuerda con un sonrisa el joven.

Entre los comentarios que ha recibido, hay de todo. “La mayoría de las personas me afirmaban cosas realmente bonitas o que estaban en una situación parecida. Otros me comentaron que disfrutara de mi abuela que es una suerte tenerlos. Han sido mensajes muy bonitos”, sentencia el joven, que se ha visto desbordado por un sinfín de notificaciones. 

Ahora solo falta que vacunen a Carmen, algo que la familia espera que ocurra en estas semanas, para poder disfrutar de como se merece. 


Photo gallery
Las primeras imágenes reales del coronavirus: de esta manera es de verdad


See Gallery







Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *