Casado y Feijóo se ven en Génova tras el pobre resultado del PP en las catalanas

GTRESPablo Casado (izq) y Alberto Núñez Feijóo, el pasado 16 de julio en La capital de españa. El presidente del PP, Pablo Casado, y el líder del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto

El presidente del PP, Pablo Casado, y el líder del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, han mantenido este viernes un encuentro en la sede nacional del partido, en la calle Génova de Madrid, tras los pobres desenlaces del PP en las catalanas y las críticas del gallego a la mudanza de los populares.

El encuentro ha tenido lugar esta mañana y según fuentes de la dirección de Pablo Casado se ha producido por la presencia de Feijóo en Madrid, donde llegó este jueves para verse con la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

El equipo de Casado ha asegurado, además, que los dos líderes charlan frecuentemente y han restado relevancia a la asamblea. Fuentes populares advierten de que la interlocución es fluida y de que prácticamente nada de lo que dice Feijóo coge por sorpresa a Casado. El dirigente de la Xunta gallega es uno de los barones populares que mucho más mide sus palabras públicamente.

Sin embargo, la asamblea en Génova se produce una vez que Feijóo haya criticado, en sendas entrevistas con Televisión De españa y Cope, la resolución de dejar la sede madrileña para romper con la sombra de la corrupción del partido.

El problema es que, según aceptó este jueves Feijóo, el aviso pilló por sorpresa a todos, ya que Casado avisó durante un Comité Ejecutivo del martes en el que se analizó el mal resultado en las elecciones catalanas del pasado domingo.

“Si cada vez que un partido tiene un inconveniente” va cambiando de sede “no habría una sola sede en España que mereciese ser ocupada por un partido”, ha reiterado Feijóo este viernes, realizando alusión a los casos de corrupción.

Además de esto, ha el líder gallego dijo que “del pasado no se reniega, se aprende”, al tiempo que ha reivindicado el emprendimiento del PP frente a quienes buscaron destruirlo, Ciudadanos y Vox. 

El propio líder del PP, Pablo Casado, opinó hace unos años que cambiar la sede no era solución para desvincular al partido de la corrupción. Los populares han visto este mes de qué forma su antaño tesorero, Luis Bárcenas, ha vuelto al banquillo de acusados por el juicio de la caja B de la formación.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *