Facultad y valores: un tributo a Toni Morrison

Daniel BoczarskiToni Morrison en la Facultad de Illinois, en Chicago (EEUU), en 2010. El pasado 18 de febrero fue la efeméride del nacimiento de Toni Morrison en 1931, escritora estadounidense y Premio Nobel de Literatura.

El pasado 18 de febrero fue la efeméride del nacimiento de Toni Morrison en 1931, escritora estadounidense y Premio Nobel de Literatura. Autora de una obra marcada por la defensa de la justicia, la independencia, la dignidad, el cariño, la igualdad y la ética.

Hoy sus medites acerca de los valores que deberían conducir a la sociedad, lejos de ser parte del pasado, siguen más actuales y necesarias que nunca, como detallan ciertas actitudes en comunidades en las recientes selecciones a Rector en la Universidad de Oviedo, el 12 de febrero. Los primeras comicios telemáticos de su crónica, gracias a la pandemia del coronavirus.

Morrison también fue maestra universitaria aparte de insigne escritora. Si bien ya no está entre , nos dejó no solo un rico legado literario sino más bien también bellos discursos, como el que dio en la recogida de su Premio Nobel o los ofrecidos a estudiantes universitarios en algunas universidades. Sirvan las próximas reflexiones como tributo a esta autora.

La universidad es, y debe ser, un espacio donde se practican y fomentan el pensamiento crítico, el análisis, la lectura, el diálogo entre puntos de vista oponentes, la argumentación y, no nos olvidemos, los valores. A lo largo de la campaña electoral en la Facultad de Oviedo no faltaron las ideas, los debates, los razonamientos, el análisis, la opinión razonada, los comentarios sobre el devenir de esta institución.

Sin embargo, también logró acto de presencia en redes sociales la manipulación de la información y de la verdad para poder votos, si bien con poco éxito. Quizás simulando otras arenas o campos, a veces se podía ver en algunas comunidades la utilización de etiquetas cargadas de significados negativos previos, desprovistas de rigor, cuyo fin era generar una respuesta o asociación negativa automática, carente de análisis y de pensamiento crítico.

La civilización, la lectura, el análisis y el pensamiento crítico son los mejores antídotos contra la pandemia de la manipulación, las llamadas fake news o bulos. Leer, analizar, profundizar, pensar, saber y cuestionar son acciones indispensables en la educación superior. La consigna “mucho texto” no posee cabida. Debe de haber mucho artículo ¡y muchos contenidos escritos! Una sociedad que no leyera, que no apreciara el valor de los libros (y el valor de los valores), sería una sociedad condenada. Leer libera.

No nos tenemos la posibilidad de olvidar de la transmisión de valores en la universidad. Como afirmaba Toni Morrison, los valores se enseñan ejerciéndolos y teniéndolos. Alguien sin valores difícilmente va a poder trasmitirlos al estudiantado. La universidad debe ser ejemplo para nuestros jóvenes y ha de aspirar hacia la excelencia moral.

Como les recuerda Morrison a los estudiantes universitarios en uno de sus discursos: va a llegar un día en que tal vez ocupen situaciones de poder y que determinen la vida de otras personas con sus decisiones. De ahí que, les recuerda la importancia de los valores y esa excelencia moral que nunca se debería descuidar.

Toni Morrison habría cumplido 90 años en este mes de febrero. Nos dejó en el verano de 2019, con una exclusiva obra comenzada, para la que había elegido título. Solo una palabra: Justicia.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *