Una investigación apunta que quienes llevan lentes tienen hasta tres veces menos probabilidades de infectarse

GETTYUn hombre, con gafas y mascarilla en Italia. Si tienes gafas, estás tolerando a lo largo de esta pandemia un problema no menor: el empañamiento incesante de los cristales. Pero no todo iban a ser

Si tienes gafas, estás tolerando a lo largo de esta pandemia un problema no menor: el empañamiento incesante de los cristales. Pero no todo iban a ser inconvenientes: una investigación apunta que quienes llevan lentes tienen hasta tres ocasiones menos probabilidades de contraer el coronavirus.

¿La razón? Tocarse la cara, la nariz, la boca y los ojos después de estar en contacto con el virus podría ocasionar el contagio, pero quienes tienen gafas se frotan menos los ojos. Eso, por lo menos, es lo que afirman estudiosos de la India en una investigación, que aún tiene que ser sometido a revisión, que recopila el diario The Telegraph.

Los expertos apuntan que eso hace a quienes llevan gafas entre dos y tres veces menos propensos a contagiarse, ya que “tocarse y frotarse los ojos reiteradamente” con las manos contaminadas puede ser una “vía esencial” de transmisión.

Los investigadores estudiaron a 304 personas (223 hombres, 81 mujeres) en un hospital en el norte de la India entre el 26 de agosto y el 8 de septiembre. Tenían entre 10 y 80 años y todos tenían síntomas de Covid-19.

Los participantes completaron cuestionarios sobre su visión y hábitos de uso de las gafas. Cerca del 19% notificó que las utilizaba una parte del tiempo.

“Un individuo tiene el hábito de tocarse la cara en promedio 23 veces en una hora y sus ojos en promedio tres veces por hora”, afirma el estudio. “El presente estudio mostró que el peligro de Covid-19 era precisamente 2 o tres veces menor en la población que usa gafas que en la población que no los emplea”, apunta.

Los estudiosos dijeron que los conductos lagrimales podrían ser una ruta de transmisión del virus, llevándolo a la cavidad nasal, y que quienes emplean gafas a lo largo de mucho más de ocho horas cada día tienen menos probabilidades de contraer el virus.

“Tocarse y frotarse los ojos con las manos contaminadas puede ser una vía importante de infección”, afirma el estudio, que añade que “el uso prolongado de gafas puede eludir que los ojos se toquen y froten repetidamente”.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *