Liberadas 4 uruguayas explotadas sexualmente en pisos y calles de Alcalá de Henares

La investigación se inició en el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de la Comisaría General gracias a la información aportada por una ONG MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) – Agentes de la


La investigación se inició en el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de la Comisaría General gracias a la información aportada por una ONG

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) –

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado, a través de un operativo simultáneo llevado a cabo en España y Uruguay, una organización criminal transnacional dedicada, presuntamente, a la trata de humanos, ha informado este miércoles la Dirección General de la Policía Nacional en una publicación oficial.

En la operación han liberado a 4 mujeres que eran explotadas sexualmente tras ser trasladadas desde su país de origen, donde vivían en situación de necesidad económica, para ser obligadas a ejercer la prostitución en la vía pública y en una casa de citas de la ciudad madrileña de Alcalá de Henares.

Ocho personas han sido detenidas –cinco en España y tres en Uruguay– acusadas de ejercer la trata de seres humanos con objetivos de explotación sexual en ambos países.

La investigación se inició desde el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional, merced a la información aportada por una ONG.

La organización trasladaba a las mujeres desde su país de origen hasta España, donde eran recogidas a su llegada al aeropuerto por los principales responsables de la organización o por sus familiares. A continuación, las trasladaban hasta domicilios particulares de Alcalá de Henares o de Guadalajara, o bien se encargaban de que las víctimas se desplazaran en taxi hasta estos domicilios.

Las mujeres contraían una deuda que incluía el pago del alquiler y la manutención por su estancia en la finca donde eran explotadas, y que debían saldar ejerciendo la prostitución.

Los investigados desarrollaban su actividad principalmente en una finca de Alcalá de Henares y en las calles del polígono industrial La Garena, de la misma localidad. Los implicados se servían de familiares en territorio nacional para el control de las víctimas, formando de este modo una organización criminal caracterizada por una fuerte composición y diferenciación de funciones.

La forma de captar a los clientes se realizaba por medio de anuncios publicados en webs de contactos. Asimismo se realizaba directamente ofertando sus servicios en las calles del propio polígono.

EXPLOTACIÓN SEXUAL EN CONDICIONES EXTREMAS

Las víctimas vivían en situación de vulnerabilidad y de enorme necesidad económica en Uruguay. Cuando eran trasladadas a España, se les obligaba a ejercer la prostitución en condiciones muy precarias e insalubres, tanto dentro de la finca como en las propias calles del polígono industrial donde esta se ubicaba.

Antes de su traslado definitivo hasta el lugar donde ejercerían la prostitución, los implicados llevaban a sus víctimas a comprar ropas sensuales para mostrarse ante los clientes.

Cuando llegaban a la finca, se les indicaban los costes de los servicios sexuales, que oscilaban entre 20 y 30 euros. La deuda económica ascendía a 3.500 euros en conceptos de traslado, documentación y ropa, que debían saldar por medio de la explotación sexual.

Los responsables de la organización se quedaban con el 50% de las ventajas económicos que resultaban de la explotación de las mujeres. Las víctimas también debían pagar la proporción de 20 euros cada día en término de hospedaje y conservación. Además, la organización les racionaba la comida.

El horario que debían cumplir era de lunes a sábado desde las 10 hasta las 20 horas. Se les obligaba a ejercer la prostitución hasta en las condiciones más desfavorables, incluso a lo largo del temporal de nieve llamado Filomena y a temperaturas en negativo.

La investigación se inició desde el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional, gracias a la información aportada por una ONG. Las informaciones policiales culminaron con 4 personas liberadas y con ocho detenidos, cinco de ellos en España por los delitos de pertenencia a organización criminal y trata de seres humanos con objetivos de explotación sexual, y tres en Uruguay por el delito de trata de seres humanos, habiendo ingresado 4 de ellos en prisión provisional.

También se han realizado seis entradas y registros, uno en una finca situada en Alcalá de Henares, dos en Guadalajara y otros tres en domicilios situados en Montevideo, la capital de Uruguay. Se ha incautado diversa documentación, efectos informáticos, 16.470 euros, 56.000 dólares y 360 pesos argentinos en efectivo, aparte de varias joyas y efectos de valor.

La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el mail trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la demanda, anónima y confidencial, de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *