Las afirmaciones falsas o sin evidencias de Victoria Abril sobre la vacuna contra la COVID-19

Categorías Ciencia Recursos utilizados Expertos Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE) La actriz Victoria Abril ha concedido una entrevista este jueves 25 de febrero con motivo del Premio Feroz de Honor 2021 con el

Categorías

Ciencia

Recursos utilizados

Expertos

Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

La actriz Victoria Abril ha concedido una entrevista este jueves 25 de febrero con motivo del Premio Feroz de Honor 2021 con el que ha sido galardonada en esta edición. Durante la rueda de prensa, Victoria Abril ha puesto en duda que las vacunas vayan a ser la solución a la pandemia y ha mencionado que su efectividad está por ver.

Ante estas declaraciones, desde la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) han publicado un comunicado en el que manifiestan que están firmemente “comprometidos con las medidas sanitarias impulsadas por las autoridades” y afirman que la ceremonia de los Premios Feroz “cumplirá escrupulosamente con el protocolo de seguridad sanitaria vigente, y la organización exigirá también a todos los asistentes su estricto cumplimiento”.

Las vacunas sí se han probado en el ser humano antes de comercializarse

Como os explicamos en Maldita.es, las vacunas tienen que someterse a unas fases de investigación antes de que sean aprobadas, incluyendo las fases de testeo con pacientes (fases clínicas 2 y 3). En estas etapas se utiliza la técnica del doble ciego: a unos pacientes se les suministra un placebo y/o el fármaco de referencia y, a otros el fármaco, y ni los pacientes, ni los médicos saben quién pertenece a qué grupo hasta el final. Las tres vacunas suministradas en la UE (Pfizer, Moderna y AstraZeneca), ya han pasado esas fases. Una vez finalizadas estas fases, «los investigadores tienen que explicar cuáles son los métodos de fabricación del medicamento y las instalaciones donde se podría llevar a cabo y lo presentan a las autoridades (la europea, la estadounidense y la japonesa son las tres más importantes), y ellas deciden si la información recopilada es suficiente para comercializar o no”, como indicó Roger Solanas a Maldita.es

Finalmente, existe una última fase de experimentación clínica, llamada Fase 4: el medicamento está ya en comercio y se utiliza a gran escala. El objetivo de esta fase es monitorizar los efectos secundarios del fármaco, sobre todo los más raros, que pueden observarse sólo cuando el medicamento es utilizado a gran escala.

Como indica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), una autorización de comercialización condicional garantiza que la vacuna, al ser aprobada: cumple con los rigurosos estándares de la UE en materia de calidad, seguridad y eficacia y se fabrica y controla en instalaciones aprobadas y certificadas de acuerdo con los altos estándares farmacéuticos compatibles con la comercialización a gran escala.

Como ya hemos explicado sobre las fases de investigación por las que tiene que pasar una nueva vacuna antes de ser aprobada, la fase 4 es la última fase de experimentación clínica y ocurre cuando está ya comercializada y se usa a gran escala. El objetivo de esta fase es monitorizar los efectos secundarios del fármaco, sobre todo los más raros, que pueden observarse sólo cuando el medicamento es utilizado a gran escala. 

En esta fase se encuentran las vacunas comercializadas y autorizadas por las autoridades sanitarias contra el coronavirus pero por esta fase pasan todas las vacunas y medicamentos tras ser aprobados. Lo dice la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS): la fase 4 examina los efectos a largo plazo una vez el medicamento se ha comercializado.

Las vacunas ya han demostrado ser efectivas para reducir el impacto de la pandemia

Esto se ha podido comprobar en un estudio realizado en Israel, el país con más dosis administradas hasta la fecha por cada 100 personas, según Our World in Data. Esta recogida de datos, publicadA en The New England Journal of Medicine, se hizo con más de un millón de personas que comparó a las personas vacunadas con las dos dosis de vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus con las que no. Pasado 7 días tras la segunda dosis, las hospitalizaciones por COVID-19 disminuyeron un 87% y las infecciones sintomáticas un 94%. Por su parte, el estudio estima que la mortalidad se reduce en un 72%.

Casos documentados de infección de coronavirus, de COVID-19 sintomática, incidencia de hospitalizaciones, casos graves de COVID-19 y muertes en el grupo vacunado (azul) y no vacunado (rojo).

Este estudio es robusto y supone buenas noticias, coinciden los expertos consultados por Maldita Ciencia. «Los números son sólidos, porque provienen del resultado de vacunar masivamente a muchísimas personas», señala a Maldita Ciencia la viróloga Sonia Zuñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología. El estudio coincide con una comunicación corta publicada en The Lancet que incluía únicamente a una pequeña porción de la población (trabajadores sanitarios), añade la científica.

En Estados Unidos, las muertes en residencias de ancianos se han reducido desde que comenzó la vacunación, que priorizó a los residentes en estos centros. En cambio, las muertes en todo Estados Unidos a 7 de febrero de 2021 por COVID-19, donde las vacunas no han llegado a toda la población general, siguen en niveles más altos que cuando comenzó la vacunación a finales de diciembre. *

Los efectos protectores también se han visto en España. En concreto, en las residencias de ancianos de Asturias y de Cataluña. Recordemos antes que en España se priorizó la vacuna a residentes y personal en centros de mayores.

Infografía publicada por el Ministerio de Sanidad sobre las etapas de vacunación.

En el caso asturiano, tras el inicio de la vacunación en residencias, las muertes de residentes mayores han caído a casi la mitad, mientras que en la población general no vacunada las muertes se han duplicado.

En rojo fallecimientos semanales en residencias asturianas. En azul muertes semanales fuera de residencia asturianas. Fuente: Observatorio de Salud en Asturias de la Consejería de Salud del Principado de Asturias.

En Cataluña, el equipo de Biología Computacional (BIOCOMSC) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) ha analizado los datos de hospitalizaciones y mortalidad en Cataluña. Su análisis muestra que las muertes en residencias pasaron de ser el 40% del total de las muertes por COVID-19 al comienzo de la campaña a ser sólo un 15% después de que más del 70% de los residentes hayan recibido las dos dosis de las vacunas.

Respecto a hospitalizaciones, los residentes pasaron de ser casi el 9% de las hospitalizaciones al comienzo de la vacunación a menos del 4% tras lograr vacunar con dos dosis al 70% de las personas que viven en residencias.

En Francia han muerto 668.516 personas en 2020 por todas las causas: un 8,98% más que en el año anterior

En el año 2020 murieron en Francia 668.516 personas por todas las causas, según los datos del Instituto de Estadísticas y de Estudios Económicos francés: 55.060 más que en 2019, lo que significa que las muertes aumentaron un 8,98%. 

Según los datos del Gobierno francés, a 31 de diciembre habían muerto con COVID-19 64.632 personas. Si el total de fallecimientos por todas las causas fueron 668.516, como hemos mencionado, habrían muerto con COVID-19 el 9,67% de las personas.

* Actualizado el 26 de febrero con más datos sobre el efecto protector de las vacunas.


Primera fecha de publicación de este
artículo: 25/02/2021




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *