“Una asociación blanca y vieja” en los Globos de Oro

El hito de que Chloé Zhao haya sido la segunda mujer en la historia en ganar el Globo de Oro a la Mejor dirección quedó deslustrado por la polémica. Si por algo estuvo marcada verdaderamente

El hito de que Chloé Zhao haya sido la segunda mujer en la historia en ganar el Globo de Oro a la Mejor dirección quedó deslustrado por la polémica. Si por algo estuvo marcada verdaderamente esta gala fué por las críticas a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA). Ninguno de los premiados ha olvidado agradecer a la organización el reconocimiento, pero eso no ha evitado que hayan llovido los comentarios irónicos por su falta de pertenecientes afroamericanos.

“Qué bien ser negro”, “cronistas no negros que van a los pases de prensa intentando encontrar una vida mejor” o, como la definió el actor Sacha Baron Cohen, “una asociación blanca y vieja”, fueron varios de los rechistes más afilados.

Este año se ha cuestionado más que jamás a la HFPA. La industria no sólo ha puesto en cuestión su probabilidad por no tener ni un solo miembro afroamericano y por ser un grupo de 87 cronistas que no admite más miembros, sino también se le ha tachado de tráfico de influencias. “La manera en que nominan y votan es vergonzosa”, explicó la cómica Amy Schumer en Los Angeles Times. “Puedes proceder a Hollywood Bulevar y tener un Globo de Oro”, se ha bromeado asimismo en la gala.

Por su lado, Rosamund Pike, premiada por I care a lot, ha querido agradecer a quien “reconoce el lado oscuro de la comedia” tal como “al sistema legal estadounidense tan garrafal que hace posible generar historias” como la de esta película, sobre una estafa a un conjunto de ancianos.

Los rechistes sobre la atípica celebración tampoco podían faltar. Este año, el hotel Beverly Hilton ha sufrido la ausencia de actores y directivos, que se han convertido en protagonistas, en esta ocasión, de videollamadas. Tampoco fué un drama, según las presentadoras Tina Fey y Amy Poehler, por el hecho de que “estos premios con actores son un coñazo”: “Meryl Streep tan borracha que no sabe por qué película la han nominado y Oprah Winfrey escribiendo su nombre por todo el mantel…”.

Eso sí, la aparición de Jane Fonda no ha recibido crítica alguna, al revés. La actriz, que ha recogido el Premio Cecil B. DeMille en honor a su trayectoria, ha criticado esa “historia” que “da miedo oír en esta industria, qué voces respetamos y cuáles ignoramos. A quién brindamos sitio a la mesa y a quiénes no” para reclamar diversidad.

Y con todo ello, ha sido una noche llena de sorpresas. La mejor actriz trágica no ha sido ni Viola Davis, ni Vanessa Kirby, ni Frances McDormand, ni Carey Mulligan. El bombazo lo dió Andra Day, por Los EEUU contra Billie Holliday.

Tampoco Jodie Foster se esperaba ganar su cuarto Globo de Oro a Mejor actriz de reparto por The Mauritanian ni el equipo de The Crown hacerse con 4 premios, y seguramente David Fincher (Mank) no se veía con las manos vacías. Pero así se ha ido.

Y una vez más, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood ha vuelto a dejar sin galardón a Anthony Hopkins (El padre). El intérprete estuvo nominado en siete oportunidades, y a sus 83 años se ha quedado sin conseguir el récord de ser el Mejor actor de mayor edad en la historia de los premios. Su interpretación ha cedido frente al trabajo de Chadwick Boseman en La madre del blues, que ha recibido el galardón de manera póstuma. El intérprete murió el pasado 29 de agosto por un cáncer colorrectal.

Era un hito que tres mujeres apareciesen entre las cinco candidaturas a Mejor dirección y fué un jalón que una de ellas gane —Chloé Zhao por Nomadland—. Han tenido que pasar 78 de historia de los Globos de Oro para que se reconozca a una segunda directora, después de que se hiciese con Barbra Streisand en 1984 por Yentl.

Nomadland era el único título de los nominados que representaba realmente a las salas de cine y no a las interfaces. Y esa fué otra de las gracietas: la diferencia entre cine y series en una época donde prácticamente todo se ha visto en uso contínuo con las salas cerradas por la pandemia. La traca final fué en esa línea y la ha dado Chloé Zhao de nuevo: su película ha sido la mejor en frente de El padre, Mank, Una muchacha prometedora y El juicio de los 7 de Chicago, más allá de los pronósticos y si bien el resto de anomalías le haya hecho sombra.

«},»isMapi»:false,»isAmp»:false,»entryId»:»603c29d6c5b601179ebe645b»,»entrySection»:»life»,»isWide»:false,»headerOverride»:null,»noVideoAds»:false,»isNative»:false,»isHighline»:false,»vidibleConfigValues»:null,»customAmpComponents»:["apester-media","playoncenter"],»ampAssetsUrl»:»https://amp.assets.huffpost.com»,»videoTraits»:null}}»>

La alfombra roja de los Globos de Oro 2021




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *