El gesto de Pablo que no captaron las cámaras de ‘Pasapalabra’ y que dice mucho de él

ANTENA 3Pablo, en el popular rosco de ‘Pasapalabra’. Pablo Díaz es ya historia de Pasapalabra. El popular concursante dio al formato su máximo histórico de audiencia la semana pasada al estar a puntito de llenar el

Pablo Díaz es ya historia de Pasapalabra. El popular concursante dio al formato su máximo histórico de audiencia la semana pasada al estar a puntito de llenar el rosco y ganar 1,3 millones de euros.

Antena 3 supo ‘cebar’ el software anticipando que Pablo se encontraba muy cerca de llevarse el premio. La cadena, eso sí, en ningún instante mencionó que el concursante se iba a llevar el bote, si bien fueron muchos los que lo dieron por hecho.

Por último, falló la última letra, la ‘H’. La contestación correcta Hannón y él dijo Herón. Un fallo que provocó el enfado de varios espectadores con Antena 3, al sentirse engañados.

Entre quienes se mostraron sorprendidos estaba la madre de Miguel Ángel de la Cámara, un usuario de Twitter que subió a esa red social un vídeo en el que se veía el chasco de la mujer al notar que Pablo no se llevaba el rosco.

″¿Qué ocurre? ¿Pero qué ha pasado? ¿Pero por qué le han hecho esto?”, se preguntaba la señora, absolutamente sorprendida. El usuario explicaba la relevancia que los concursos tienen para su madre: “Fueron una ilusión para . Un reto durante su confinamiento. Una evasión del dolor por las muertes de gente que conoce. Trato de que haga cosas saludables todos los días: tomar el sol, pasear… Tiene 73 años con artrosis de rodillas”.

Además, explicaba que la mujer tiene un cariño especial a Pablo por el hecho de que dice que es como su nieto David, que tiene cinco años “pero en mayor”: “Listo. Educado”. 

“Es posible que Pablo no gane el bote. Pero a mi madre, les prometo que saber a Pablo le daría una ilusión y un momento inolvidable. Y si le dais Rt a esta historia real, igual sucede”, decía.

Pues dicho y hecho. El concursante ha mandado un vídeo a la mujer que le dejó totalmente sin palabras. “Hola, María Teresa”, comienza diciendo Pablo, cuyo arranque hace ya el grito de júbilo.

“Te deseaba dar las gracias de corazón por el hecho de que es merced a personas tan increibles como tú la razón por la que al final estamos allí. Conque muchísimas gracias, te mando un abrazo enorme”, afirma Pablo.

En el salón de su casa, María Teresa no puede parar de llamarle guapo. ”¡Uy! ¡Qué bonico! ¡Qué bonico! ¿Yo veré así a mi David? Tienen que pasar muchos años para ver así a mi David. Pues es que se parece un montón a ti, Pablo, se parece un montón, hijo mío. ¡Ay qué detalle mucho más bello! Me has levantado un poco el ánimo”, dice la mujer, visiblemente emocionada.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *