Villarejo sale de la prisión y denuncia torturas: «Las cloacas no desarrollan mierda, la limpian»

EFE / VÍCTOR LERENAEl excomisario Villarejo, nada más salir en independencia condicional “Me han tenido preso a fin de que no hablara. Y por bastante maltrato al que me han sometido, prosigo vivo. Es una

“Me han tenido preso a fin de que no hablara. Y por bastante maltrato al que me han sometido, prosigo vivo. Es una putada para los que lo han intentado”. Estas fueron las primeras palabras del excomisario José Manuel Villarejo tras su salida de la prisión de Estremera este miércoles por la tarde.

Su puesta en independencia provisional, que ha contado con el respaldo de la Fiscalía Anticorrupción, se ha producido después de las 18:30 horas de este miércoles. Su salida, al suspenderle la prisión provisional tras tres años y medio de encarcelamiento, conlleva una secuencia de medidas cautelares, como la retirada de pasaporte, la prohibición de escapar del territorio español y la obligatoriedad de comparecer a diario frente a un juzgado. Hablamos de requerimientos para asegurar su presencia ante las autoridades, evitando peligros de una fuga que nuestro Villarejo ha negado de forma tajante.

“Confío en que ahora podré defenderme. Lo único que deseo es defenderme, naturalmente todos saben que es patraña eso de que quiera escapar. Me agradaría que los medios recordaran aquello de la presunción de inocencia”, ha pedido.

Villarejo, que se traía bien preparado lo que deseaba decir, no ha retrasado mucho más de un minuto en publicar sus asaltos contra los que le han considerado parte de las cloacas, una acusación con la que tampoco se mostró en desacuerdo. “Digo lo habitual: las cloacas no generan mierda, la limpian”, ha soltado, desafiante.

El excomisario de Policía ha aparecido con una boina, una mascarilla con la bandera de España y un parche en el ojo derecho, tras los problemas de visión que padeció hace unas semanas y que requirieron su ingreso en un hospital. 

“Me lo han robado todo, pero no tienen la posibilidad de hurtarme el defenderme, sigo defendiendo la Justicia, por el hecho de que si no, mi vida no habría tenido sentido”, ha lamentado en su breve comparecencia ante los medios que le esperaban fuera de prisión madrileña y a los que no ha querido contestar a preguntas. “Voy a contestar a todo, son 30 piezas. Declararé mañana y será bien interesante”.

Lo que sí ha hecho es pedir que cambien el tratamiento hacia él, para eliminar “lo de excomisario”. “Soy comisario de Policía y he tenido el honor de trabajar para mi país”.

Antes de despedirse de camino al coche que le esperaba, también ha dedicado unos segundos para charlar de la situación de Juan Carlos I, algo que definió como “injusto, sin estimar ingresar en ese tema”, más allá de que ha enfatizado lo que los españoles “debemos” al rey emérito.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *