El tuit de Jordi Évole que deja bien a las visibles qué le ha parecido esta gala de los Goya

GETTYEl periodista Jordi Évole. Si existe algo clara en la gala de los Goya del año en curso es que ha sido totalmente diferente a las de años anteriores. Antonio Banderas y María Casado han

Si existe algo clara en la gala de los Goya del año en curso es que ha sido totalmente diferente a las de años anteriores. Antonio Banderas y María Casado han conducido un espectáculo considerablemente más sobrio y contenido de los acostumbrados.

Quizá por el contexto de la pandemia, lo cierto es que apenas ha habido espacio para los chistes, los chascarrillos y el humor que venían siendo habituales en los últimos años.

Además, las cuestiones de inseguridad por el coronavirus han hecho que la presencia de los actores en la gala fuera muy reducida: los nominados han intervenido por videoconferencias y únicamente quienes entregaban los premios estaban presentes en el Teatro Soho Caixabank de Málaga.

Todo ello ha causado que la gala haya sido más directa y rápida que a veces anteriores. ¿El resultado? En las comunidades hay una marcada división entre quienes creen que ha sido la mejor gala de los últimos tiempos y quienes defienden que el espectáculo ha sido absolutamente soporífero.

Entre los primeros está el presentador Jordi Évole, que ha dado su definitiva opinión en Twitter puntualizando primero que ya sabe que “lo que mola es rajar”.

“Pero en un año como este no se me sucede mejor Gala #Goya2021 que esta. Muy elegante, sobria, ágil, sentida y con la pasión y emoción de los premiados en el hogar”, escribió antes de dar la suerte a Antonio Banderas, a María Casado y a la Academia del cine. 

Las niñas, la historia de pérdida de inocencia ambientada en la Zaragoza de 1992 que dirige Pilar Palomero, ha triunfado en una gala que se recordará como la de la pandemia, con los nominados conectados por vía telemática y estrellas de Hollywood dejando mensajes de acompañamiento.

La cinta de Palomero se llevó los premios a mejor película, mejor dirección novel, guion original y fotografía en una liturgia que tuvo como sede presencial el Teatro Soho de Málaga y a Antonio Banderas y María Casado como maestros de ceremonia.

Salvador Calvo ganó el Goya al mejor directivo por Adú, una narración acerca de inmigración que el público ha respaldado masivamente en las salas -se estrenó antes de la pandemia- y que ha obtenido también los premios de mejor sonido, dirección de producción y actor revelación para un extasiado Adam Nourou.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *