El Gobierno pospone al viernes la aprobación del paquete de ayudas a compañías

EFE/J.J. GuillénEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente tercero, Pablo Iglesias, en el Congreso. Estaba pensado que el bulto de ayudas públicas de 11.000 millones de euros a empresas se aprobase este martes.

Estaba pensado que el bulto de ayudas públicas de 11.000 millones de euros a empresas se aprobase este martes. Sin embargo, nuevas solicitudes por parte de Unidas Podemos ha provocado que se posponga hasta el Consejo de Ministros extraordinario convocado para este viernes. 

Las tensiones entre la vicepresidente económica, Nadia Calviño, y Unidas Podemos, según apunta El País, ha alcanzado estos días su punto culminante y ha precipitado el retraso de la aprobación a las ayudas al campo de la hostelería, el turismo y el comercio, que Pedro Sánchez anunció hace ahora un par de semanas. 

Esta medida se sustentará por medio de tres fondos de acompañamiento directo a las empresas. Uno con ayudas a empresas afectadas canalizadas por las comunidades autónomas, otro de conversión de créditos ICO y un tercero de recapitalización de compañías medianas, según han confirmado a Europa Press fuentes gubernamentales.

Así mismo, el Consejo de Ministros aprobará el viernes el nuevo paquete dirigido a evitar los problemas de solvencia en las compañías, singularmente las pequeñas y medianas empresas, tras el encontronazo sufrido por las limitaciones de la tercera ola del coronavirus. Esto sucede después de que el Gobierno aprobara el año pasado 40.800 millones (5% del PIB) en ayudas directas, principalmente los ERTE, y tenga puesto en compromiso hasta hoy un 2% del PIB en 2021 a este fin.

Transacciones directas a las compañías

Al anunciar este paquete de ayudas, Sánchez mencionó que eran primordiales para proseguir apoyando a los campos que se encuentran en una situación extremadamente compleja, como el turístico, la hostelería, la restauración o el pequeño comercio.

Además, explicó que esos 11.000 millones de euros servirán para reforzar la solvencia de sus balances y retomar su actividad económica, hacer las inversiones primordiales y contratar a los trabajadores que requieran para comenzar en plenitud de facultades la restauración económica.

Mientras, Unidas Podemos defiende que por lo menos 8.000 millones de euros deben ser transferencias directas a las empresas y que deben ser gestionadas por el Estado para ser homogéneas en todo el territorio.

Según las líneas generales de la iniciativa de Unidas Podemos, las ayudas no deben ponerse un límite a determinados sectores, sino deben estar abiertas a todas y cada una de las compañías que las requieran aunque abogan por el hecho de que estén condicionadas al cuidado del empleo para eludir abusos o malas prácticas.




Source backlink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *