Millones de capitanas | El HuffPost

Christophe Gateau/picture alliance via Getty ImagesCarola Rackete, capitana de barco alemana que ha trabajado para la organización de rescate marítimo Sea-Watch. Carola Rackete, joven capitana del barco Sea Watch 3, leva anclas la madrugada del

Carola Rackete, joven capitana del barco Sea Watch 3, leva anclas la madrugada del sábado 29 de junio de 2019 para arrimarse al puerto de Lampedusa con 40 personas a las que ha salvado del naufragio, a sabiendas de que, por el hecho de ser aquellas personas migrantes, deberá confrontar a la justicia.

Aida Quinatoa, activista ecuatoriana residente en La capital de españa, empieza en 2008 a ver la letra pequeña de las hipotecas y acredites cruzados que ella y sus compatriotas habían firmado y los reúne en torno a la asociación CONADEE, para entonces ser entre las portavoces de la Plataforma de Damnificados por la Hipoteca (PAH).

Anita Sirgo, Tina Pérez y Celestina Cobrizo, marxistas asturianas, afirman a golpe de tacón en 1962 una huelga de un par de meses de los mineros en Llangréu, resisten a torturas y represalias, y consiguen doblarle el brazo al propio Franco que debió mandar a un ministro a negociar la subida salarial y el objetivo de la huelga.

Rafaela Pimentel, que desde 1992 trabaja en España, se organiza en 2006 con otras compañeras trabajadoras del hogar y crean Territorio doméstico para reclamar dignidad y derechos laborales, tal como la ratificación del Convenio 189 de la Organización En todo el mundo del Trabajo.

Cristina Fallarás, periodista y escritora, capitanea en Twitter el movimiento #Cuéntalo. Lo impulsa el 26 de abril de 2018 y a los pocos días transporta casi tres millones de relaciones, de muros de silencio rotos para charlar de las agresiones sexuales que centanares de miles de mujeres han sufrido.

Ainhoa Tirapu, futbolista y entrenadora, adjuntado con otras muchas compañeras empieza la primera huelga indefinida del fútbol femenino el 16 de noviembre de 2019 para reclamar un convenio de mínimos que hasta entonces no tenían y que se consigue firmar en el mes de febrero de 2020.

Nevenka Fernández, concejala de Hacienda de Ponferrada, dimite de su cargo el 26 de marzo de 2001 a causa del acoso ejercido por la parte del alcalde, Ismael Álvarez, e comienza un proceso que termina con la primera sentencia como condena por acoso sexual en España.

Son algunas de millones. La mayor parte son anónimas. Millones de capitanas que distribuyen tácticas para proteger derechos, para reclamar ciudadanía, para proteger lo común. En nuestro país, y en el planeta, contamos millones de ejemplos de pelea que nos han dado la ciudadanía que aún queda por asegurar de forma eficaz para todas las personas, pero que no cesa en su avance.

En mar o en tierra, el machismo nos ha volcado sus supersticiones, sus prejuicios y su opresión. Y han sido capitanas valientes, de las que saben que llevar el timón implica entender lo colectivo, quienes han roto ideas y mantras que ahora solo repiten unos pocos que elaboran su alegato con el odio y oraciones retrógradas. Somos gente pequeñita a hombros de gigantas.

Ese testigo es apreciado y genera respeto. Cada día veo de qué forma esa perspectiva la encarnan las mujeres que están en ayuntamientos, en parlamentos autonómicos, en gobiernos. Y pienso especialmente en las feministas que desde el Ministerio de Igualdad se ocupan de los derechos de todas las mujeres. De todas las mujeres sin exclusión.

No existe el hombre que tiene todas y cada una de las respuestas. Es una patraña y siempre y en todo momento fué una patraña. Existe el pensamiento colectivo, existe la aptitud de producir comunidad, existe la pelea que comprende que los derechos, o son para todas, o no son derechos. Con el orgullo de sabernos rodeadas de capitanas valientes, proseguimos.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *