Pablo, de ‘Pasapalabra’, explica el porqué de algo que le cuesta muchas críticas todos y cada uno de los días

Pablo Díaz es a diario entre los personajes que más comentarios genera en las comunidades. El concursante de Pasapalabra tiene una legión de entusiastas que lo admiran por sus extensos entendimientos, esos que le llevaron

Pablo Díaz es a diario entre los personajes que más comentarios genera en las comunidades. El concursante de Pasapalabra tiene una legión de entusiastas que lo admiran por sus extensos entendimientos, esos que le llevaron múltiples veces al filo de ganar el bote. Pero, para los gustos los colores, asimismo hay personas a las que no les termina de seducir.

La crítica que mucho más abunda entre estos últimos tiene mucho que ver con la estrategia que Pablo prosigue habitualmente en el rosco: no expone lo mucho más mínimo en la primera vuelta y se la toma en forma de reconocimiento. Ante la mucho más mínima duda en una palabra, elige pasar turno.

Eso provoca que, en el primer tamo de la prueba decisiva, normalmente siempre y en todo momento se quede muy distanciado en lo que se refiere a aciertos en relación a su contrincante. Pero todo cambia en el momento en que ha completado la primera vuelta: Pablo coge el mando, y como ha tenido tiempo para pensar las respuestas, va acertado una a una hasta ponerse por enfrente y ganar.

La táctica es indiscutiblemente efectiva pues Díaz amontona decenas de victorias a sus espaldas, pero recibe muchas críticas a diario por la parte de quienes suponen que de esta manera resta emoción al concurso.

En este momento, el propio Pablo ha explicado por qué elige jugar de este modo: dice que en sus primeros programas procuraba contestar a la primera y terminaba fallando palabras que eran muy simples.

“Fallaba simplemente por ir veloz, por estimar adivinar muchas en primera vuelta, que luego da lo mismo por el hecho de que lo que cuenta es cuántas aciertas en conjunto en el momento en que ahora se acaba tu tiempo. Da lo mismo lo que aciertes en primera vuelta”, explicó en Antena 3.

“Desde entonces yo sí que intento, si me viene la más mínima duda, pasar y ahora la recuperaré en segunda vuelta”, ha añadido.

Asimismo ha explicado de qué forma se sintió hace unos días, en el momento en que falló una palabra que, de acertar, le habría dado el bote. “Sentí un hormigueo en las manos que no se me quitó hasta que respondí el interrogante 25 y fallé”, ha lamentado.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *